Menú

"SOS Europa": sólo la UE nos puede salvar de la dictadura socialcomunista

El Supremo constata que la moción de censura se basó en mentiras mientras la España democrática pide socorro a Europa frente a la dictadura sanchista.

0
El Supremo constata que la moción de censura se basó en mentiras mientras la España democrática pide socorro a Europa frente a la dictadura sanchista.
Parlamento europeo | EFE

El Mundo

"El asalto al Poder Judicial complica los fondos europeos". Total, se lo iban a repartir entre Sánchez e Iglesias para comprar voluntades. "El Supremo rechaza los párrafos que motivaron la moción contra Rajoy". A buenas horas. Dice Rosell que "Sánchez instrumentalizó una caja B que no puede considerarse un hecho probado. Lo hizo enarbolando la bandera de la regeneración. Dos años después" —¡solo dos años, parecen diez!— "preside un Gobierno que vitupera la Justicia, erosiona el Estado de derecho con una reforma por la puerta de atrás del Poder Judicial y claudica ante sus socios separatistas rebajando la tipificación penal de los delitos de rebelión y sedición. Sánchez debe reconocer que es presidente gracias a una moción basada en hechos delictivos no acreditados". A él eso le tiene sin cuidado. Tiene el poder, que es lo que importa.

Como dice Rafa Latorre, "Pedro Sánchez jamás se ha esforzado en negar la deriva antidemocrática", le importa un rábano lo que digan. Os vais a comer mi autoritarismo porque no tenéis forma de evitarlo. "La deriva antidemocrática se ha violentado hasta el abatimiento y ha puesto a la democracia en una derrota nada metafórica". Latorre cree que el cambio de régimen que tenemos a las puertas "solo es evitable si España no es como él imagina. Con unas élites famélicas, una institucionalidad quebradiza y una ciudadanía indigna de tal nombre". A la ciudadanía le encantaría que las dignísimas élites periodísticas, algunas de las cuales acuden a las tertulias de los cómplices del golpe a cobrar sus buenos dineros, indicaran a los indignos ciudadanos qué tienen que hacer para alcanzar el título de ciudadano digno.

"Lo que está ocurriendo solo podría encontrarse con un obstáculo, que la UE negara los fondos" a un país que ha pasado en dos años de ser una democracia medianamente sana a una dictadura bolivariana. A ver si los ciudadanos dignos como Latorre, que tienen más influencia que los vulgares ciudadanos indignos de a pie, presionan para que la UE nos ayude. Seguro que el digno ciudadano Latorre tiene el teléfono de algún eurodiputado del PP del que ni usted ni yo disponemos.

Jorge Bustos dice lo que ya todos sabemos. Que Sánchez "es un psicópata vengativo cuyo problema es que no se sacia jamás". Se vengó del PSOE destruyéndolo, se vengó de Rajoy, de Rivera, y "Europa será el siguiente. Que a la presidencia del país de Caín haya llegado un hombre gobernado por la pulsión de venganza es como si a un violador lo encierras en la Mansión Playboy". Para empeorar las cosas, le apoyan "con entusiasmo españoles avergonzados de serlo que prefieren una dictadura de izquierdas a una democracia en la que pueda volver a ganar la derecha. Esos españoles dirigen medios, bancos, empresas estratégicas. Son buenos burgueses aterrados ante la mera idea de que la nueva inquisición les coloque el capirote fascista". "El 78 será destruido" y esos son los responsables, las élites del país, no la ciudadanía indefensa.

"Las empresas se irán yendo y el hachazo fiscal para seguir vendiendo bienestarismo solo logrará disparar el paro y la fuga de capitales y talentos. España se hundirá en una larga decadencia mientras se acelera sus desmembración". Y dicho esto, me voy a Al Rojo Vivo a hacerle la rosca a Ferreras, que paga muy bien.

El País

A nadie pueda sorprender a estas alturas que la basura al servicio de Sánchez mienta. "El Supremo confirma que el PP se lucró con la trama Gürtel". Reyes Rincón, que firma esta trola, llega a decir que la resolución respalda que el PP "dispuso una baja b" cuando dice todo lo contrario. En fin, ya se sabe, el panfleto del régimen sanchista.

Pero hoy el periódico que sustenta el golpe de Estado ha entrado en pánico al ver peligrar la pasta de la UE, de la que el Ibex espera sacar un buen pellizco. Hacen cola en Moncloa para besar la mano de Sánchez a ver qué les cae. Así que dice que "así no", que "la reforma del Poder Judicial del PSOE y Unidas Podemos resulta inaceptable". Están tan acojonados de que no llegue el dinero de Europa que hasta se atreven a decir que "el PSOE también consiguió paralizar durante años la sustitución de algunos miembros del Tribunal Constitucional", que el PP no es el primero. El plan de Sánchez e Iglesias "va contra el espíritu de la Constitución", dice. Maldito lo que les importa a los jerifaltes del Ibex la Constitución ni el espíritu. Lo que les quita el sueño es que la UE se plante y los deje sin la parte del pastel de la pasta que repartirán Sánchez e Iglesias entre sus siervos. Yo me andaría con ojo, señor Monzón, la venganza de Sánchez por este editorial será terrible.

ABC

"Ofensiva en Europa para frenar el atropello judicial". "El CGPJ se plantea denunciar la barbaridad constitucional ante la UE". ¿Se plantea? Malo, si no lo han hecho ya, malo. Isabel San Sebastián lanza un "SOS" a Europa. "Solo la UE puede frenar las ansias totalitarias de Sánchez e Iglesias, cerrando el grifo de dinero si se consuma el ataque a los jueces". "Si Europa no pone coto al desmán totalitario que pretende perpetrar el gobierno social comunista, no habrá esperanza para esta Nación abocada a la tiranía encubierta". No tan encubierta, nada le gusta tanto a Sánchez e Iglesias como exhibir su poder. "Fue la UE la que salvó a Grecia de hundirse en el abismo comunista de Tsipras, cerrando el grifo del dinero. Parece llegada la hora de que nos redima de igual modo". Y sí, prepárense para que la artillería mediática de la izquierda la llame antipatriota por defender que no nos den el dinero sin garantías democráticas, pero sepa que usted no verá un euro y le va en ello la libertad. A apretar los dientes y aguantar.

"El Supremo ve arbitraria la alusión a la caja B que provocó la moción a Rajoy". Dice el editorial que "el magistrado De Prada fue la mano que meció la cuna de un cambio de Gobierno, y sin la excusa jurídica que prefabricó, ahora anulada por el TS, Rajoy habría permanecido en la Moncloa". A Sánchez le daban los números, se hubieran inventado cualquier otra cosa. Además, la cosa ya no tiene remedio. Ahora tenemos a un demente que pretende una "revisión radical de la democracia. O peor aún, un cambio de régimen".

Ignacio Camacho retrata a Sánchez como lo que es, "un déspota embozado para el que la democracia es una simple cobertura formal o técnica con la que atribuir a Su Persona una fuente de legitimidad al margen de toda regla previa. La única coherencia de Sánchez es con su vocación para el engaño y la trampa". Así que dejemos de mirar al pasado, "la cuestión clave no consiste en lo que hizo ayer sino en lo que hará mañana, porque no se va a detener hasta que el Estado entero quede bajo su tutela autoritaria". Y no es descartable que si Europa le pone peros nos saque de la UE por las bravas. La única diferencia entre lo que está ocurriendo en España y lo que ocurrió en Venezuela es que Chávez tenía al Ejército de su parte. Esperemos que en España los militares mantengan su palabra de lealtad al Rey, la Constitución y la democracia.

La Razón

"El Supremo desmonta la moción: el PP no delinquió en la Gürtel". Dice Marhuenda que "la izquierda política y mediática se abalanzó con la voracidad habitual para conseguir que Sánchez alcanzara la presidencia". En fin, no le volveré a recordar a Marhu que a esa izquierda mediática la mantiene el mismo que le mantiene a él. "Lo fundamental era expulsar al PP del poder" y asegurarse de que nunca volviera, como amenaza constantemente Iglesias. "La consecuencia la tenemos con esa mayoría inestable que apoya al gobierno social comunista, donde los independentistas que quieren acabar con España tienen un papel importante". Y a ver cómo nos libramos de ellos.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Historia