Menú

"Un anciano de 82 años con patologías previas vaga por el mundo en plena pandemia"

El incendio provocado por la chapuza de la marcha de don Juan Carlos amenaza con achicharrar al a la Corona y, con suerte, al Gobierno.

0

El Mundo

"Moncloa admite que la salida de Juan Carlos I agrieta la coalición". "Sánchez y Calvo maniobran para contener las posiciones de un socio minoritario que amenazan con dinamitar los puntales del Gobierno". Hombre, si la marcha del viejo rey consigue acabar con este gobierno sí que habrá hecho el último servicio a España. Le perdonaríamos todos sus pecados. Pero no caerá esa breva.

Dice el editorial que, ¡madre de Dios!, "en qué manos estamos", tras es "estupor" por la catarata de "errores con los que se ha desarrollado una operación de tal calado". Para empezar, "no es de recibo que Sánchez no haya informado ni siquiera a Pablo Casado", despreciando de nuevo a la mitad de los españoles, como viene siendo costumbre en este miserable sectario.

"A tenor de cómo ha reaccionado la opinión pública y viendo el impacto tan negativo que la marcha de Don Juan Carlos ha tenido para la imagen de España en medios extranjeros, cabe concluir que han hecho una chapuza". A ver, a quién se le ocurre poner al mando al friki Iván Redondo. Ese sirve para hacer espectáculos de luz y color, no para operaciones de Estado. "No queda al margen de su responsabilidad, desde luego, la propia Casa del Rey, que debía haber concluido que esta solución era la que más riesgos y daños comportaba". Sí, también se han lucido. Así que solo ha servido "para se froten las manos los enemigos de la institución", que están felices como perdices.

Como dice Eduardo Álvarez, "la operación Emérito ha servido para todo menos para dar oxígeno a Zarzuela. Sabiendo que en el ajo estaba Iván Redondo comprendemos la chapuza". Y remata Maite Rico. "Sospecho que a Felipe VI le han tendido una trampa". ¿La Casa del Rey no cuenta con nadie con el seso suficiente para haberlo previsto? Pues eso es preocupante.

El País

"Sánchez zanja ante Iglesias y sus ministros el debate sobre la Corona". Al contrario que El Mundo, el periódico gubernamental dice que "Sánchez e Iglesias blindan su pacto pese a las tensiones por la Monarquía". Que la coalición goza de excelente salud. "El malestar de Podemos antes del Consejo del martes era notorio, pero sus dirigentes valoran como "constructivo" el discurso de Sánchez, y que no cuestionó que, como formación política, los de Iglesias sigan defendiendo sus propias posiciones sobre la forma del Estado". Lo que valoran son sus sueldos y sus sillones. Tragarán con Monarquía y lo que les ponga por delante con tal de no abandonar el coche oficial. Harán mucho ruido, eso sí, pero no se irán del Gobierno.

ABC

"División en el Gobierno ante la marcha de Don Juan Carlos". "Podemos ignora a Sánchez y mantiene el pulso por la Corona". Lo que no quiere decir que vaya a romper con Sánchez, sólo que le va a tocar las narices todo lo que pueda.

Por si el enredo no fuera suficiente, el bicho sigue por ahí. O sea, que tenemos a un anciano de 82 años vagando por el mundo en plena pandemia. Según dice su entorno, a don Juan Carlos "le preocupa especialmente la pandemia del Covid, ya que él forma parte del grupo de riesgo, por edad y patologías previas". "Aunque la decisión la ha tomado personalmente don Juan Carlos lo cierto es que si el gobierno de Sánchez no hubiera pedido más medidas contra él Don Juan Carlos no habría tenido que irse de España este verano" en plena pandemia global. Tócate. Lo que quieran, pero como le pase algo la opinión pública monárquica no a culpar solo a Sánchez, también responsabilizará a su hijo Felipe VI. Lo que faltaba.

La Razon

"Ofensiva de los socios de Sánchez para purgar a Don Juan Carlos". "Pedro Sánchez debe frenar la campaña que, impulsada por Pablo Iglesias, quiere retirar las referencias a Juan Carlos I en las ciudades españolas, algo que encontrará el rechazo de muchos españoles". "La división está servida y tendrá consecuencias". Justo lo que más le gusta a Iglesias.

Francisco Marhuenda, que lleva días hablando por los codos de Juan Carlos, dice que "la izquierda política y mediática no tienen otro tema más trascendente en medio de una crisis económica devastadora y los inquietantes rebrotes". Hay tiempo para todo, Marhu. "No importa que el anterior jefe de estado no esté incurso en ningún procedimiento y que tenga plena libertad de movimientos, porque irrumpen los inquisidores para decir que se ha fugado. La cortina de humo que han lanzado todos para esconder sus propias miserias es impresionante". Hay que admitir que se lo han puesto en bandeja.

En España

    0
    comentarios

    Servicios