Menú

Intensa inquietud ante el triunfo de los anticonstitucionalistas: cae el primer pilar del régimen del 78

El exilio de Juan Carlos I consigue lo contrario de lo que pretendía: cunde el miedo ante el triunfo de Podemos y los separatistas.

0

El Mundo

"Don Juan Carlos se marcha de España". "Un gesto doloroso en defensa de la Corona", titula Francisco Rosell su editorial, que considera que la salida de don Juan Carlos de Zarzuela "era improrrogable". "Máxime desde que el Gobierno, con una actitud escasamente responsable, empezó a presionar a Don Felipe en este sentido de forma pública y reiterada". "A nadie se le escapa que estamos ante otra decisión de firmeza de Don Felipe", al que "no ha temblado la mano a la hora de adoptar decisiones para robustecer la Corona". Pero que "no nos engañemos, ni siquiera un gesto tan desgarrador como el de Don Juan Carlos detendrá en su cruzada a cuantos han puesto en la diana a la Monarquía. Lo grave es que entre ellos estén incluso algunos de quienes se sientan en el Consejo de Ministros y todos los sostenes separatistas del Gobierno. Pedro Sánchez ha reclamado gestos contundentes en la Casa del Rey. Ya los tiene. Ahora su obligación es empezar a proteger a la Corona". Lo malo, Rosell, es que Pedro Sánchez no entiende de ninguna obligación que no sea protegerse a sí mismo.

A Lucía Méndez suelta otra de sus gansadas y dice que es que don Juan Carlos miraba a una España que ya no existe, que "la España de hoy no está dispuesta a obviar la indecencia en sus instituciones". Venga ya, Lucía. La España de hoy ha obviado indecencias a montones. Así a bote pronto, me viene a la cabeza que la que manda en la fiscalía es una socialista que garantiza el éxito de los burdeles de información vaginal. También me viene que tenemos una ministra que lo es por por ser la mujer del vicepresidente. Que tenemos de vicepresidente a un tipejo al que han votado cuatro gatos porque el presidente del gobierno cometió la indecencia de mentir a los españoles. La España de hoy ha olvidado la indecencia del gobierno mangoneando a abogados del Estado para favorecer a golpistas. La España de hoy traga con la indecencia del CIS de Tezanos mes tras mes, y hace camisetas al responsable de Alertas Sanitarias que ocultó una epidemia que ha matado a más de 50.000 personas. Y así podría seguir horas y horas sobre las indecencias que no consiente la España de hoy.

Marisa Cruz dice que Pedro Sánchez está "obligado a ponerle freno" a la campaña contra la Corona "so pena de abrir un conflicto institucional de gravísimas consecuencias". Vamos, que puede desatar otra guerra civil, él verá. "Dentro del ejecutivo se mantendrá la tensión que imprime Podemos, una tensión que Felipe VI solo podrá doblegar si lograr convertir a los españoles, hoy desencantados, en sus más poderosos aliados. Si lo consigue, habrá ganado el reinado y el Estado; si fracasa, la Corona en España tendrá los días contados". Lo mismo cuando la peña vea claro que Pablo Iglesias se puede convertir en jefe del Estado salve a Felipe VI. Porque la mayoría van a preferir al mismísimo conde Drácula o a Jack el destripador a este tirano sinvergüenza.

El País

"Juan Carlos I abandona España". El periódico, antaño juancarlista hasta la médula dice ahora que era "necesaria" esta decisión, "adecuada, pertinente y responsable". "En todo caso, el rey emérito mantiene intacta la presunción de inocencia, un derecho que le corresponde como a cualquier otro ciudadano". "La conducta decepcionante y poco ejemplar de Juan Carlos I en sus últimos años de reinado no puede hacer olvidar su insustituible contribución al progreso y la libertad de los españoles durante casi medio siglo". En cuanto a podemitas, muchos socialistas, separatistas, nacionalistas, golpistas y todos los que ha salido al olor de la sangre como los buitres que son, "deberían preguntarse si existe consenso social y parlamentarios suficientes" para cargarse la monarquía. "Los datos indican lo contrario. Resulta por tanto irresponsable alimentar la crisis institucional en un momento en que el país necesita estabilidad". Pues a ver si este periódico practica también un poco de responsabilidad, porque parece un panfleto podemita antisistema.

ABC

"Juan Carlos I deja España para no dañar el reinado de su hijo". Dice el editorial que "es muy dudoso que con esta decisión de Don Juan Carlos de abandonar el país se ponga fin a las persistentes campañas contra la Corona". Estando Sánchez y Podemos en Moncloa cualquier cosa puede pasar. "Frente a estos especialistas en la destrucción de la convivencia, históricamente acreditada, se está respondiendo con ingenuidad".

Lo mismo opina Luis Ventoso. "Existe una operación de largo aliento para minar la monarquía, alentada por un partido populista antisistema que hoy forma parte del Gobierno. El problema es que el sector más montaraz del PSOE tampoco lo ve mal (y Sánchez, que en el fondo querría ser el único rey de España, juega con doble baraja). Se trata de poner patas arriba los acuerdos constitucionales del 78". "Cuando hay champán en el chalet Galapagar y ojos humedecidos en Zarzuela no creo que se pueda hablar de la mejor hora de España". No desesperes, Ventoso, el que brinda el último brinda mejor.

También advierte Rosa Belmonte de que "las andanadas antimonárquicas no van a cesar". Los anticonstitucionalistas aprovecharán la "caída de la figura histórica" de Juan Carlos I "para acabar también con su heredero y con la institución", que a nadie le quepa la menor duda.

Ignacio Camacho se suma a esta ola de pesimismo. "No detendrá la montería política porque la pieza que los cazadores se quieren cobrar no es el Emérito", que ya no pintaba nada. "La decisión ha facilitado que los enemigos de la Constitución utilicen su caso para armar una operación de acoso al régimen monárquico, sabedores de que constituye la clave de bóveda del actual modelo de Estado". "Felipe VI está solo ante un destino incierto. Tiene el respaldo de una probable mayoría social, pero no puede contar con el compromiso sincero de un ejecutivo sostenido por una alianza de republicanos irredentos", y lo que es peor, presidido por un embustero patológico del que no te puedes fiar ni loco.

Y para rematar, Ramón Pérez Maura está convencido de que "el abandono de España del rey Juan Carlos es la mayor victoria de quienes quieren acabar con la unidad de España. Aunque haya quien no quiera verlo". Vaya veranito.

La Razón

"La segunda abdicación". Dice el editorial que Juan Carlos "ha decidido partir al extranjero para defender su legado y su propia dignidad. Con seguridad, el gesto no servirá para detener la inconcebible campaña de desprestigio de su persona", con el apoyo de "algunos medios de comunicación". Especialmente el dueño de La Razón, Atresmedia, con su siniestro tentáculo de La Sexta. Que para eso les riega Sánchez de millones sus millonarias arcas mientras milles de españoles pasan hambre

Tampoco es que los columnistas de esta pata del grupo que sostiene a Ferreras estén para tirar cohetes. Por mencionar alguno, Abel Hernández comenta que el Emérito se va como servicio a España. "Quiera Dios que sirva para eso y no sea ésta la primera pieza caída de una oscura operación, como parece, para debilitar a la Corona y promover un periodo constituyente, liquidando el régimen del 78". Pues si eso sucediera, la responsabilidad recaería también sobre el grupo de comunicación que lo ha fomentado. Así que menos lloriqueos y mesarse los cabellos.

En España

    0
    comentarios

    Servicios