Menú

Rectificación en 'El País': "No tengo ningún dato para decir que Santiago Abascal quiera fusilar a nadie"

El gobierno dictatorial nombra expertos a socialistas y podemitas que deciden quién pasa de una fase a otra.

0

El Mundo

Abre con una entrevista a Dolores Delgado, incomprensible. Con una tipeja que garantiza el éxito de burdeles que proporcionan información vaginal no hay nada de qué hablar.

Comenta el editorial el desbarajuste de la desescalada que el Gobierno ha convertido en un instrumento para castigar y premiar a las comunidades según le viene en gana. El gobierno ha convertido la desescalada en lo único que sabe hacer: política, compra de votos y ataques a la derecha. "Puig y Lambán denuncian ante Sánchez que privilegie al PNV". Dice el editorial que el gobierno puede decir misa, pero las decisiones "no responden a criterios técnicos y sanitarios. El Gobierno está actuando una absoluta falta de transparencia y equidad que hace sospechar que existen intereses ocultos", como todo lo que hacen este par de granujas, no sé de qué nos sorprendemos. "El PNV se ha cobrado su apoyo a Sánchez en el Congreso en forma de plan de desescalada único y la carta". Hay que reconocerle al PNV que se le da bien mercadear.

Y no paran las amenazas de la dictadura socio comunista que nos gobierna. "El órdago del gobierno a la CEOE por los ERTE. Yolanda Díaz advirtió que si la patronal no firmaba, sería más duro". Esto no es un gobierno, es la Mafia.

Federico Jiménez Losantos dice que "el último éxito del PSOE y/o Podemos es lo que podríamos llamar el timo de los expertos, que solo existen para despistar a la opinión pública y linchar a la derecha que se deja linchar. Estos expertos son guardas del orden simonáceo de la pura arbitrariedad". "El timador Simón dice que 'seguramente' tal o cual pasará de fase. ¿Qué es eso de seguramente? Nos esconden los criterios y a los expertos. Nos timan vidas y haciendas. Son abyectos". Y lo que nos queda por ver.

El País

"Madrid, Andalucía y Valencia abren un pulso por avanzar a la fase 1". ¿Para qué? Lo decidirá Sánchez. El País encuentra otro motivo para atacar a Madrid. Hoy por los menús. "Potaje en Sevilla, guisantes en Bizkaia…. Y pizza en Madrid". Incluso han encontrado un niño llamado Rubén de 9 años que dice que "echa de menos el pescado". Para encontrar a un niño que prefiera el pescado a la pizza ya han tenido que rebuscar. Si no se lo han inventado, que en El País sería de lo más normal.

Almudena Grandes se marca una columna de odio a Madrid, al PP, a Ayuso, un reguero de bilis para preguntarse al final "por quién suenan en Madrid las caceroladas". Por el gobierno, Almudena, contra Sánchez, por mucho que te fastidie. Gobierno dimisión, gritan en los balcones.

Y Jorge M. Reverte rectifica su columna del viernes en la que acusaba a Abascal de querer fusilar. "Quiero hacer una rectificación sin que haya habido por medio ni amenazas legales ni presiones de ningún tipo. En mi columna Cucufata hablaba del presidente de Vox, Santiago Abascal, en términos que sobrepasan claramente los límites de la libertad de expresión. Reconozco que lo hice empujado por la ira que me provocan algunos comentarios de gentes su formación". "No tengo ningún dato en que basarme para decir que Santiago Abascal quiera la libertad de fusilar a nadie".

ABC

Encuesta de GAD3. "El PP capta 250.000 votos del PSOE y 650.000 de Cs y Vox". Ya son ganas de tirar el dinero haciendo encuestas sin elecciones a la vista. Porque, como dice Ignacio Camacho, "por muy justificadamente cabreada que esté, la derecha sociológica ha de saber que el coronavirus no va hacer caer a este gobierno. No a corto plazo al menos. Sánchez no corre peligro aunque la oposición le tumbe el estado de alarma". Totalmente de acuerdo.

"Regiones del PP y PSOE denuncian favoritismo mientras Urkullu aplaude a Sánchez. Luis Ventoso se asombra de que el Gobierno se salte la ley y no pase nada. "Es ilegal" no dar el nombre de los supuestos expertos. "La ley incluso obliga a que se revelen los procedimientos de selección de esos expertos y a que exista una declaración de intereses, por si su actividad privada resulta incompatible". ¿Qué ley, Ventoso? En España ya no existe más ley que la que impongan los dictadores Sánchez e Iglesias.

Isabel San Sebastián dice que "no me atreveré a afirmar que estén consintiendo deliberadamente la muerte de millares de ciudadanos indefensos, pero sí estoy convencida de que han calculado perfectamente los réditos políticos que pueden obtener del miedo que atenaza a buena parte de la población, así como de la hecatombe económica que se avecina". "Al presidente y su vicepresidente les viene bien esta pandemia". Ya te digo, pretenden imponer un estado de alarma sine die, les viene al pelo.

"A los madrileños se les castiga porque los gobierna el PP. No solo es el perfecto chivo expiatorio de la negligencia mostrada en todo momento por el Ministerio de Sanidad (ahí está el miserable tuit del Partido Socialista, principal impulsor de las criminales marchas del 8-M, sino que constituye el principal objetivo a batir". Empieza la cacería.

La Razón

"Calviño presiona a Iglesias para hacer recortes en 2021". "El secreto del comité de expertos: altos cargos del PSOE toman las decisiones". Se les ha notado demasiado, ya ni se molestan en disimular.

Dice el editorial que "España no podrá superar esta crisis sin el dinero que venga de Europa, lo sabe Sánchez y también lo debería saber Iglesias", el gallito que se permite amenazar a la UE. Ya se le bajarán los humos. "Esta estrategia le costó a los griegos el 25% del PIB y la ruina de sus ciudadanos. Iglesias no es el mejor acompañante con el que puede contar Sánchez para esta singladura, por lo que no le quedará más remedio que acometer las reformas exigidas, le guste o no a Podemos". Pues no cuentes con ello, Sánchez no va a prescindir de Iglesias aunque se cargue el país.

Muy crítica se muestra La Razón con los "chanchullos del Gobierno" con la desescalada. "Al Gobierno le falta transparencia y unos baremos nítidos que determinen el futuro de las regiones. En realidad, Sánchez y los suyos se han atrincherado en la excepcionalidad desde el oscurantismo y la prepotencia", a unos les premia y a otros "los trata con la displicencia y la hostilidad del déspota". Pues lo que es. A ver si nos vamos enterando de que España ha dejado de ser una democracia para convertirse en el soñado estado autoritario de Iglesias.

En España

    0
    comentarios

    Servicios