Menú

Arrimadas pide una "tregua política" tras reunirse con Sánchez y confirma que negociará los Presupuestos

La líder de Ciudadanos pide que las cuentas públicas "no se repartan en un despacho entre Iglesias, Rufián y Otegi".

0
La líder de Ciudadanos pide que las cuentas públicas "no se repartan en un despacho entre Iglesias, Rufián y Otegi".
Pedro Sánchez e Inés Arrimadas, durante su entrevista de este miércoles en La Moncloa. | Pedro Ruiz.

Después de dos horas de reunión en La Moncloa con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, la líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, comparecía este miércoles para dar cuenta de lo tratado mostrando, por primera vez de forma explícita y sin ambages, su voluntad de negociar los próximos Presupuestos Generales del Estado.

Arrimadas afirmaba que había pedido al jefe del Ejecutivo una "tregua política", expresión que repetía varias veces, ante la pandemia dado el gran esfuerzo que para combatirla, enfatizaba, están haciendo los españoles. Además, aseguraba que aboga por unas cuentas públicas moderadas que, decía también varias veces, "no se repartan en un despacho Iglesias, Rufián y Otegi".

La líder de la formación naranja confesaba que no había entrado al detalle de la materia presupuestaria con Sánchez, pero a preguntas de los informadores dejaba claro que no comparte la reforma fiscal que este mismo miércoles volvía a plantear Pablo Iglesias con fuertes subidas impositivas.

Pese a ello, se abría a la posibilidad de una mesa a tres con la parte socialista del Gobierno y también con la formación morada, que este verano puso el grito en el cielo tras un encuentro de la cúpula naranja con la vicepresidenta Carmen Calvo en La Moncloa. Fuentes de Ciudadanos consideran que del encuentro queda claro que hay dos vías para los Presupuestos, la de la formación naranja y la de ERC, y que ambas son incompatibles.

En cuanto a los reiterados reproches, el último por parte de Iglesias horas antes del encuentro entre Sánchez y Arrimadas, del Gobierno hacia la Comunidad de Madrid, donde Ciudadanos gobierna en coalición con el PP, Arrimadas enfatizaba que su petición de una "tregua política" apela a todos, "también al Gobierno" aseveraba.

Moncloa: "Objetivo cumplido"

La jornada concluyó en un ambiente de satisfacción en donde el Ejecutivo vendió el "objetivo cumplido" de haber logrado visualizar el contraste entre la política de bloqueo y obstrucción del PP del no y la "reunión constructiva" mantenida con la líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, quien según la portavoz del Ejecutivo, María Jesús Montero, "hace desde una posición crítica pero responsable". Y añadió el "agradecimiento a la señora Arrimadas por la responsabilidad de anteponer los intereses generales a sus propios intereses".

Montero asumió incluso el discurso de Arrimadas de la "tregua" haciendo un alegato a la política útil. "Los ciudadanos nos eligen para que seamos útiles. Nos eligen para eso, estamos en las Cortes para eso".

Los únicos puntos de fricción y desencuentro fueron los relativos a la renovación de los órganos constitucionales y las subidas de impuestos. Sobre lo primero, la portavoz Montero explicitó la "propuesta no compartida con Ciudadanos de reformar la Ley orgánica del poder judicial" e informó que "el presidente Sánchez le ha manifestado que es imperativa esa renovación".

En cuanto a la política fiscal, Montero admitió que es el caballo de batalla en el que "será el tema en que habrá que buscar un equilibrio" y llevar a cabo una reforma fiscal "para ganar progresividad. Ahí está la inteligencia política de ser capaces de sobrepasar un rendimiento fiscal en el momento en que vivimos".

En España

    0
    comentarios

    Servicios