Menú

La Guardia Civil refuerza la casa de Iglesias y Montero con agentes de Villalba, El Escorial y Torrelodones

Según fuentes policiales consultadas por LD, una quincena de guardias civiles de estos municipios madrileños se han sumado al dispositivo.

0
Según fuentes policiales consultadas por LD, una quincena de guardias civiles de estos municipios madrileños se han sumado al dispositivo.
Guardias Civiles en la calle de la casa de Pablo Iglesias e Irene Montero en Galapagar. | Twitter

La Guardia Civil ha reforzado la seguridad de la casa de Pablo Iglesias e Irene Montero en la localidad de Galapagar con agentes llegados de los municipios madrileños de Villalba, El Escorial y Torrelodones.

Según las fuentes policiales consultadas por Libertad Digital, una quincena de guardias civiles de estas 3 demarcaciones se han sumado al dispositivo de seguridad en las últimas horas frente al domicilio del vicepresidente del Gobierno y de la ministra de Igualdad para evitar las caceroladas y protestas de los vecinos contra la gestión del Gobierno del PSOE y Podemos sobre la pandemia de la covid-19.

Habitualmente, un agente vela por la seguridad de los dirigentes de Podemos desde una garita instalada frente a su domicilio 24 horas al día. Este martes, los guardias civiles colocaban vallas y restringían el acceso únicamente a residentes en la calle donde está ubicada la vivienda de Iglesias y Montero. En los alrededores, se contabilizaban hasta 7 coches patrulla de la benemérita aparcados.

La vivienda del líder de Podemos en la urbanización La Navata de Galapagar ha sido objeto en los últimos días de las protestas que se originaron en la calle Núñez de Balboa en el barrio de Salamanca de Madrid y que se han ido extendiendo por diferentes puntos del territorio nacional. Principalmente desde el pasado fin de semana, han sido varios los vecinos que se han acercado a la zona para hacer sonar sus cacerolas y sartenes para reclamar la dimisión del Gobierno por su gestión de la crisis del coronavirus.

Muchos de los vecinos que se congregaban en las cercanías del domicilio de Iglesias y Montero para hacer caceroladas defendían la labor de los guardias civiles presentes, ya que "cumplen órdenes del Ministerio del Interior que dirige Fernando Grande-Marlaska".

Los manifestantes congregados ayer mostraban su indignación por lo que calificaban de un despliegue policial desproporcionado. Durante las protestas, se escuchaban gritos de ¡libertad! y se oía en varias ocasiones el Himno Nacional, así como vítores a la propia Guardia Civil. Algunos vecinos también se unieron a la protesta desde sus casas y posteriormente, la protesta concluía sin ningún incidente.

Desde que se instalara la garita de la Guardia Civil frente a la casa de Iglesias y Montero muchos vecinos de Galapagar han protestado públicamente por primar la seguridad de ambos dirigentes de la formación morada frente a otras zonas del municipio donde habían aumentado los delitos y los robos a casas.

Iglesias "señala" a Ayuso, Abascal y Espinosa

El propio Iglesias se refería ayer a las caceroladas y a los escraches frente a su casa afirmando que si se generalizan protestas como la que estos días están llevando a cabo "gente de derechas" contra algunos miembros del Ejecutivo, como es su caso, frente a sus domicilios, no se sabe "dónde pueden acabar", y lo próximo pueden ser concentraciones "de gente de izquierdas" frente "al apartamento" de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, o la casa del líder de Vox, Santiago Abascal.

"Hoy es gente de derechas manifestándose en la puerta de mi casa. Mañana puede ser gente de izquierdas manifestándose en frente del apartamento de Ayuso, de la casa de los Espinosa de los Monteros o de Abascal", afirmaba mientras señalaba que él no se queja, porque "a la política hay que venir llorado de casa".

Póngase en contacto con nosotros en investigacion@libertaddigital.com

En España

    0
    comentarios

    Servicios