Menú

Interior blinda las fronteras aéreas y marítimas para restringir las entradas en España

La medida entra en vigor este viernes y estará vigente hasta el 24 de mayo. Se adoptan las mismas restricciones que en las fronteras terrestres.

0
La medida entra en vigor este viernes y estará vigente hasta el 24 de mayo. Se adoptan las mismas restricciones que en las fronteras terrestres.
Fernando Grande-Marlaska, ministro del Interior. | EFE

El Ministerio del Interior va a blindar las fronteras aéreas y marítimas. El departamento que dirige Fernando Grande-Marlaska ha emitido una orden para que el próximo viernes 15 de mayo se restablezcan los controles en las fronteras interiores en puertos y aeropuertos, lo que afectará a los vuelos y barcos con origen en países del espacio Schengen, con el objetivo de restringir aún más la entrada de personas en nuestro país.

A partir del momento de entrada en vigor de la medida, tan sólo podrán entrar en territorio nacional por esta vía los ciudadanos españoles, los extranjeros residentes legalmente en España, los trabajadores transfronterizos, los profesionales sanitarios o cuidadores de mayores que se dirijan a ejercer su actividad laboral y aquellas que "acrediten documentalmente causas de fuerza mayor o situación de necesidad".

También seguirán teniendo vía libre para entrar en territorio nacional el personal que está debidamente acreditado como miembro de misiones diplomáticas y las personas que se trasladen a España por "motivo exclusivamente laboral, siempre que se acredite documentalmente".

Asimismo, para poder asegurar la continuidad de la actividad económica y seguir asegurando la cadena de abastecimiento de productos necesarios, estas medidas no serán aplicables "al transporte de mercancías, incluyendo los tripulantes de los buques, a fin de asegurar la prestación de los servicios de transporte marítimo y la actividad pesquera, y el personal aeronáutico necesario para llevar a cabo las actividades de transporte aéreo comercial".

De este modo, las fronteras aéreas y marítimas pasan a tener las mismas restricciones que tienen las fronteras terrestres desde el pasado 17 de marzo, cuando se volvieron a establecer los controles policiales que desaparecieron con la entrada en el tratado de Schengen y que solo se han vuelto a establecer en ocasiones extraordinarias. Una medida encaminada a evitar nuevos portadores de coronavirus desde el exterior.

Precisamente, las Fuerzas Armadas se retiraron ayer de esos puestos fronterizos terrestres, donde venían apoyando a las Fuerzas de Seguridad desde el pasado mes de mayo. Los militares solo permanecen en estos momentos desplegados en los perímetros fronterizos de las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla.

En España

    0
    comentarios

    Servicios