Menú

Las Fuerzas Armadas se retiran de todos los pasos fronterizos salvo Ceuta y Melilla

Guardia Civil y Policía Nacional permanecen en los mismos. El repliegue se ha efectuado a petición del Ministerio del Interior.

0
Guardia Civil y Policía Nacional permanecen en los mismos. El repliegue se ha efectuado a petición del Ministerio del Interior.
Militares en la frontera con Portugal. | Min. Defensa

Las Fuerzas Armadas abandonan sus posiciones en las fronteras terrestres. El Ministerio de Defensa ha informado este lunes que los militares dejarán de prestar labores de apoyo a las Fuerzas de Seguridad del Estado en los puestos fronterizos, donde llevaban desde hace algo más de un mes. Los efectivos desplegados volverán a sus unidades, aunque permanecerán preparados por si tienen que volver a desplegarse.

De este modo, se vuelve a la normalidad y serán únicamente la Policía Nacional y la Guardia Civil –en la distribución que está acordada por el Ministerio del Interior– los que se ocupen de los pasos fronterizos con Portugal en las provincias de Pontevedra, Orense, Zamora, Cáceres y Badajoz, y con Francia en las provincias de Girona, Huesca y Navarra. Eso sí, los militares sí se mantendrán en las fronteras terrestres con Marruecos, tanto en Ceuta como en Melilla.

El repliegue de los militares se ha realizado a petición del departamento que dirige Fernando Grande Marlaska, que fue el mismo que solicitó el despliegue de los militares durante la tercera semana de estado de alarma por la pandemia del coronavirus. Esta reducción de efectivos en los pasos fronterizos hará que se siga reduciendo el número de efectivos que permanecen en las calles españolas en la Operación Balmis, que lucha contra el coronavirus.

El Ministerio de Defensa ha explicado que este lunes continuarán implicados en tareas contra el Covid-19 unos 715 efectivos de las FAS –sin contar los 3.000 sanitarios militares– que harán tareas de desinfección en 10 residencias de mayores y centros de salud, en diversas instalaciones públicas y en nudos de infraestructuras, además de apoyar a Cruz Roja en el transporte de alimentos.

También seguirá desinfectando el último diseño de las Fuerzas Armadas denominado Proyecto Atila. Se trata del robot Teodor de desactivación de explosivos al que se le ha incorporado una lámpara ultravioleta y que después de los test realizados la pasada semana ya ha entrado en funcionamiento. Durante la jornada de este lunes hará tareas de desinfección en la residencia Villa Consolación de Zaragoza.

En España

    0
    comentarios

    Servicios