Menú

Los socialistas "tragan sin rechistar la vergüenza del espectáculo" de la "vaginitis podemita"

El desastre económico ocupa hoy todas las portadas y editoriales.

0

El Mundo

"Los fiscales quieren una cumbre sobre las querellas al Gobierno". ¿Una cumbre para qué? "El paro se dispara un 28% y augura una lenta recuperación". A Antonio Lucas se le cae la baba con la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz. "Un hallazgo, un punto de amarre", dice. Pues le espera un buen curro, a ver si es verdad.

Federico Jiménez Losantos no suelta el caso Iglesias, tras una noticia publicada en El Confidencial sobre la "radiografía trasvaginal de Podemos". "Lo único indiscutible es lo vaginal, en los prostíbulos clandestinos de Villarejo, y el trato de Podemos con la fiscalía, radiografía de una total corrupción". Lo que ve Federico tras la "vaginitis podemita" es "una conspiración similar a la de Villarejo y Delgado, con tres objetivos: desviar la atención del Caso Dina hacía las cloacas; conseguir una cuestión prejudicial contra OK Diario para borrar la cuenta de Iglesias en las Granadinas, paraíso fiscal, y hacerse electoralmente el mártir". Eso ya lo ha intentado, con unos resultados extraordinarios. Que quede al descubierto que Podemos es un harén e Iglesias el Sultán. Y no sólo Podemos, también algunas periodistas podemitas que se dedican en Twitter a tachar de machistas a quienes denuncian las prácticas del machirulo. Y eso que algunas se han ganado siempre la vida currando, sin utilizar el sexo. Ni a papá. ¿Qué les das Pablo, qué les das?

El País

"El Gobierno inyecta 40.000 millones para economía digital y verde", "reserva otros 10.000 millones para la SEPI", "250 millones" para las automovilísticas. Estamos que lo tiramos. Eso sí, "el paro sube pero el mercado laboral se estabiliza por el fin de la reclusión". Y es que El País se ha levantado hoy alegre y optimista. "La evolución del paro en junio señala una tendencia que se mantendrá; seguirá aumentando el número de cotizantes a la Seguridad Social, es decir, habrá modestos crecimientos del empleo compatibles con aumentos también modestos del paro". Sólo se quedaron en la calle más de 5.000 personas en un mes, y sólo hay 3.862.883 desempleados, la más alta del registro desde mayo de 2016. Oye, qué guay, qué modesto.

Además, El País no es que vea brotes verdes, es que ve un jardín florido, "una recuperación armónica a partir del próximo año". Este entusiasmo se debe al " pacto social", que para los cerebritos del periódico gubernamental es la pócima mágica para creer "en el éxito de una recuperación económica ordenada que debería ser plena en 2023". Tres añitos de hundimiento económico, eso no es nada, no hay de qué preocuparse. Otra de gambas.

ABC

ABC viene a aguarle la fiesta a El País. "El paro se dispara y Sánchez lo agravará con más impuestos". "Con casi cuatro millones de parados y otros dos millones de trabajadores pendientes de la evolución de la economía, la receta principal de Sánchez consiste en subir los impuestos a las empresas de las que depende la inversión y la generación de riqueza y empleo, de nuevo amenazadas por un incremento de la presión tributaria que va a frenar sus proyectos, y a las clases medias, sometidas a una vuelta de tuerca impositiva que va a reducir aun más el consumo y a retrasar la recuperación. Mientras se forma la tormenta perfecta,el gobierno habla de normalización".

Y es que Sánchez está como El País, más feliz que una perdiz. Narra Ventoso cómo se nos apareció ayer en Ferreras en una "jabonosa entrevista en una tele afecta y se le veía exultante, con sonrisa ufana por lo bien que van las cosas". Pero si soltó una carcajada inmensa. ¿De qué se ríe, señor presidente? ¿De los 40.000 muertos, de los cuales muchos pudo evitar? ¿De los cuatro millones de parados? Ay qué risa, me parto y me troncho.

La Razón

"Sánchez subirá impuestos y marcará a las empresas". Dice el editorial que nada de lo dicho por el presidente del Gobierno se acerca a las propuestas del Banco de España, que recomendaba, sí, un aumento de los ingresos fiscales, pero combinado con una reducción del gasto publico". Ah no, sus salarios, sus veintitantos ministerios, sus asesores, eso no se toca. Marhuenda sin embargo comparte las recetas de Sánchez. "Sánchez estuvo ayer muy acertado al reconocer que se tendrán que subir los impuestos. Una subida del gasto público y una caída impresionante de los ingresos tributarios hace necesario bajar lo primero y subir lo segundo". Bueno, Atresmedia no tiene problemas nunca, y si los tuviera ya vendría Sánchez a regarles con millones de nuestros bolsillos como hizo en pleno estado de alarma mientras las empresas pequeñas se iban al carajo.

Menos mal que Martín Beaumont nos distrae de malas noticias y se centra en lo que hay que centrarse. En el caso del califa podemita Pablo Iglesias. "Iglesia creyó hasta ahora que, como miembro del gabinete podía hacer y deshacer a su antojo. Se ha equivocado". "No hace falta ser un lince para sospechar a Pablo Iglesias le ha sentado como un tiro que todos su compañeros del Consejo de Ministros hayan apostado por mirar para otro lado". Esta cabreado como una mona. El machista de Iglesias "no es víctima más que de sí mismo, de esa sensación de barra libre, creyéndose inmune, viejo vicio arraigado en tantos políticos que se consideran intocables. Torres más altas han caído". "Acostumbrado a irrumpir como caballo en cacharrería, Iglesias se ha convencido de que su sola condición de vicepresidente basta para que la justicia se acomode a sus modos y costumbres", y ha lanzado a sus perros de presa mediáticos a acosar a medios y periodistas que se hacen eco de sus correrías. Pues ojo, que el acoso es un delito. Dice Beaumont que la parte socialista del Gobierno "traga sin rechistar la vergüenza del espectáculo. Así lo reconocen en privado". Lo de los socialistas en privado es ya un clásico. ¿Tanto miedo le tienen?

Julio Valdeón comenta la bochornosa foto de Fernando Simón en el Semanal de El País. "Simón tiene la rectitud moral de un oncólogo a sueldo de Phillip Morris. Como dice un amigo, "cuarenta mil muertos, hacedme una foto de rocker a lo Easy Rider, que no tengo vergüenza". Muy a tono con el Gobierno al que sirve.

En España

    0
    comentarios

    Servicios