Menú

Presión de los médicos catalanes a la ANC para que suspenda las concentraciones de la 'Diada'

La organización separatista se niega a desconvocar las manifestaciones frente a edificios del Estado en toda Cataluña.

0

El presidente del Colegio de Médicos de Barcelona, Jaume Padrós, el jefe de Epidemiología del Hospital Clínico de la capital catalana, Antoni Trilla, y hasta el gerente del Instituto Catalán de la Salud y secretario de Salud Pública de la Generalidad, Josep Maria Argimon, piden a la Assemblea Nacional Catalana que desista de su intención de convocar manifestaciones frente a edificios del Estado con motivo de la fiesta regional de Cataluña, la "Diada" del 11 de septiembre.

Padrós, que se prestó a hacer el seguimiento médico de la supuesta huelga de hambre que dijeron llevar a cabo algunos de los presos golpistas en diciembre de 2018, entiende que el de manifestación es un derecho fundamental pero ha pedido a las organizaciones y partidos independentistas que eviten convocar actos que puedan convertirse en masivos. "Las celebraciones o reivindicaciones de este año deben ser diferentes. Nos jugamos mucho", escribió en Twitter el doctor Padrós.

En la misma línea se había manifestado días antes el jefe de Epidemiología del Hospital Clínico de la capital catalana, Antoni Trilla, quien declaró en la emisora de Godó que "entiendo que el 11-S es significativo pero, como médico, al igual que hemos aplazado las fiestas mayores o que no podemos ir al fútbol, pienso que este año cualquier manifestación debe quedar suspendida porque la situación epidemiológica es complicada y puede suponer un riesgo de aumentos de contagio".

El último en sumarse a estas peticiones ha sido el secretario de Salud Pública de la Generalidad y rostro visible de la administración autonómica en la lucha contra la pandemia, el doctor Josep Maria Argimon, quien ha asegurado que "no es oportuno hacer concentraciones. Argimon ha lanzado el aviso en TV3 y ha apuntado que a pesar de las medidas de seguridad que adopten los concentrados se pueden registrar brotes. Además, ha señalado que también se debe tener en cuenta la movilidad que comportan estas manifestaciones y que se debería evitar.

Argimon ha expuesto que Cataluña se encuentra en una situación muy delicada, por lo que "hay que reducir al máximo toda interacción social". También ha alertado de que habrá escuelas que tendrán que ser puestas en cuarentena y que la vuelta al trabajo también será delicada, razones para evitar riesgos como el que suponen las manifestaciones.

A pesar de todos estas advertencias, la presidenta de la Assemblea Nacional Catalana (ANC), Elisenda Paluzie, insiste en que las concentraciones se llevarán a cabo. La pretensión de la entidad separatista es organizar manifestaciones delante de edificios del Estado en las ciudades y pueblos más importantes de Cataluña. Así, en Barcelona los convocados por la ANC se maifestarán delante de la delegación de la Agencia Tributaria en la plaza Letamendi. Según Paluzie, estas concentraciones no serán de más de doscientas personas. Ante las limitaciones, la ANC también ha llamado a la ciudadanía a que salga a aplaudir a los balcones a las 17:14 del día 11.

En España

    0
    comentarios

    Servicios