Menú

El ministro de Justicia desata la alarma ante su revelación de un golpe subrepticio

Al delegado del Gobierno en Madrid se le aparece la virgen: el ministro de Justicia difumina su declaración ante la juez por el 8-M.

0

El Mundo

"El delegado en Madrid declara que no vio riesgo en el 8-M" y que la "Comunidad de Madrid no le trasladó ninguna alerta". ¿Pero las alertas no las tiene que dar el Centro de Alertas Sanitarias, o sea, Fernando Simón?

Mientras, suman y siguen las malas noticias. "La ODCE pide a España un cambio de rumbo tras liderar el desplome mundial". Como será de seria la cosa que Bustos vio "un pleno menos bronco que otros. Será que la crispación también está en desescalada o que hasta sus señorías se cansan de zurrarse". Menos los podemitas, claro, ellos viven del insulto y la bronca permanente. "Sánchez estuvo menos odioso de lo que suele"; es más, "ocurrió algo extraordinario: ¡Sánchez no mintió!" y evitó asegurar que no hará recortes. "¿Qué le costaba a Sánchez imitar a su vicepresidenta Montero y mentirnos una vez más, jurar lentamente que no va a hacer recortes mientras sea presidente? ¿Cómo es posible que el emperador de la trola y el catedrático de cinismo haya manifestado un tímido compromiso con la verdad". Esto es el acabose, Bustos, que Sánchez no mienta ya asusta de verdad.

Sobre el frente judicial opina David Jiménez Torres. "Es evidente que, dada la magnitud de lo ocurrido en nuestro país, deber haber investigaciones serias sobre la gestión de la pandemia por parte del gobierno", como se está haciendo en otros países sin que se monte la marimorena. Como dice Javier Redondo, "si Franco, hombre sensato y cabal, conocía los riesgos, debió impedir que la ideología y propaganda prevalecieran sobre la salud. Si no lo vio, le faltó celo, rigor y diligencia". Y ya está, no hay que darle más vueltas, basta con reconocer las cosas.

Dice Raúl del Pozo, muy cabreado, que los políticos "han dado un recital de incompetencia en la gestión de la pandemia hasta el extremo de que se quieren meter en la trena unos a otros y provocar una guerra entre ropones. Hubo ciudades en las que se autorizó que los infectados mayores señalados en rojo fueran derivados a cuidados paliativos y les dieran el descabello de morfina. Algunos políticos convirtieron las residencias en campos de concentración, con señales al estilo de los nazis que marcaban en rojo, azul y rosa a los rojos, judíos y homosexuales (…) La justicia busca los protocolos que ordenaron no hospitalizar a los viejos condenados a muerte sin juicio". Pues los tiene hoy en El Mundo. "Cuatro regiones limitaron más la hospitalización en residencias: Cataluña, Madrid, Castilla y León y Valencia elaboraron los protocolos más restrictivos". Las mismas ciudades y regiones en las que ir a un hospital ya era una sentencia de muerte sin juicio. Que pregunten al personal sanitario, ellos estaban allí, tampoco es tan complicado.

El País

"El Congreso aprueba sin un voto en contra el ingreso mínimo vital". Qué chupi, todos a una. Claro que "España será la economía de la OCDE que más sufra si hay rebrote". Y si no lo hay. Así que "no habrá recortes en 2020 pero a partir de ahí todo es posible. Pedro Sánchez evitó hablar de ajustes a preguntas de Bildu, pero admitió que tarde o temprano" los tendrá que hacer. "No habrá recortes mientras la economía caiga, pero sí cuando haya recuperación". El años que viene, que está a la vuelta de la esquina. Para que Sánchez diga la verdad lo que nos espera tiene que ser terrorífico.

En cuanto al Congreso, al contrario que Bustos, Anabel Díez y Javier Casqueiro sí que vieron "tensión", por culpa del PP claro, solo faltaba. "Pablo Casado anunció que su partido iba a ir por el camino de la moderación, pero Sánchez no apreció ningún cambio y reprochó a Casado que pretenda utilizar el virus para derrocar al gobierno", vamos, la teoría del golpe. En el texto ya no dicen que Sánchez no vio cambios en Casado, sino que "no se apreció ningún cambio". Vamos, que El País no vio ningún cambio.

"La diputada popular Marga Prohens acusó a Irene Montero de jugar a la ruleta rusa con la vida de las mujeres" por alentar la manifestación del 8 de marzo cuando, "como se ha comprobado después, la pandemia empezaba a hacer estragos en España". El 8-M por la tarde, concretamente, sí. ¿Y para qué tenemos un Centro de Alertas Sanitarias, entonces? ¿Para alertar cuando tenemos más de 40.000 muertos? Que esto es mentira lo prueban varias informaciones de antes y después del 8 de marzo. Entre otras, las del propio El País. Esto es del 12 de marzo.

6NOQ7FEJDBDZLOBO5ZR26QHXSU.jpg
El Centro para el Control y Prevención de Enfermedades llama a "evitar actos multitudinarios innecesarios" en países en los que se registren contagios locales
favicon.ico EL PAÍS | Oriol Güell

Por cierto, que el anuncio del debate constituyente del ministro de Justicia no aparece por ningún sitio en este periódico. Ellos están muy entretenidos contra Ayuso. "Los mayores con seguros privados pudieron ser trasladados a hospitales". ¿Se puede saber a qué se dedicó en esos días el mando único de Iglesias? A insultar, envenenar y crispar, supongo, no sabe hacer otra cosa.

ABC

"El delegado del Gobierno en Madrid, ante la juez. Ni vio riesgo en el 8-M ni el ejecutivo le avisó". Y para darnos envidia cuenta que "las fiscalías italiana y francesa sí investigan a sus gobiernos". La diferencia entre la dictadura socio-comunista que padecemos y las democracias europeas.

ABC es uno de los pocos periódicos, Ketty Garat fue la primera en Libertad Digital, que reparó en las palabra del ministro de Justicia ayer en el Congreso sobe un supuesto "debate constituyente" del que los ciudadanos españoles no teníamos noticia. "El ministro de Justicia y notario mayor del Reino se destapó ayer como el enterrador de nuestro sistema tal y como lo conocemos. En estos cuatro meses, este gobierno ha dado por superados los consensos de la Transición, ha resucitado el guerracivilismo, persigue a la Monarquía, acosa a los jueces, vulnera la separación de poderes, secuestra partes esenciales de la Constitución, restringe la libertades civiles, acusa de fascista al discrepante, genera odio ideológico, y pretende imponer una economía empobrecedora y estatalista que convierta al ciudadano en ultradependiente de las subvenciones". Y el ministro de Justicia poniendo la guinda a este pastel golpista. "Es peligroso que este gobierno afirme que España está en una crisis constituyente porque ni se ha consultado a los españoles para ello, ni en el programa del PSOE figura semejante aberración". La democracia está "seriamente amenazada".

Ignacio Camacho sacude al PP. "La oposición está despistada, encelada en la pasión del griterío, y tal vez se le esté escapando la dimensión real del momento político. La arquitectura institucional del Estado está en el objetivo de una estrategia de cambio subrepticio". Ya teníamos indicios, pero que lo confirme el ministro de Justicia es para preocuparse.

La Razón

"El Gobierno asume ante ERC que hay una crisis constituyente". El editorial ve muy grave lo afirmado por Juan Carlos Campo en sede parlamentaria. "Ya sería lo suficientemente grave en una situación de normalidad institucional, con independencia de avatares coyunturales, pero que lo haga cuando existe un proceso paladinamente declarado por una parte de las formaciones parlamentarias de proceder a la ruptura de lo que denomina régimen de la Transición exige, si no su dimisión, una completa clarificación de lo expresado y una clara defensa del sistema constitucional sobre el que se asienta la nación". Sobre todo porque la mayor parte del arco parlamentario, si incluimos al PSOE al que votaron los ciudadanos, claro, "está muy lejos de respaldar aventuras revolucionarias como quieren los socios de Sánchez". El asunto "debería causar seria preocupación en la opinión pública" porque nos estamos jugando la democracia, la Constitución y el Estado de derecho.

En España

    0
    comentarios

    Servicios