Menú

"La presencia en el Gobierno de Iglesias es un cáncer para nuestro país y hay que echarle"

La bronca crece día a día para satisfacción del camorrista mayor del reino, Pablo Iglesias.

0
La bronca crece día a día para satisfacción del camorrista mayor del reino, Pablo Iglesias.
Podemitas en el Consejo de Ministros. | EFE

El Mundo

"La juez del 8-M acusa al Gobierno de entorpecer las investigaciones". "Rechaza la pretensión de la Fiscalía y la Abogacía de cerrar la causa y señala reticencias para dar documentación". Buen repaso. A esta mujer le espera una cacería política y mediática al rojo vivo, se agradece su valentía.

Dice el editorial que "la resistencia de la juez a las maniobras políticas para obstaculizar la causa del 8-M están empezando a provocar inquietud en el gobierno. Y esa es la razón por la cual, ante la gravedad de las acusaciones y las evidencias cada vez mayores de que la manifestación fue autorizada por razones electoralistas, desoyendo las alertas y poniendo en grave riesgo de contagio a la población, pero Sánchez ha desatado su artillería para desacreditar a la juez instructora". "Rodríguez Médel está demostrando que se puede resistir a los ataques de un gobierno que ha perdido todo escrúpulo". A ver si puede, la que se le viene encima no a va ser fácil de soportar.

Como dice Federico Jiménez Losantos vamos derechitos a la venezuelización. "Lo que están calcando técnicamente Sánchez y/o Iglesias es la clave del golpismo chavista, que fue la politización de la justicia. Nada retrata mejor la raíz bolivariana del naciente régimen social comunista en España que la actuación de Dolores Delgado".

Para evitar el desastre urge lo que propone César Antonio Molina. "La presencia en el gobierno de Iglesias, su mujer y adlátares es un cáncer para nuestro país y hay que echarlos". A muchos nos basta con Iglesias, los demás son meros perrillos falderos. "Lo que buscan Iglesias y sus secuaces es la creación de una legión de piqueteros que, o bien votan y hacen votar mediante consignas, o salen a las calles a amenazar o agredir a aquellos que no comparten sus ideas. El presidente tiene que echarle antes de que se le eche a él mismo. De no ser así crecerán las amenazas. Y una violencia que los propios políticos no serán capaces de frenar". Si Sánchez no se deshace de ese peligro público que es Pablo Iglesias será responsable de la violencia que se genere en España. Él y todo su partido.

El País

El periódico del régimen está como sus amos, enloquecido, fuera de sí contra Madrid. "Madrid pidió que ancianos enfermos atendidos en sus casas no fueran a los hospitales". Ancianos y todo quisqui. Las instrucciones del Ministerio de Sanidad era que si tenías síntomas llamaras a un teléfono y te atenderían telefónicamente, que ni de coña te acercaras a urgencias. Oigan, señores de El País, que fue hace dos meses, hasta ahí nos llega la memoria. Y a raíz de eso, muchos lo pasaron en sus casas, algunos murieron, pero el Gobierno no los contabiliza como muertos por coronavirus. Porque claro, tras la manifestación del 8-M se multiplicaron los contagios y los hospitales colapsaron.

La mentira tiene las patas tan cortas que reconoce el editorial que las instrucciones de que los ancianos en residencias no fueran trasladados a hospitales para evitar el colapso "ha sucedido en España y todos aquellos países que disponen de una red residencial". "Aunque la cifra está todavía por conocerse", porque Sanidad se niega a darla pese a la insistencia de los periodistas, "posiblemente más de 20.000 ancianos han fallecido durante la pandemia en todo tipo de residencias en el conjunto de España". Pero a El País solo le interesa Madrid.

"Durante los momentos mas agudos de la pandemia, sobre todo en Madrid, comenzaron a llegar en cascada noticias sobre fallecimientos de personas mayores dentro de las residencias a causa de que los hospitales colapsados no podían atenderlos". Sí, sobre todo después de la bomba virológica que lanzó el Gobierno sobre Madrid el 8-M y por la que pronto o tarde tendrá que rendir cuentas.

"El gobierno regional conocía el estado caótico de estos centros, invadidos por el virus, carentes de personal por estar la mayoría infectada, sin dotación mínima de equipos de protección", y el gobierno de la nación, con el mando único, y el responsable de las residencias, Pablo Iglesias, haciendo caso omiso de las llamadas, como demuestra la información de Nuria Richart. "El Gobierno de la Comunidad de Madrid está obligado a esclarecer esta vergüenza y la oposición debe exigirlo con la contundencia que requiere la evidencia de que miles de ancianos murieron abandonados" por el gobierno social comunista de España, particularmente Illa, Simón, Iglesias y Sánchez. Las denuncias de los sanitarios desprotegidos están ahí.

"Iglesias avisa a Díaz Ayuso de consecuencias legales por la gestión de las residencias". Otro bulo de El País. Iglesias le pasó el marrón a Illa.

Y otro titular para la historia de la manipulación. "La medicalización tampoco llegó". Se refiere a Madrid, pero es cierto, nada llegaba. Al ministro se le perdían los aviones con material médico y de protección, el que llegaba no servía, las mascarillas eran una estupidez en plena pandemia, ahora son obligatorias, no había respiradores, los sanitarios eran enviados sin protección a infectarse. Y no, los medios no llegaban por la negligencia criminal del gobierno de España.

"La juez del 8-M ignora el intento de la Fiscalía y la Abogacía de archivar el caso". ¿Qué?, ¿hay mieditis? Pues esto no ha hecho más que empezar.

ABC

"La juez se planta ante las trabas de la fiscalía". "Mucho miedo debe haber en el gobierno por estas diligencias penales cuando tiene que forzar a la Abogacía del Estado y al Ministerio Fiscal a caer en una estrategia procesal casi suicida, sin fundamento sólido, ni objetivo claro", dice el editorial. "Es evidente que, en principio, no resulta fácil el encaje jurídico penal en la decisiones administrativas tomadas por acción o por omisión en relación con el 8-M; pero también es evidente que la manifestación fue consentida cuando el peligro de contagios masivos por el covid no era un rumor, sino un hecho notorio". "En lo sucesivo, la abogacía y la fiscalía debería cuidar su autoestima y evitar el ridículo". ¿Y qué van a hacer, si están a las órdenes del gobierno?

Más leña en el segundo editorial. "El gobierno pretende culpar a la derecha de los errores, despropósitos y mentiras de una epidemia ante la que reaccionó tarde y mal. Produce una inmensa frustración solo pensar en que pudieron evitarse cientos o miles de las 40.000 muertes si Sánchez hubiese reaccionado de otro modo. Pero lejos de asumir errores, presume de éxito gestor, y culpa a una derecha golpista". Y para demostrar, sólo hay que mirar lo que ha pasado con las mascarillas, como apunta Álvaro Martínez. "¿Por qué ahora sí y antes no? ¿Cuántos contagios se pudieron evitar? ¿Y cuántos muertos?". Responda, señor Illa, responda señor Simón.

La Razón

"Sánchez prepara el escenario post Covid con Cs y PNV". "El plan b pasaría por un nuevo bandazo al centro de los socialistas", dios te oiga. "Teme que la crisis acabe con la coalición con Podemos". No caerá esa breva, a Iglesias no le quitas de la presidencia ni echándole ácido en el asiento.

El editorial critica que Sánchez se centre. "Puede decirse que Ciudadanos ha actuado , esperemos que muy a su pesar, de complaciente comodín para la izquierda nacionalista que no ha tenido que retratarse hasta la últimas consecuencias". La izquierda nacionalista ya se ha retratado muchas veces. Si Cs logra centrar a Sánchez y alejarle de Iglesias habrá cumplido, aunque tarde, con su cometido.

En España

    0
    comentarios

    Servicios