Menú

Purga en la Consejería de Trabajo de la Generalidad para disimular el caos de las ayudas a los autónomos

El Homrani se salva del cese porque Aragonès no puede nombrar ni destituir consejeros en virtud del pacto para sustituir al inhabilitado Torra.

0
El Homrani se salva del cese porque Aragonès no puede nombrar ni destituir consejeros en virtud del pacto para sustituir al inhabilitado Torra.
El presidente en funciones de la Generalidad, Pere Aragonès. | EFE

Ruedan las cabezas en la Consejería de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias de la Generalidad catalana. El ejecutivo regional ha cesado al director general de Asuntos Sociales, Francesc Iglesias, y al de Trabajo, Josep Ginesta, hombre muy próximo a Oriol Junqueras y que ejercía además de secretario general de la consejería. Ambos asumen las responsabilidades de los continuados desastres protagonizados por el consejero Chakir El Homrani, desde el caos en la gestión de las residencias de mayores al fiasco de las ayudas a los autónomos. Oriol Amorós, secretario de Igualdad, será el nuevo secretario general del departamento. Marta Cassany relevará a Iglesias en Asuntos Sociales y Enric Vinaixa a Ginesta en Trabajo.

El vicepresidente de la Generalidad "en funciones de presidente", el republicano Pere Aragonès, ha acometido la remodelación en la consejería, también de ERC, con la premisa de que el acuerdo con Junts per Catalunya (JxCat) de sustitución del inhabilitado Torra no le permite nombrar consejeros, razón por la que la purga se ha realizado en los segundos niveles. El Homrani se ha salvado así y por segunda vez de la destitución.

La primera ocasión en la que estuvo con un pie fuera de la consejería fue a principios de abril, tras constatarse el drama en las residencias de mayores de Cataluña provocado por el desgobierno de la consejería. El Homrani desapareció durante las tres primeras semanas de la alarma (adujo que tenía coronavirus) y las residencias quedaron al albur de las circunstancias. Se registraron alrededor de cinco mil muertes y los directores de las residencias tuvieron que pedir ayuda al Ejército para la desinfección de los centros y la provisión de equipos de protección individual ante la inoperancia de la consejería.

Torra quiso cesar a El Homrani

Torra quiso cesar a El Homrani, pero ERC lo impidió. Acababa de dimitir el consejero de Exteriores, el republicano Alfred Bosch, por haber ocultado las denuncias por acoso sexual contra su director de gabinete y el partido de Junqueras no se podía permitir otra baja en el gobierno regional. La "solución" fue transferir las competencias en materia de residencias a Salud, otra consejería en manos de ERC.

Esta vez el caos ha venido de la mano de la gestión de las ayudas a los autónomos. La consejería decidió gastar 20 millones de euros en ayudas de 2.000 euros a los autónomos con una base imponible en la declaración de la renta inferior a 35.000 euros y que hubieran ingresado menos de doce mil en los últimos tres trimestres. Alrededor de cien mil autónomos cumplían con esos requisitos, pero la ayuda sólo llegó a diez mil, los primeros en acceder a una página web que colapsó en cuestión de minutos.

La escasez de la ayuda, el criterio de que el primero que llegara se quedaba la subvención y el colapso informático provocaron la indignación de los autónomos, que pidieron la dimisión de El Homrani y del consejero de Políticas Digitales, Jordi Puigneró, responsable de la web.

El hecho de que el pacto entre ERC y JxCat para suplir a Torra impida a Aragonès ejercer de presidente con plenitud de funciones ha impedido el cese de El Homrani. ERC se escuda además en la proximidad de las elecciones del 14 de febrero para descartar la dimisión del cuestionado consejero.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot