Menú

ERC culpa a España de las muertes en las residencias geriátricas que gestionan sus consejeros

Atribuye a supuestos incumplimientos del Estado el abandono de las residencias y la muerte de casi cuatro mil personas en centros para mayores.

0

ERC no está dispuesta a asumir ninguna responsabilidad en la muerte a día de hoy de casi cuatro mil personas en las residencias geriátricas que dependían de la consejería de Trabajo, Asuntos Sociales y Familia y cuyas competencias pasaron en abril a la consejería de Salud debido al descontrol, caos y alta mortalidad. Ambos departamentos están en manos de ERC. El consejero de Trabajo es Chakir El Homrani y la de Salud, Alba Vergès.

La dramática situación de las residencias geriátricas de Cataluña salió a la luz pública cuando varios directores de centros pidieron auxilio al Ejército para desinfectar sus instalaciones ante la inoperancia de la consejería de El Homrani, que no dio señales de vida hasta mediados de abril pretextando que había estado enfermo por coronavirus. Sus subordinados pusieron toda clase de trabas a la Unidad Militar de Emergencias (UME), pero la presión de los directores, familiares y las investigaciones abiertas por la fiscalía acabaron con las reticencias antimilitares de los altos cargos de ERC.

El descontrol era de tal envergadura que ERC decidió retirar a El Homrani las atribuciones en materia de residencias para mayores y pasarlas al departamento de Salud. El consejero aceptó la degradación pero se negó a pedir disculpas y mucho menos a dimitir, como pedía Junts per Catalunya (JxCat) por las graves negligencias en la gestión.

ERC salvó el cargo del consejero porque ya había tenido que dimitir poco antes del estado de alarma el de Relaciones Exteriores, Alfred Bosch, por tapar varios supuestos episodios de acoso sexual de su jefe de gabinete.

Acusación del PSC

El partido republicano ha intentado además por todos los medios evitar la creación de una comisión parlamentaria sobre el caos en las residencias de mayores. A tal efecto no dudó en ofrecer al PSOE su voto a favor de la prórroga del estado de alarma si los socialistas catalanes se oponían en el Parlament a dicha comisión, tal como dijo el diputado del PSC Raül Moreno en la tribuna de la cámara catalana.

No hubo enjuague y finalmente ERC tuvo que aceptar a regañadientes la creación de la comisión, pero no sin antes exhibir cuál será su línea de defensa. Toda la culpa es de España, los muertos son responsabilidad de España y también del modelo de gestión privada de algunas residencias. Cualquier cosa antes que asumir el fracaso y pedir perdón por los 3.917 fallecimientos en residencias geriátricas atribuidos al coronavirus registrados hasta ayer.

La "deuda histórica"

La intérprete de esta estrategia de pelotas fuera fue la adjunta de la prófuga Marta Rovira, la diputada Marta Vilalta, quien se subió este jueves a la tribuna del Parlament para asegurar: "Hablemos (de las residencias), sí, pero hablemos de todo, también de todo aquello de lo que creemos que se debe hablar, como por ejemplo de la deuda histórica del Estado respecto al ámbito de la dependencia, un incumplimiento del Estado español que debería aportar el cincuenta por ciento de los recursos de la financiación de la ley de atención a las personas con dependencia y que sólo aporta el veinte por ciento y por tanto el ochenta por ciento lo tiene que .cubrir la Generalidad. Hablemos también de cómo afectó la decisión del mando único del Estado español de centralizar la compra y distribución de material al comienzo de la pandemia, un gran error. Hablemos también de la herencia que nos ha llevado al sistema residencial que tenemos, porque debemos hablar también de eso, un sistema de prestación fundamentalmente privado y atomizado, sin un anclaje público suficientemente potente. O hablemos de cómo los fondos de inversión han apostado por las residencias para hacer negocio".

En España

    0
    comentarios

    Servicios