Menú

La abogada de Podemos, Marta Flor, insiste: Iglesias y Dina "son víctimas" del caso Villarejo

Según el recurso de la abogada de Podemos, al que ha tenido acceso LD, Pablo Iglesias y Dina Bousselham "no son investigados sino víctimas".

0
Según el recurso de la abogada de Podemos, al que ha tenido acceso LD, Pablo Iglesias y Dina Bousselham "no son investigados sino víctimas".
Dina Bousselham, Pablo Iglesias y el comisario Villarejo | LD

La letrada de Podemos, Marta Flor, ha insistido en que el vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias y su exasesora, Dina Bousselham, "son víctimas" del caso Villarejo. Así lo ha asegurado Flor en un recurso de apelación presentado ante la Sala Penal de la Audiencia Nacional contra la decisión del juez instructor, Manuel García Castellón, de que deje de ser la abogada de Dina al existir "un conflicto de intereses".

Flor defendía a Dina y a Iglesias hasta que el magistrado acordó que debía dejar de defender a la exasesora. Fue entonces cuando Flor dejó de ser la letrada del líder de Podemos, en lugar de dejar la defensa de Dina que ordenaba el juez. Dicha decisión todavía no es firme.

Según el escrito de 8 páginas, al que ha tenido acceso Libertad Digital, "el auto recurrido vulnera los derechos de protección a la víctima en cuanto a su derecho a la asistencia letrada y a la libre designación de abogado, contando la letrada, con formación específica, en el proceso de defensa de víctimas".

"En el presente caso", añade Flor, "ha quedado acreditada la asistencia profesional real y efectiva que esta letrada ha proporcionado a Doña Dina, a través de la solicitud de numerosas medidas de protección a la víctima, instando diligencias de prueba tendentes al esclarecimiento de los hechos delictivos y sus posibles partícipes. A mayor abundamiento, no encontramos ni en los autos recurridos, ni en los informes del Ministerio Fiscal, que se señale una sola actuación de la defensa letrada de esta parte, de la que pudiera inferirse, la existencia de una contraposición o conflicto de intereses entre los que fueran sus representados".

Según la letrada de Podemos, "no se ha constatado, en primer lugar, la defensa de intereses en conflicto, y, en segundo lugar, tampoco pérdida alguna de confianza de mi representada Dina, en relación a la defensa de sus intereses, habiendo sido la señora Bousselham plenamente consciente en todo momento, del planteamiento del magistrado y Fiscalía, del presunto conflicto de intereses de su dirección letrada, posición que los medios de comunicación han difundido ampliamente".

"En la actualidad, la letrada Sra. Núñez defiende únicamente los intereses de Doña Dina, por tanto, no habría tampoco supuestos intereses en conflicto que defender. Existe una recíproca confianza entre la abogada y la representada que se remonta a 3 años atrás, antes de la apertura del presente procedimiento y la conducta desplegada por la letrada ha sido profesional, íntegra, honrada, leal, veraz y diligente para con su representada", apunta el recurso.

Según Flor, "en el presente caso, el Sr. Iglesias y la Sra. Bousselham, han comparecido juntos, desde que se les ofrecieran acciones como perjudicados, designando a la misma defensa y representación y en ningún caso se les ha escuchado a ellos ni a su letrada en cuanto a la existencia del referido conflicto, siendo la voluntad manifestada, a través de las actuaciones procesales, como el presente recurso, coherentes en el mantenimiento de la dirección letrada".

"Es necesario recordar en este punto que los referidos, no son investigados sino víctimas, y que nada obsta para que 2 víctimas perjudicadas por el mismo ilícito comparezcan bajo una misma representación y defensa. No obstante lo anterior, el Sr. Iglesias ha designado un nuevo letrado que representa sus intereses en el trámite del recurso de apelación, por lo que, ya nada obsta para proseguir la defensa de la señora Bousselham", concluye el escrito.

Recordamos que el artículo 12, apartado C, nº 6, del Código Deontológico de la Abogacía Española establece que "queda prohibido ocuparse de los asuntos de un conjunto de clientes afectados por una misma situación cuando surja un conflicto de intereses entre ellos, exista riesgo de vulneración del secreto profesional o pueda estar afectada la libertad o independencia".

El apartado 1 señala que "no podrá desempeñarse la defensa o el asesoramiento de intereses contrapuestos con otros que se esté o haya estado defendiendo o asesorando, o con los propios, ya que la lealtad hacia el cliente es principio fundamental de la Abogacía".

Fuentes jurídicas consultadas por este diario apuntan que "existirían intereses contrapuestos desde el momento en que las versiones de ambos difieren. Lo que diga Bousselham puede afectar a Iglesias, y éste es el jefe de Flor y ha sido su cliente".

El juez ordena investigar la versión de la expareja de Dina

Mientras tanto, el magistrado de refuerzo del Juzgado Central del Instrucción nº 6 de la Audiencia Nacional, Alejandro Abascal, ha ordenado a la Policía Judicial revisar la versión de la pareja de Dina Bousselham, Ricardo Sà Ferreira, sobre el supuesto robo que sufrieron en el IKEA de Alcorcón en 2015.

En una providencia, el magistrado recuerda que en marzo de 2019 en su declaración judicial, Ferreira aseguró "haber recuperado algunas pertenencias" tras interponer la denuncia y, "dada cuenta del estado de las actuaciones", pide a la policía judicial que realice "gestiones en orden a la concreción de estos extremos y todas aquellas otras gestiones que puedan derivarse para el esclarecimiento de los hechos investigados".

Póngase en contacto con nosotros en investigacion@libertaddigital.com

En España

    0
    comentarios

    Servicios