Menú

Los ataques personales de Casado a Abascal en la moción de censura a Sánchez que ahora niega

El presidente del Partido Popular dedicó su discurso de la moción de censura de Sánchez a atacar personalmente el líder de Vox.

0

Casi un mes ha tardado el presidente del PP, Pablo Casado, en dar explicaciones sobre los ataques que lanzó contra el segundo partido de la oposición, en general, y sobre Santiago Abascal, en particular en la moción de censura presentada por Vox contra Pedro Sánchez . Unas explicaciones que no se ajustan a la verdad de lo vivido aquel 22 de octubre en el Congreso de los Diputados.

Casado comenzó su oratoria reprochando a Abascal que "quería cortar las dos orejas del PP y ha acabado de monosabio de Pablo Iglesias", primer ataque a la persona del presidente de Vox.

El líder de la oposición acusó a Abascal de estar preparando "concienzudamente su particular puesta de largo, apareciendo solo en siete actos públicos en tres meses" mientras que "la política adulta ha seguido trabajando".

Un Pablo Casado visiblemente enfadado le hizo una confesión a Abascal: "En estos dos años como presidente del PP no he contestado a sus provocaciones, sobre todo por respeto a sus votantes, que en su mayoría han confiado siempre en nosotros, y también porque me resistía a creer su estrategia irresponsable y corrosiva para España. Pero hoy, por fin, ha quedado al descubierto". Y le lanzaba el segundo ataque personal: "Esta moción no la dispara contra el Gobierno, sino contra el partido que le ha dado trabajo quince años, y lamento decirle que el tiro le ha salido por la culata".

Y prosiguió diciendo que aceptaba "el órdago. Es la hora de poner las cartas boca arriba. Hasta aquí hemos llegado". "Señor Abascal, usted no da ninguna batalla por las ideas. Usted tiene como única idea la de arrastrar a los españoles a una batalla. Igual que Sánchez e igual que sus socios, forma parte de este desgarro nacional". Y le acusó de actuar y vivir para eso, "para enfrentar a la sociedad, para hacer imposible la convivencia".

También se metió con la trayectoria laboral del presidente de Vox al tratar de "explicarle con claridad qué es y qué no es el PP. Pensaba que no sería necesario hacer esta aclaración dada su trayectoria laboral, pero, llegados a este punto, me temo que es imprescindible".

"Parece que usted es el único español valiente, el más sincero del mundo, pero ahora me toca a mí decirle alguna cosa sobre el Partido Popular. Señor Abascal, no es que no nos atrevamos, no es que nos hayamos rendido, no es que seamos cobardes, lo que ocurre es que no queremos ser como usted", proseguía Casado.

En este momento, el presidente del PP lanzó el ataque personal que más dolió a su homólogo de Vox, que ha sufrido y sufre en sus propias carnes y las de su familia la amenaza terrorista y el acoso de los proetarras, acusándole de pisotear la sangre de las víctimas de ETA y del propio partido. "El Partido Popular es nuestro partido, pero no es nuestra patria. Nuestra patria es España y por nuestra patria este partido, que usted conoce bien y que a usted le conoce muy bien, ha pagado un tributo de sangre, que ahora pisotean personas como ustedes. No sé cuál es su idea de patriotismo, pero yo no lo concibo como un insulto a los que dan su vida por la libertad de todos, especialmente cuando han sido tus compañeros".

Tan presente tuvo Santiago Abascal a todas las víctimas de ETA que en su réplica al portavoz de la formación proetarra Bildu, Mertxe Aizpurúa, enumeró uno a uno a las más de 850 víctimas de la banda terrorista.

Pero Casado siguió con sus ataques personales, esos de los que ahora reniega, esta vez con su trayectoria política. "Van ustedes de nueva política, pero usted ya tenía cargo público cuando yo estaba en el colegio y alguno de sus diputados ya tenía escaño aquí el año en que yo nací. (...) Déjeme decirle algo: los insultos, los suyos y los de cualquiera, los aguantaremos, como aguantamos el terrorismo, los escraches y el cordón sanitario, por la libertad y por España, y en mi caso, créanme, lo hago con una profunda decepción personal", clara alusión de Casado a que lo que le estaba diciendo a Abascal era en el plano personal y no sólo político.

"Señor Abascal, no le gustamos. Perfecto, entendido. Usted a nosotros tampoco. Usted ya es parte del problema de España y no puede ser parte de la solución que mi partido representa", dijo en otro momento de su turno de palabra.

Para terminar, Pablo Casado siguió atacando a su antiguo amigo y compañero de partido: "Señor Abascal, usted ha debilitado gravemente la línea de defensa de la nación española, que no estaba en episodios remotos de nuestra historia, sino en las puertas de los colegios electorales hace apenas unos meses. Usted llamó a romper filas, pero nosotros seguiremos reclutando sueños y esperanzas para los españoles sin ustedes. Ninguna de las epopeyas a las que usted ha recurrido en su propaganda se hubiera producido nunca si sus protagonistas hubieran actuado como usted. La distancia entre su ambición y su patriotismo es demasiado grande como para recorrerla con esta moción trampa. Esto se parece más bien al patético final en Escalona del ciego de El Lazarillo de Tormes. Alguien le ha dicho que salte lo más lejos posible y se ha dado de bruces con el muro de la realidad. La realidad es que toda España ha visto que usted es el socio en la sombra de este Gobierno, al que hoy ha regalado el fracaso de su moción".

Respuesta de Abascal

El presidente de Vox tomó su turno de palabra para dar la réplica a Casado y dejar claro su profundo lamento por los ataques personales. "Por fin vuelve el PP de siempre, por fin vuelve en el día de hoy el vicesecretario de comunicación de Mariano Rajoy. Parece que ustedes hoy se han quitado la máscara, pero, lo que es peor, señor Casado, se ha unido usted hoy a la brutal caricatura de Vox, a la brutal caricatura de Santiago Abascal, al que usted conoce bien y no es el que usted ha descrito; se ha unido usted a la brutal caricatura de cincuenta y dos diputados, se ha unido usted a la brutal caricatura de los millones de españoles que nos han votado y se ha unido usted a la brutal caricatura de algunos españoles que todavía le votan a usted únicamente porque ven que en las expectativas electorales estaba por delante de nosotros".

"Señor Casado, créame si le digo que no lamento su falta de apoyo; la comprendo. Créame si le digo que no lamento su voto en contra; puedo entenderlo. Créame si le digo que no lamento la crítica política que usted pueda hacer a Vox; pensamos distinto en muchas cosas. Pero lamento profundamente el ataque personal que usted ha desplegado hoy contra mí en esta tribuna", le respondió, para añadir después que no le iban "a pagar con la misma moneda".

Y se limitó a lanzar un mensaje de tranquilidad a todos los murcianos, madrileños y andaluces que están bajo un gobierno del PP sustentado por Vox: "Si yo fuera como usted ha demostrado ser hoy aquí, porque realmente yo no esperaba que fuera así, ustedes dejarían de gobernar mañana mismo en Murcia, en Madrid y en Andalucía, pero le puedo decir, señor Casado, que los andaluces, los murcianos y los madrileños pueden tener tranquilidad respecto a la responsabilidad histórica de Vox en estos momentos".

Todos los textuales han sido sacados del Diario de Sesiones del Congreso de los Diputados.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Reloj LD