Menú

La Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo investigará la discriminación en las escuelas catalanas

Apoya a la Asociación por una Escuela Bilingüe, que denuncia la marginación de los niños castellanohablantes, y enviará una delegación a Cataluña.

0
Apoya a la Asociación por una Escuela Bilingüe, que denuncia la marginación de los niños castellanohablantes, y enviará una delegación a Cataluña.
Niñas enfundadas en la bandera independentista catalana. | EFE

La Asociación por una Escuela Bilingüe (AEB) ha recibido el apoyo de la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo tras exponer su presidenta, Ana Losada, la grave situación de los niños castellanohablantes en las escuelas catalanas. En sesión telemática, Losada ha desgranado un exhaustivo informe sobre la discriminación lingüística en el sistema escolar implantado desde hace décadas por la Generalidad de Cataluña.

La entidad analizó 2.214 proyectos lingüísticos, que corresponden al 95% del total de escuelas públicas e incluyen todas las etapas de enseñanza y los centros de educación especial. Según los datos recabados, en ningún centro de Cataluña el español es lengua vehicular. El mínimo legal del 25% de horas en castellano no se contempla en ningún proyecto lingüístico. Solo 126 centros sobre 2214 ofrecen alguna asignatura no lingüística en castellano en algún año de la etapa de primaria o secundaria.

La AEB apunta que no importa cual sea el porcentaje de alumnos castellanohablantes y catalanohablantes, ya que los proyectos lingüísticos son idénticos en todos los centros: una única lengua vehicular, el catalán, cero horas de castellano en educación infantil, dos horas a la semana en primaria, tres horas en secundaria y bachillerato, con idéntica proporción para los alumnos con necesidades educativas especiales.

La AEB ha denunciado también que nueve de cada diez alumnos catalanes comienzan a estudiar la asignatura de castellano a los 6 años, en 1º de Primaria y de forma oral. El 53% de los alumnos catalanes son castellanohablantes y no pueden aprender a leer y escribir en su lengua hasta los 7 años. Además, el 99% de los centros públicos exige que las comunicaciones internas orales y escritas solo se realicen en catalán. Ni en los pasillos, ni en el comedor, ni en las conversaciones entre el personal docente y no docente debe utilizarse el español. según las estrictas normas de la Generalidad. La comunicación con las familias también debe realizarse siempre en catalán, ya sea de manera oral o por escrito.

En catalán sin excepciones

Se da el caso que incluso en esta época de pandemia las consejerías de Educación y Salud envían a las familias documentos, autorizaciones e instrucciones a seguir, exclusivamente en catalán. El análisis elaborado por la AEB destaca también que muchas familias del resto de España se ven obligadas a renunciar a trabajos en Cataluña por la exclusión del español en el sistema educativo. Y revela, por último, que al menos 45.000 alumnos con necesidades especiales son castellanohablantes y tanto los que estudian integrados en un centro publico como los que lo hacen en un centro especializado no pueden hacerlo en su lengua materna, lo que añade una nueva barrera a su formación.

Vulneraciones legales

La AEB considera, por tanto, que la Generalidad y el Estado infringen el artículo 2 del Tratado de la Unión Europea ya que las administraciones públicas española y catalana están obrando conscientemente en contra de lo exigido legalmente. También consideran que se vulnera el art. 3.3 del Tratado de la Unión Europea al constatarse la discriminación, la desigualdad y la desprotección de los derechos del niño. En Cataluña, apuntan también, no se respetan los artículos 21 y 22 de la Carta de Derechos Fundamentales de la Unión puesto que se discrimina a los alumnos castellanohablantes por razón de lengua, y no se les transmite la diversidad lingüística y cultural de nuestro país. Y se desatienden además las recomendaciones del Consejo relativas a la enseñanza en lengua materna, a la integración de niños con discapacidad en los sistemas de enseñanza, y al multilingüismo.

Tras la exposición de Ana Losada, las intervenciones de los representantes de los diferentes grupos del parlamento europeo han mostrado su apoyo a la petición y han subrayado la gravedad de esta discriminación de los derechos de los alumnos y de sus familias. Sólo Diana Riba, de ERC, ha negado el contenido del informe.

Misión en Cataluña

La Comisión de Peticiones ha decidido solicitar a la Comisión de Cultura del Parlamento Europeo que elabore un informe sobre el respeto a la diversidad lingüística y cultural en la escuela en Cataluña, enviar una carta al Ministerio de Educación del Gobierno de España informando de la denuncia de la AEB y los datos que la sustentan y estudiar el envío de una misión de europarlamentarios para la valoración in situ de la situación de los alumnos castellanohablantes en la escuela catalana. Esta propuesta se votará en los próximos meses.
La presidenta de la Comisión de Peticiones, la diputada popular Dolors Montserrat, ha declarado que el expediente sobre la discriminación de los niños castellanohablantes debe seguir abierto y que el parlamento europeo debe investigar la discriminación lingüística a los niños catalanes cuya lengua materna es el español.

En España

    0
    comentarios

    Servicios