Menú

Las graves cicatrices del coronavirus: "Veo a mi madre y sólo pienso en que no se van ir de rositas"

Las secuelas en los pulmones de una doctora provocan que su hijo mueva cielo y tierra para pedir responsabilidades al Gobierno.

0
Las secuelas en los pulmones de una doctora provocan que su hijo mueva cielo y tierra para pedir responsabilidades al Gobierno.
Mariano Durán, hijo de una doctora con graves secuelas por el coronavirus | LD

A Maria Garrote le cuesta respirar. Tiene cicatrices en los pulmones y serán para toda la vida. A sus 58 años, esta doctora del Centro de Salud de Requena (Valencia) sufre graves secuelas a causa del coronavirus. Contrajo la enfermedad trabajando, la especialista no llevaba el EPI, como tantos otros médicos. No pudo disponer de los equipos de protección, pese a que los mismos doctores los habían reclamado. La tragedia, que estaba por venir, ya la estaban viviendo la médico en sus carnes.

Inflamación y dolores

Desde que ingresara 14 días en la UCI y estuviera en estado crítico, María ha tenido varias recaídas. Por fortuna ha salvado la vida, pero sus pulmones ya no son los de antes. Ahora, con la llegada del verano todo parece caer en el olvido, pero estas vacaciones ya no son las mismas para miles de familiares que han perdido a sus seres queridos. Tampoco serán iguales para los que, como María, siguen enfrentándose a los estragos que ha causado en su cuerpo la covid-19.

"Mi madre, desde que recibiera el alta, ha tenido que volver al hospital varias veces por episodios de insuficiencia respiratoria. Una vez, de madrugada, se le inflamaron los alvéolos y tuvo un dolor tremendo. En las radiografías se ve cómo le han quedado los pulmones. Ella estuvo con una neumonía bilateral severa por culpa del virus y le ha quedado como consecuencia una fibrosis pulmonar severa, que la tendrá para siempre, según le han dicho los médicos. Se encuentra siempre con sueño, está muy agotada. Incluso la están sometiendo a otras pruebas, sospechan que el coronavirus deja secuelas neurológicas que podrían estar afectando a mi madre", lamenta el hijo de María, Mariano Durán.

Luchar contra el olvido

Si hay algo que no pueden soportar psicológicamente los hijos de María Garrote es comprobar cómo el Gobierno podría haber evitado casos como el de su madre. De haber proporcionado los EPI necesarios, cuando fueron solicitados, con toda probabilidad, la doctora no cargaría con los terribles padecimientos que el virus le ha dejado para siempre.

"Ya se sabía en marzo lo que ocurría. A ella no le proporcionaron EPI, cuando los pedían, porque el Gobierno negaba la mayor y no hizo nada por los médicos. Ahora llega el verano y parece que intentan que todo se olvide con las vacaciones. Como si no hubiera pasado nada. Pues sí ha pasado, y este verano no será el mismo para muchos familiares que no podrán volver a reunirse con los suyos porque los han perdido para siempre. Estamos hartos de este Gobierno de mentiras, esto no se va a quedar así", transmite el joven a Libertad Digital.

Y va en serio. El hijo de María ha creado una gran plataforma de afectados por el coronavirus: Derecho a la Verdad. En solo dos semanas, este joven graduado en Derecho ha recibido miles de apoyos. El teléfono no deja de sonar y las víctimas luchan ahora por no ser relegadas al olvido. Mariano Durán no va a ponérselo nada fácil y en la asociación echan humo abogados y voluntarios para preparar una gran demanda colectiva, contando incluso con la ayuda de despachos internacionales.

"No se van a ir de rositas"

"Queremos que se haga justicia con los muertos y afectados por la covid-19. Veo a mi madre y solo pienso en que no se van a ir de rositas. Se me ponen hasta los pelos de punta, al decirlo. Escuchamos testimonios durísimos. Tenemos asociados muy jóvenes que han perdido a sus dos padres, hay mucha gente que se ha quedado huérfana. ¿Y el Gobierno se va a ir de vacaciones? Se van a ir ellos, porque las víctimas no podrán volver a pasar un verano igual".

Durán y su equipo saben que se enfrentan a un Goliat, pero no van a tragar. "Fernando Simón el 10 de febrero firmó un informe en el que reconocía la gravedad del asunto. Pedro Sánchez, Iglesias... todos han actuado de forma negligente. Tenemos la verdad de nuestro lado. Vamos a trabajar duro contra su propaganda veraniega #JuntosSaldremosMásFuertes. Yo le pregunto a este Gobierno, ¿quiénes son los que van a estar juntos? Los muertos no podrán volver a estar con sus familiares", critica enfadado el hijo de la doctora.

Otro de los objetivo de Durán es conseguir una indemnización justa para todas las personas físicas y jurídicas afectadas. "Solo en el caso de las personas que han muerto, la Administración se enfrenta a una potencial indemnización de 120.000 euros por persona, que multiplicado por los 50.000 muertos, nos lleva a una responsabilidad del Estado que puede superar los 6.000 millones de euros", explica.

La segunda ola de contagios, que ya asola a España, también preocupa en la plataforma. Bien saben ellos lo que es vivir el infierno de ingresar a un familiar por covid-19. "Es increíble que el Gobierno todavía no haga nada con los cientos de rebrotes que estamos viviendo. Es lamentable. Los responsables vuelven a mirar hacia otro lado. Quieren tener paz y después gloria, pues no tendrán ni paz ni gloria", sentencia el joven.

En España

    0
    comentarios

    Servicios