Menú

Álvarez de Toledo pide a las "fuentes anónimas" del PP que la critican que se identifiquen e inicien un "debate público"

Agradece a Feijóo su crítica pública: "Entiendo que a él no le gusten algunas de mis intervenciones como a mí no me gustan algunas de las suyas".

0
Agradece a Feijóo su crítica pública: "Entiendo que a él no le gusten algunas de mis intervenciones como a mí no me gustan algunas de las suyas".
Álvarez de Toledo y Casado. | EFE

Tras cuatro semanas sin ofrecer una rueda de prensa, este martes, Cayetana Álvarez de Toledo ha comparecido durante más de dos horas ante los medios en un encuentro virtual en el que ha querido dejar claro que se siente "respaldada" por el líder de su formación, Pablo Casado, y que nunca ha puesto su "cargo a disposición" ni está dispuesta a dimitir.

Después de pedir la dimisión de Marlaska tras conocerse una nota interna de la Guardia Civil en la que se revela que el ministro del Interior destituyó al coronel Pérez de los Cobos por no filtrarle sus investigaciones, Álvarez de Toledo se ha referido a "las filtraciones o comentarios" que se han producido en los últimos días sobre su labor como portavoz y también, a las críticas que ha recibido desde dentro de su partido por llamar a Iglesias "hijo de terrorista".

"No puedo debatir con las sombras"

Primero, se ha referido a las críticas que, en privado, miembros del partido dedican a su labor como portavoz. Álvarez de Toledo ha pedido "un debate abierto" en el que "las personas se identifiquen a la hora de criticar a otros o sugerir enmiendas a su conducta". "Animo a las fuentes anónimas" a que debatan "abiertamente", porque "no puedo debatir con las sombras".

En segundo lugar, ha agradecido a otros miembros del partido, como es el caso del presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, que "se hayan identificado públicamente diciendo que no le pareció bien mi intervención", en la que llamó a Iglesias "hijo de terrorista".

"No comparto su valoración de mi intervención, no comparto su valoración de la situación en el Parlamento, ni del debate que se produjo la semana pasada. Entiendo perfectamente que a él no le puedan gustar algunas de mis intervenciones, como él entenderá que a mí no me gustan algunas de sus intervenciones, y lo he escrito en el pasado como periodista", ha recordado.

Irá al TC para que se mantengan sus palabras sobre Iglesias

En este sentido, Álvarez de Toledo ha desvelado que este lunes tuvo una conversación con la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, en la que la socialista le "manifestó su preocupación por lo que ella denomina 'la crispación en el Parlamento'".

La portavoz popular ha explicado que le mostró a Batet su "sorpresa" porque "la llamada se produjera ahora", y no en anteriores episodios polémicos que se han vivido en el Congreso como "tras la terrible, vergonzosa e indecorosa sesión constitutiva del Congreso, cuando decenas de diputados, aliados del Gobierno, juraron sus cargos con expresiones lesivas para la democracia y el decoro del Parlamento. Entonces no se nos llamó. Tampoco cuando el señor Iglesias profirió gravísimos insultos a la Cámara ni tampoco cuando se nos ha llamado a nosotros sistemáticamente 'fascistas' y 'corruptos'", ha recordado.

"Denunciamos los hechos de un Gobierno ultra y por ello se nos acusa de crispar como una mordaza con la que el Gobierno pretende someter a la oposición", ha explicado la portavoz del PP. Para evitarlo, Álvarez de Toledo ha señalado que está dispuesta a llegar al Tribunal Constitucional para que se mantengan en el Diario de Sesiones que Iglesias es "hijo de terrorista", palabras que fueron retiradas por Batet.

En España

    0
    comentarios

    Servicios