Menú

El Gobierno reduce a "una conspiración" las mentiras e injerencias de Marlaska

El Ejecutivo defiende su "trabajo exquisito y rigor" con las actuaciones judiciales e ignora las falsedades que ahora admite Interior.

0
El Ejecutivo defiende su "trabajo exquisito y rigor" con las actuaciones judiciales e ignora las falsedades que ahora admite Interior.
Illa, Montero y Ribera en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. | EFE

De poco sirve que afloren las pruebas que demuestran que el Gobierno cesó a Pérez De los Cobos por no filtrarle el informe del 8-M, como le exigió Interior, para el Gobierno todo es "una conspiración". Así lo expresó este martes la portavoz del Ejecutivo, María Jesús Montero, que denunció la "política paranoide que pretende hacer ruido" para esquivar la avalancha de preguntas sobre la nota interna desvelada por El Confidencial que demuestran las mentiras del titular de Interior Fernando Grande-Marlaska.

"Confío plenamente en las actuaciones del señor Marlaska, que es siempre exquisito, conoce perfectamente las actuaciones judiciales como pone de manifiesto que el informe no ha tenido ningún tipo de injerencia". Montero defendió su "rigor", dio a entender que no habrá ninguna dimisión porque "el ministro del Interior cuenta con todo el apoyo del Gobierno. De su profesionalidad habla su trayectoria" e, incluso, afirmó: "No es fácil ser ministro del Interior" que, pese a no haber desarrollado su carrera en la política, "no ha dudado en dar un paso al frente y formar parte del equipo gubernamental. Total apoyo, como no podía ser de otra manera".

Sobre el contenido del documento reservado publicado este martes por El Confidencial y en la que la directora de la Guardia Civil admite que el cese del coronel de la Guardia Civil, Diego Pérez de los Cobos, se debió a "no informar del desarrollo de investigaciones y actuaciones de la Guardia Civil", Montero ignoró deliberadamente el fondo de la información y negó tajante algún tipo de intromisión por parte del Gobierno. "Absolutamente no ha habido ningún tipo de intromisión ni injerencia", sentenció Montero de forma airada.

Para la portavoz gubernamental, "la información de hoy en ningún caso pone de manifiesto que el Gobierno requiriera información sobre el contenido del informe", dejando en el aire que requiriera la comunicación sobre la investigación judicial en sí misma. Y añadió: "Otra cosa son las reglamentarias. En ningún caso se ha producido injerencias como pone de manifiesto el que se haya podido evacuar el informe", es decir, que "se cumplió la tarea" y la Guardia Civil actuó "con absoluta libertad", "el trabajo se hizo por parte de quienes escribieron ese informe".

Lo relevante para Montero es que "los hechos ponen de manifiesto que el Gobierno desconocía el informe", lo cual implica que el ministro del Interior no sólo no dijo lo contrario en sede parlamentaria al afirmar que no había solicitado ningún tipo de información a la Benemérita, sino que "no hay ninguna contradicción, es absolutamente coherente con lo que el ministro explicó".

Aspectos que el Ejecutivo desvincula totalmente del cese del coronel Pérez de los Cobos a quien Montero se refirió este martes emulando a Mariano Rajoy en el caso Bárcenas como "ésa persona de la que usted me habla". La ministra portavoz asegura que el cese sólo responde a "pérdida de confianza", de la que hablaron fuentes de Interior la semana pasada pero que negó posteriormente el ministro en rueda de prensa en Moncloa al referirse simplemente a un "proceso normal de remodelación de equipos" para darle un "impulso a la Guardia Civil".

Montero hizo extensiva además la confianza en Marlaska a su directora de la Guardia Civil, María Gámez, que firma el documento reservado que evidencia las falsedades del Ejecutivo: "La directora de la Guardia Civil tiene derecho a formar sus equipos. Se trata de un caso de libre designación". Y concluyó la rueda de prensa, con hasta 6 preguntas sobre la misma cuestión, diciendo que "da igual que me pregunten una vez más, les voy a contestar lo mismo porque estoy absolutamente convencida" y volvió a denunciar el "intento de algunos de intentar imponer un marco conspiranoide que no vamos a alimentar".

En España

    0
    comentarios

    Servicios