Menú

La salvaje campaña de acoso y derribo contra Ayuso en 'El País' se sale de madre

Estamos ante una amenaza seria de rebrote, pero el Gobierno se dedica a autoproclamarse salvador de vidas y tratar de derrocar a Ayuso, el nuevo 8-M.

0

El Mundo

"El juez investiga en Reino Unido la tarjeta dañada de la asesora de Pablo Iglesias". Ay, Pablo, tú y tus rollitos, te metes en unos líos. "El PP se aleja de apoyar los presupuestos y ve pactos en turismo e industria". ¿Turismo? ¿Industria? Pero si esto va a ser un erial.

Jorge Bustos está alucinado. "La ventaja de ser Sánchez es que puedes enterrar a 50.000 compatriotas, reducir la cifra oficial a la mitad y salir luego a la tribuna a presumir de que aún te quedan vivos 450.000. A la conciencia de este hombre se asomó Munch antes de pintar El grito, pero lo que vio no fue el horror sino el vacío. La nada. El abismo. Desde ese vértigo existencial no le costará nada presumir, cuando vayamos por seis millones de parados, de que todavía hay españoles con empleo. Y ser de malnacidos que no se los agradezcan". Nos gobierna un enfermo mental peligroso.

Dicho esto, dice Bustos que "es una pena que los españoles no coman relato, porque el de Moncloa es rico en glucosa". Pero la realidad va a caer por su propio peso. "Cuanto antes vayan asumiendo sus señorías que el escape room ambientado en la Guerra Civil ha terminado, mejor para todos".

"Sánchez debe asumir ya que será recordando como otro Zapatero. En cuanto a Iglesias, seguro que hay algún capítulo de alguna serie en que se enseñe a vender la congelación de la pensiones y los recortes en gasto público como el penúltimo derroche de heroísmo antifa en defensa de La Gente". Y que se vayan preparando porque cuando rugen las tripas es más difícil hacer tragar relatos.

El País

Del panfleto de Sánchez solo se puede destacar una cosa. La cacería contra Ayuso está rozando lo delictivo. Porque además no es opinión, sino pura manipulación que tratan de colar como información. "Vamos a denegar la cama a los que más riesgo de morir tienen". Ahí lo dejo, que diría Sánchez. "Un vídeo con instrucciones de un jefe médico a su equipo en un hospital de la Comunidad de Madrid revela que, a mediados de marzo los sanitarios se prepararon para recibir órdenes políticas negando la cura a personas mayores". Suponemos que Fernando Peinado tendrá todo bien atado para defender esa acusación ante un juez. Porque es la última advertencia a Isabel Díaz Ayuso. Vamos a ver, doña Isabel, recopile todas las difamaciones y acusaciones vertidas como información en El País y la jauría mediática de Sánchez, vaya a un juzgado y exija que se demuestren todas, una por una, detalladamente, concretando acusaciones, nada de vaguedades, tuits, correos o vídeos sacados de contexto; documentos con firmas y sellos. Y cuando salga del juzgado llame a la prensa y convoque a las urnas a los madrileños. Esto no se soluciona con comunicados ni desmentidos que no van a tener ningún eco en la opinión pública.

De hecho, el periódico que ahora dirige Javier Moreno, nos presenta al nuevo líder del PSOE madrileño. José Manuel Franco. "La causa del 8-M iba contra el Gobierno". Claro, iba contra el Gobierno por mandar a la gente a contagiarse y morir en una manifestación ignorando las alarmas. Así que, ya sabe, señora Ayuso, o reacciona con rapidez y contundencia a esta cacería o se merecerá lo que le pase. Madrid necesita una presidenta que tenga el valor de enfrentarse a las campañas infames de la izquierda. Si no lo tiene, es que no vale para el cargo. Rajoy entregó España a la ultraizquierda y los nacionalistas por egoísmo. Esperemos que Ayuso no haga lo mismo con Madrid por exceso de remilgos. Y no se fíe de Ciudadanos. Recuerde cuando se fió Rajoy del PNV.

ABC

"España destruye empleo a un ritmo diez veces mayor a la UE". Isabel San Sebastián es otra de las estupefactas con Sánchez. "Ahora resulta que ha sido Pedro Sánchez en persona quien ha salvado cuatrocientas cincuenta mil vidas (ni una más, ni una menos) con el estado de alarma que impuso demasiado tarde. Seguimos sin saber cuántas personas han muerto, porque nos ocultan las cifras reales, pero la maquinaria propagandística ha calculado exactamente cuántas víctimas se han evitado". Es increíble, pero Sánchez es capaz aún de sorprendernos con su falta de escrúpulos y de vergüenza.

Manuel Marín cree saber lo que quiere Sánchez. "Sánchez resulta inquietante. Porque, salvo fingimiento o trampa, no resulta creíble que reclame ayuda a Pablo Casado para sobrevivir en la Moncloa, al tiempo que diseña en Ferraz mociones de censura para arrebatar Madrid junto a Ciudadanos. ¿Qué quiere Sánchez? Gobernar. Lo novedoso es que empieza a no saber cómo". ¿Que no sabe cómo? Por Dios, ¿a estas alturas todavía hay quien certifica la muerte de Sánchez?

La Razón

"Alerta por un rebrote global". Y antes del otoño, o sea, ya. "Emergencia en Alemania: más de 600 contagios en una empresa cárnica. España registra un 85% más de contagios a punto de abrir las fronteras". "Pekín confina a sus 22 millones de habitantes por temor a un nuevo Wuhan". De esta no salimos.

Y mientras, aquí nuestros políticos cada uno a lo suyo. "La patronal marca la línea de un PP sin gurú económico". ¿Qué ha hecho Casado con su partido? El partido que tenía los cuadros más preparados, más profesionales, se ha convertido en un grupito chillón de campeones de escupidores de huesos de aceituna.

Marhuenda se merece una cita por ser el único que puede arrancar una sonrisa en la prensa del día. Es sobre los brotes verdes de Calviño. "Aseguró que hay un cambio de tendencia. Es lógico, porque si siguiéramos cayendo la catástrofe sería apocalíptica". Hombre, visto así tienes más razón que un santo. De estar confinados y todo cerrado a salir a las terrazas y entrar en los comercios de dos en dos es un cambio de tendencia. Cierto. Gracias, Marhuenda, tu sí que vales.

En España

    0
    comentarios

    Servicios