Menú

Illa dice ahora que el Gobierno "siempre" dijo que el uso de mascarillas era "altamente recomendable"

La hemeroteca desmiente al ministro de Sanidad ya que el Gobierno llegó a decir que no tenía "ningún sentido" utilizarlas.

0
La hemeroteca desmiente al ministro de Sanidad ya que el Gobierno llegó a decir que no tenía "ningún sentido" utilizarlas.
Fernando Simón y Salvador Illa, durante la rueda de prensa. | EFE

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha asegurado este jueves en su comparecencia en el Congreso que el Gobierno "siempre" dijo que el uso de mascarillas era "altamente recomendable".

"El Gobierno siempre ha dicho que el uso de mascarilla, desde el decreto del estado de alarma, era recomendable. El Gobierno siempre ha dicho que el uso de la mascarilla no sustituía otras medidas muy importantes, como la distancia interpersonales de dos metros. Y la mascarilla, siempre dijimos que era altamente recomendable, sobretodo cuando no se podía mantener la distancia interpersonal de dos metros", ha sentenciado.

Afirmación desmentida por la hemeroteca ya que, tal y como se puede leer en la noticia publicada por Domingo Soriano en Libre Mercado, el cambio de criterio sobre el uso o no de mascarillas por parte del Gobierno es evidente. El Gobierno no "siempre dijo" que el uso de mascarillas era "altamente recomendable".

  • 25-26 de febrero: Preguntados por el uso de mascarillas Fernando Simón y Salvador Illa aseguraron que no tenía "ningún sentido" que las personas sanas usasen mascarillas. Illa pedía además "no caer en alarmismos" y desaconsejaba "ir con mascarillas por la calle" (las declaraciones de ambos, en el vídeo que Libertad Digital TV publicaba hace unos días "Ocho minutos de infamia que deberían hacer caer al Gobierno del 8-M").
  • Mes de marzo: "Si estás sano, no las uses": durante todo el mes de marzo, incluso tras la declaración del estado de alarma, el mensaje siguió siendo el mismo. El Gobierno desaconsejaba su uso a las personas sanas y sólo las recomendaba a pacientes enfermos o con sintomatología.
  • 1-9 de abril: Ni sí, ni no… sino todo lo contrario: la sorpresa llegaba el día 3 de abril, cuando Pedro Sánchez visitaba una fábrica de ventiladores con guantes y mascarillas (aunque hacía un uso inadecuado de esta última, quitándosela y poniéndosela sin seguir las instrucciones al respecto). En la rueda de prensa posterior al siguiente Consejo de Ministros, los periodistas preguntaban al respecto a la portavoz: ¿había cambiado de criterio el Gobierno? ¿Era recomendable o no el uso de las mascarillas? Su respuesta fue enigmática. Montero dijo que "sería especular" aclarar a los ciudadanos si debían o no debían usar mascarillas. Casi un mes después de declarado el estado de alarma, este hecho, clave para los miles de españoles que cada día tenían que salir a la calle a trabajar o comprar, no tenía respuesta desde el Gobierno.
  • 10 de abril: Ahora sí, son "aconsejables": el día 10 de abril llegaba el siguiente cambio de criterio. El Gobierno comenzaba a recomendar el uso de mascarillas para los viajeros de transporte público y anunciaba que las repartiría en estaciones de autobús y metro.En los días siguientes, iba un paso más allá y comenzaba a recomendarlas para la población en general. Y el 29 de abril, Fernando Simón decía en la Cadena Ser que el uso no era obligatorio, pero sí había una "recomendación fuerte" al respecto.
  • 1-15 de Mayo: El cambio de criterio con las mascarillas de la CAM: mientras el Gobierno central se enredaba en cambios de criterios y explicaciones liosas sobre las mascarillas, algunos ejecutivos autonómicos comenzaban a actuar por su cuenta. El caso más conocido es el de la Comunidad de Madrid. Allí, el equipo de Isabel Díaz Ayuso anunciaba a principios de mayo que pondría a disposición de todos los madrileños una mascarilla FFP2 reutilizables. Y Fernando Simón, en la rueda de prensa diaria que ofrece para comentar la evolución de la epidemia les daba su bendición: "Es una buena medida para las personas sanas", aseguraba el 8 de mayo. El problema es que esto era un tanto (y muy importante) a favor de Isabel Díaz Ayuso. Y el Gobierno no podía permitírselo. Por eso, unos días después el Ministerio de Consumo emitía un comunicado en el que aseguraba que este tipo de mascarillas sólo están recomendadas para profesionales y colectivos vulnerables bajo prescripción médica. En ese momento, llegaba la enésima pirueta gubernamental: el mismo Fernando Simón que el día 8 decía que era muy buena idea, cambiaba de opinión de forma repentina y el día 15 afirmaba que las FFP2 "no están recomendadas para la población en general".
  • 4 de mayo: Obligatorias en el transporte público: una Orden del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) establecía la obligatoriedad del uso de mascarillas que cubran nariz y boca "a todos los usuarios de los servicios de transporte público y colectivo, tanto terrestre, como autobús, taxi, VTC y ferrocarril, como al transporte aéreo y marítimo" a partir del 4 de mayo.
  • 17 de mayo: "Obligatorias", ¿o no?: el último capítulo de la serie llegaba este 17 de mayo, cuando María Jesús Montero aseguraba que el Gobierno regulará la "obligatoriedad" de su uso en espacios públicos. Por ahora, no está claro si esto incluye los paseos o sólo espacios públicos cerrados. Tampoco qué pasará con las terrazas de los bares y restaurantes abiertos (en los que parece complicado consumir con mascarilla) ni si el uso será obligatorio sea cual sea la fase en la que se encuentre cada región.

Puede leer con más detalle la cronología completa en la información de Domingo Soriano de este fin de semana y ver ese cambio de criterio con las mascarillas.

Unas mascarillas que, por cierto, el ministro de Sanidad ha anunciado también este jueves, que a partir de la próxima semana "importantes" empresas textiles van a iniciar la producción de cinco millones. El objetivo es que estas empresas fabriquen, una vez se estabilice la producción, unas 10 millones de mascarillas a la semana, fabricando así un total de 100 millones de unidades.

En España

    0
    comentarios

    Servicios