Menú

De Balmis a Baluarte, los militares vuelven a salir a las calles para luchar contra el coronavirus

No participarán en labores de seguridad ciudadana, es decir, no controlarán que los españoles cumplan las restricciones.

0
No participarán en labores de seguridad ciudadana, es decir, no controlarán que los españoles cumplan las restricciones.
Militares desinfectan una residencia de ancianos para evitar contagios por coronavirus. | Flickr-Defensa

Los militares españoles vuelven a enfrentarse cara a cara a la crisis sanitaria que ha provocado el coronavirus. La segunda oleada, que está poniendo en dificultades a muchos territorios de nuestro país, va a provocar que los efectivos de las Fuerzas Armadas vuelven a ser visibles en las calles realizando labores de apoyo, aunque esta vez, al contrario de lo que sucedió hace unos meses, no realizarán ningún tipo de apoyo en labores de seguridad ciudadana.

La nueva misión pasa a denominarse Baluarte y está coordinada por el nuevo Comandante del Mando de Operaciones del Estado Mayor de la Defensa (CMOPS), teniente general Francisco Braco, que ha reemplazado en las últimas semanas a Fernando López del Pozo, que ha pasado a la reserva, aunque ha sido fichado de inmediato por Margarita Robles para la Subdirección de Planes y Relaciones Internacionales del Ministerio de Defensa.

De momento, la punta de lanza de la misión es el despliegue de rastreadores militares por casi todas las regiones del país. A día de hoy, únicamente Cataluña y País Vasco no han solicitado apoyo a Defensa para estas labores. Los gobiernos autonómicos han solicitado 1.700 efectivos para las tareas de rastreo y, a día de hoy, ya están operativos el 70 por ciento de ellos, según informan fuentes del propio Ministerio.

También están preparados para realizar tareas de desinfección en residencias de ancianos, centros sanitarios, edificios públicos o infraestructuras críticas, como ya hicieron la pasada semana, por ejemplo, en Mercamadrid; montaje de instalaciones médicas de emergencia, refuerzo sanitario o asistencias, montaje de tiendas para pruebas PCR o transporte de material sanitario, comida e, incluso, de fallecidos.

La primera misión de los militares españoles contra el coronavirus tuvo lugar durante los meses de marzo a junio y recibió el nombra de Balmis, en homenaje al médico militar español Francisco Javier de Balmis, que fue el responsable de la expedición que llevó la vacuna de la viruela de América y Filipinas. En total, se realizaron 20.002 actuaciones en 2.300 localidades durante 98 días.

En España

    0
    comentarios

    Servicios