Menú

El rebrote de coronavirus en Huesca obliga al Ejército a habilitar otra vez polideportivos para aislar infectados

La Brigada Logística prepara el centro municipal de Albalate de Cinca. Se instalan 80 literas y tres tiendas modulares que servirán de comedor.

0
La Brigada Logística prepara el centro municipal de Albalate de Cinca. Se instalan 80 literas y tres tiendas modulares que servirán de comedor.
Militares habilitando el polideportivos de Albalate de Cinca. | Min. Defensa

Los rebrotes de coronavirus que están apareciendo en diversos puntos de la geografía española van a traer consigo imágenes que nos recuerdan a los peores momentos de la crisis sanitaria. Escenas que se dieron hace sólo unos pocos meses pero que parece que ya se habían olvidado. Días en los que los efectivos de las Fuerzas Armadas realizaban ampliaciones de hospitales locales a toda prisa o, incluso, montaban hospitales improvisados enteros en recintos feriales o polideportivos.

Ahora, todo aquello, vuelve a hacerse presente en la provincia de Huesca. Para ser más precisos, en la pequeña localidad de Albalate de Cinca, que supera por muy poquito el millar de habitantes. Allí es donde los efectivos de la Brigada Logística del Ejército de Tierra (BRILOG) están habilitando el polideportivo municipal para convertirlo en unas instalaciones donde los infectados por el virus que se dispersó desde Wuham (China) puedan estar controlados.

Fuentes del Ministerio de Defensa han explicado a Libertad Digital que, tras el reconocimiento que se realizó el miércoles, se está procediendo durante la tarde este jueves a la instalación de 80 literas y tres tiendas modulares con sillas y mesas que serán utilizadas como comedor y que tendrán una capacidad algo menos de un centenar de personas. Este material se une a las primeras camas que ha aportado a primera hora de la mañana el propio ayuntamiento de la localidad.

En estas instalaciones empezarán a vivir a partir de ahora los 30 temporeros que se encuentran en la localidad y que han dado positivo por coronavirus. Hasta ahora vivían en un albergue ilegal que fue habilitado en un antiguo almacén abandonado, en condiciones poco favorables para controlar el rebrote de la enfermedad. Y también se desplazará al polideportivo a cualquier otro vecino que pudiese dar positivo en las próximas semanas. Se podría acoger a hasta 200 personas.

Al contrario de lo que venía sucediendo durante la operación Balmis, desde Defensa indican que el Ejército de Tierra no prestará apoyo para el mantenimiento de la infraestructura -se encargarán las autoridades locales con ayuda de otras administraciones superiores- ni se encargarán de la vigilancia o la seguridad, tarea que recaerá sobre los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado.

En España

    0
    comentarios

    Servicios