Menú

La Generalidad confina Lérida y las poblaciones aledañas por el aumento de contagios

Torra anuncia la reclusión de la comarca del Segriá menos de 24 horas después de que la consejera de Sanidad, de ERC, descartara la medida.

0

Primera orden de confinamiento en España tras la desescalada. El presidente de la Generalidad, Quim Torra, ha anunciado este sábado que los ciudadanos de la comarca del Segrià, que incluye la ciudad de Lérida y las poblaciones aledañas, quedan bajo orden de confinamiento. La existencia de ocho brotes y el aumento del número de contagios, con más de 350 esta semana, han propiciado que Torra haya ordenado el cierre de la zona.

La semana pasada se registraron 167 casos y la presente, 356, un repunte que obligó a la consejería de Salud a instalar una carpa delante de las Urgencias del Hospital Universitario Arnau de Vilanova, en la capital ilerdense, para hacer un primer cribaje. El médico responsable del área dedicada al coronavirus, José Luis Morales Rull, alertó el viernes de que la planta estaba a punto de llenarse y que se estaban produciendo situaciones similares a las del comienzo de la epidemia.

No obstante, la consejera de Salud, Alba Vergès, de ERC, descartó que se fueran a producir confinamientos selectivos de manera inmediata, tal como había insinuado Fernando Simón, responsable del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias del ministerio de Sanidad. Vergès llamó, eso sí, a extremar las medidas individuales de profilaxis.

Restricción de movimiento

Menos de veinticuatro horas después, Torra ha comparecido ante los medios para dar cuenta de la decisión de cierre de Lérida y alrededores, orden que afecta a la capital de la provincia y las localidades de Almacelles, Soses, Alcarrás, Alguarie, Almenar y Alfarrás, entre otras. Desde las doce del mediodía está prohibida la salida de la comarca salvo por motivos laborales y hasta las cuatro de la tarde se permitirá la entrada a los residentes en la comarcas, según ha abundado el consejero de Interior, Miquel Buch.

Los rebrotes del coronavirus se han detectado en cuatro empresas frutícolas, una empresa agroalimentaria, una residencia de ancianos, una comunidad de vecinos y un centro donde se atiende a personas sin hogar. Además, hubo un brote en el Valle de Arán a causa de una celebración familiar.

La zona, por tanto, vuelve a los rigores de la primera época del estado de alarma. Quedan restringidos los movimientos y los vecinos sólo deberían salir de casa, en principio, para hacer compras o por razones sanitarias. Los comercios que no sean de alimentación y farmacias deberán cerrar hasta nueva orden.

En España

    0
    comentarios

    Servicios