Menú

Montero ataca a Ayuso para defenderse de las acusaciones del PP de poner en peligro a las mujeres el 8-M

Pide a los populares que "vigilen" a la presidenta madrileña, a la que acusa de haber prohibido la atención sanitaria a ancianos.

0

La ministra de Igualdad, Irene Montero, acusaba este miércoles al PP, durante la sesión de control, de mentir en relación al riesgo de contagio de coronavirus que, denunciaba la diputada popular y portavoz de Igualdad de su partido, Marga Prohens, supusieron las manifestaciones multitudinarias del 8-M.

Prohens le espetaba que "lo que hubiera sido feminista" es "compartir esto con el resto de mujeres, para que pudiéramos elegir, como hicieron ustedes. Si 'con la mano no', o si 'no se besa'" en alusión a lo que varias ministras decían en la manifestación celebrada en Madrid. Irene Montero, cuya respuesta era interrumpida por una fuerte trifulca entre el diputado de Podemos, Txema Guijarro, y la bancada popular, ante la que tenía que intervenir la presidenta del Congreso, Mertixell Batet, aseguraba que "durante esta crisis, todos los días han sido 8 de marzo, porque han sido las mujeres las que han estado al frente en las profesiones que se han desvelado esenciales, desde las sanitarias, la limpieza, las trabajadoras del hogar… y han sido las mujeres las que han cargado con la sobrecarga de cuidados que ha implicado esta crisis en las familias".

Pero además, y en la línea emprendida esta semana por el vicepresidente segundo y líder de Podemos, Pablo Iglesias, aprovechaba los instantes finales de su réplica para volver a acusar a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, de negligencia en los casos de ancianos muertos por coronavirus. "Vigilen, que están muy ocupados con el 8-M, a la señora Ayuso, que ha prohibido trasladar a los ancianos a los hospitales" concluía su intervención, ovacionada en pie por las bancadas del Gobierno, el PSOE y Unidas Podemos.

Prohens: el Gobierno jugó "a la ruleta rusa" el 8-M

Marga Prohens, por su parte, acusaba al Gobierno de haber "jugado a la ruleta rusa con miles de mujeres, ocultándoles que en el 8-M estaban en peligro de contagio" y ha recordado que "el 25 de febrero había un alto índice de sospecha de que el país iba hacia una hecatombe sanitaria y se sabían cuáles eran las medidas para evitarla; el 2 de marzo la UE pidió evitar actos multitudinarios; Italia, Corea y Japón suspendieron actos del 8-M; y el 8 de marzo había en España 589 casos y 17 fallecidos".

"Usted no es el feminismo. Usted es la autoridad que ocultó a las mujeres que el 8-M estábamos en peligro. No confunda, el feminismo no es culpable, usted sí", zanjaba la popular, que cargaba también contra Montero por "callar ante las menores tuteladas, las mujeres con discapacidad, la mujer rural, la discriminación de las futbolistas o la ausencia de un Plan de corresponsabilidad".

"¡Viva la Igualdad, señora Montero! ¡Y vivan los Gobiernos que no mienten! ¡Y vivan las mujeres que se preocupan de otras mujeres... aunque les vaya la foto en ello!", concluía, fuertemente aplaudida por una bancada del PP puesta en pie, empezando por su líder, Pablo Casado.

En España

    0
    comentarios

    Servicios