Menú

El Gobierno se compromete en la nueva Directiva de Defensa a dotar a las FAS del presupuesto necesario

Quiere reforzar las capacidades de la UME, tras la pandemia de coronavirus, y el CNI. Potenciará el papel de la mujer en las misiones en el exterior.

0
Quiere reforzar las capacidades de la UME, tras la pandemia de coronavirus, y el CNI. Potenciará el papel de la mujer en las misiones en el exterior.
Firma de la Directiva de Defensa Nacional. | Pool Moncloa - Borja Puig de la Bellacasa

El Gobierno ha aprobado este jueves la nueva Directiva de Defensa Nacional. Un documento que tiene como objetivo marcar las líneas principales de actuación y los objetivos que tendrá el Ministerio de Defensa durante los próximos años. Es, en otras palabras, el documento máximo del planeamiento de la defensa de nuestro país. Y no había sido renovado desde el año 2012, todavía con Mariano Rajoy en el Palacio de la Moncloa.

El nuevo documento incluye entre los compromisos del Gobierno dotar a las Fuerzas Armadas de la financiación necesaria para poder mantener todas sus capacidades, estar perfectamente adiestradas y desarrollar sus misiones internacionales. Un elemento vital teniendo en cuenta que el presupuesto militar ha descendido vertiginosamente en los últimos quince años, pese al ligero repunte de los últimos años del PP.

"El desarrollo de estas directrices precisará de la financiación que resulte necesaria para abordar también los compromisos internacionales, la renovación y sostenimiento de las capacidades militares, y en particular una atención especial a las necesidades y la calidad de vida del personal de las Fuerzas Armadas", recoge el punto 16 y último de esta directiva, que tiene una extensión de once folios.

Un compromiso que queda por escrito, pero que no garantiza ni mucho menos que luego se vaya a cumplir y que las FAS españolas puedan salir de su situación actual, en la línea roja de la inoperatividad. Ni tampoco que el presupuesto tenga visos de alcanzar el 2 por ciento del PIB al que España se comprometió con la OTAN para el año 2024, y que en la actualidad no llega siquiera al 1 por ciento del PIB.

La nueva directiva también plantea reforzar dos elementos que se han demostrado esenciales en los últimos años. Por un lado, la Unidad Militar de Emergencias (UME), que ha demostrado su eficacia durante la pandemia de coronavirus que ha asolado a España en los últimos meses. Por el otro lado, el Centro Nacional de Inteligencia (CNI), cuyas capacidades apuesta por reforzar, aunque no facilita detalles.

También se busca potenciar el papel de las mujeres militares en las misiones en el exterior, ya que son esenciales a la hora de entablar mayores relaciones de confianza con la población local, especialmente con la femenina, ya que en muchos de esos países las mujeres locales no tienen casi relación con hombres desconocidos y, mucho menos, con aquellos que no pertenecen a su mismo país.

"La aportación de las mujeres, tanto de la población local como de las que sirven en las Fuerzas Armadas, puede constituir un factor facilitador, disruptivo del conflicto, que dinamice su resolución aportando un punto de vista innovador", recoge el documento, que dice asimismo que los militares desplegados en estas misiones tiene que actuar con "respeto a las culturas locales" y con "empatía" hacia la población civil local.

El acto de firma por parte del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de esta nueva Directiva de Defensa Nacional 2020 se ha celebrado este jueves en el Palacio de la Moncloa. En el mismo han estado presentes la ministra de Defensa, Margarita Robles; el Jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), general del Aire Miguel Ángel Villarroya; y los jefes de Estado Mayor de los tres Ejércitos, además de otros miembros de la cúpula militar y del Ministerio de Defensa.

En España

    0
    comentarios

    Servicios