Menú

Pedro Sánchez pretende aprobar una prórroga del estado de alarma de un mes que tendría garantizada con PNV y Cs

El presidente telefoneó a Arrimadas y acordaron "seguir trabajando para la consecución de acuerdos futuros".

0
El presidente telefoneó a Arrimadas y acordaron "seguir trabajando para la consecución de acuerdos futuros".
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante una videoconferencia con la líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas. | Moncloa

Se trata de un nuevo giro en el discurso del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, forzado por la situación de extrema debilidad que a punto estuvo de cosechar su primera derrota parlamentaria de la incipiente legislatura. El presidente, que ha defendido durante dos meses su presentación de prórrogas cada quince días para "rendir cuentas" ante el Parlamento, pretende ahora anunciar el sábado una quinta y última prórroga de un mes que le permitiría un balón de oxígeno para no evidenciar sus escasas alianzas parlamentarias.

Según confirman fuentes gubernamentales a Libertad Digital, se trataría de darle cobertura jurídica al llamado plan de desescalada hasta su última fase, la fase 3, que concluiría el 22 de junio si no hay retrasos. La vigente prórroga del estado de alarma concluye el día 23 de mayo hasta las 00:00 y una nueva de un mes ampliaría hasta el 24 de junio la situación de excepcionalidad.

Una prórroga del estado de alarma "distinta", como ya anticipó el mismo Sánchez este fin de semana, que incluiría cambios en el texto normativo como ocurrió la semana pasada permitiendo incorporar las enmiendas al PNV que permiten disolver el parlamento vasco para convocar elecciones o "excepciones" en el plan de desescalada en el País Vasco como la movilidad entre las tres provincias vascas desde la fase 1 que en el resto del territorio nacional no se permite hasta la fase 3.

"Garantizados" PNV y Ciudadanos

De hecho, la ampliación del periodo de vigencia de la prórroga no sólo supone un respiro para el Gobierno sino también para algunos apoyos como Ciudadanos que limitaría así la presión y el estigma de su apoyo a Pedro Sánchez. Fuentes de Moncloa aseguran a este periódico que está "prácticamente garantizado" el voto a favor de PNV y Ciudadanos y tienen la esperanza de que ERC pudiera abstenerse.

La llamada de Sánchez a Arrimadas

Algo que debatieron este mismo martes el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, en conversación telefónica. Según el Gobierno, una "conversación cordial" en la que ambos manifestaron su "voluntad de mantener los contactos periódicos para compartir información sobre la crisis sanitaria y seguir trabajando para la consecución de acuerdos futuros que permitan vencer al virus y contribuir a la reconstrucción económica y social del país". Traducción: Ciudadanos volverá a votar a favor pero no lo hará más.

Fuentes de la formación naranja matizaban a última hora de la tarde que en la conversación "no se ha hablado en ningún momento de la posibilidad de que el Gobierno solicite a la Cámara una prórroga por 30 días", informa Mariano Alonso.

"Su apoyo acaba con la prórroga"

El Ejecutivo es plenamente consciente de que Arrimadas no puede inmolarse apoyando los Presupuestos de Pedro Sánchez y garantizando su supervivencia política y la de la legislatura. "Su apoyo acabará con la prórroga" opinan algunos. Por ello, alaban la disposición al diálogo de la formación naranja pero admiten con desideratums las posibilidades de un acuerdo estable de legislatura. Preguntada por Libertad Digital, la portavoz del Ejecutivo, María Jesús Montero, deseó que "ojalá podamos ampliar esa mayoría que tiene este Gobierno" aunque acotó rápidamente las condiciones: el Ejecutivo no renunciará a ERC ni a su alianza Frankenstein de la moción de censura.

En España

    0
    comentarios

    Servicios