Menú

Rivera: "Le dije a Malú y Villegas que las elecciones eran mi última oportunidad: o llego a presidente o me marcho"

"Malú era la persona que mejor conocía lo que me venía rondando por la cabeza" relata en su libro el expresidente de Ciudadanos.

0
"Malú era la persona que mejor conocía lo que me venía rondando por la cabeza" relata en su libro el expresidente de Ciudadanos.
Albert Rivera, abrazado a José Manuel Villegas, el día que anunció su dimisión. | EFE

El expresidente de Ciudadanos, Albert Rivera, explica casi un año después de su retirada de la política las razones de esa decisión en el libro Un ciudadano libre que la editorial Espasa pone a la venta la semana que viene, tras haber aplazado el lanzamiento en primavera por la pandemia.

Rivera, que no sigue un orden cronológico en una obra que aborda toda su carrera política, comienza relatando cómo vivió el 11 de noviembre de 2019, cuando tras el batacazo de Ciudadanos en las elecciones generales del día anterior, en las que pasó de cincuenta y siete a diez escaños, decidió anunciar su dimisión y su renuncia a su acta de diputado.

En tiempo presente, el expolítico barcelonés reconstruye los instantes previos a su discurso de despedida: "Le he dicho a mi equipo de comunicación que prefiero subir solo al atril. Para bien o para mal, se trata de mi historia y, en gran medida, es una historial personal"; "Llevo mi discurso en una carpeta. Lo he escrito, como siempre, 'a mi manera'. Como luego se vio en algunos medios de comunicación, tan solo es un esquema con algunos apuntes, con una letra indescifrable —soy abogado, pero mi caligrafía podría pasar por la de un médico— que había escrito quince minutos antes en mi despacho, en seis o siete folios reciclados" afirma en referencia a la exclusiva de los papeles del discurso que publicó Libertad Digital.

La confesión "por separado" a Malú y Villegas

Aunque pese a esos folios escritos instantes antes del discurso, Rivera confiesa que llevaba tiempo esbozando esa intervención en notas en su móvil y que, ya en mayo, después del gran éxito de las elecciones de abril de 2019, cuando Ciudadanos llegó a ser la tercera fuerza política de España con 57 escaños, le dejó claro a dos de sus más próximos cuál era su plan de futuro inmediato, que pasaba por un todo o nada político.

malu-albert-rivera.jpg
Albert Rivera y Malú. | EFE

Así ocurrió: "A pesar del buen resultado, confesé por separado a Villegas [José Manuel, su número dos en el partido y antiguo jefe de gabinete] y a mi pareja [no en este pasaje pero sí en muchos otros se refiere a ella por su nombre artístico, Malú] mis intenciones: 'Me queda una oportunidad más: o llego a la Presidencia del Gobierno en las siguientes, o me marcho y dejo paso'. Desde mayo de 2019 había empezado a asumir ese 'plan b' que me permitiera tomar decisiones sin temor al futuro, pasara lo que pasara en las urnas".

"Una agotadora campaña de presión política y mediática"

Rivera relata cómo lloró antes y después de su discurso de despedida, y destaca los mensajes de apoyo de algunos de sus colaboradores como la vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, y el hoy portavoz adjunto de Ciudadanos en el Congreso, Edmundo Bal, que entró como diputado precisamente gracias a su renuncia al escaño.

Asegura haberse sentido "exhausto" por haber tenido que "soportar sobre mis espaldas una agotadora campaña de presión política y mediática".

Un estado de ánimo del que fue lógico testigo de excepción su pareja: "Malú era la persona que mejor conocía lo que me venía rondando por la cabeza: el 'plan b', los discursos de dimisión que escribía en el móvil cuando volvía de algún viaje, el cansancio por tanta exposición pública…". A sus padres, en cambio, les informó de su decisión mediante un mensaje de WhatsApp en el grupo familiar minutos antes del discurso, y a su hija Daniela mediante una videollamada esa misma tarde.

En España

    0
    comentarios

    Servicios