Menú

El Gobierno aprueba la polémica Ley Celaá con el único respaldo de sus socios separatistas tras un tenso debate

El Gobierno consigue sacarla adelante con el apoyo de ERC y PNV. Ahora, la iniciativa pasa al Senado para continuar con el trámite parlamentario.

0
El Gobierno consigue sacarla adelante con el apoyo de ERC y PNV. Ahora, la iniciativa pasa al Senado para continuar con el trámite parlamentario.
EFE

El Gobierno ha sacado este jueves adelante en el Congreso la Ley Celaá con los apoyos de Unidas Podemos, ERC, PNV y Más País. El texto ha contado con 177 'síes' (tan solo un voto más de la mayoría absoluta que necesitaba ya que se trata de una modificación de una ley orgánica) frente a los 148 'noes' de PP, Cs y Vox, CC, la CUP, el PCR y UPN. Ahora, la iniciativa será remitida al Senado para continuar con el trámite parlamentario.

El dictamen que se ha aprobado recoge algunas de las polémicas enmiendas anunciadas en las últimas semanas y que incluyen la supresión de la referencia al castellano como lengua oficial del Estado en la enseñanza, así como la consideración del castellano y las lenguas cooficiales como lenguas vehiculares.

La derivación de alumnos de centros de Educación Especial a centros ordinarios en el plazo de 10 años, la prohibición de que los colegios concertados segreguen por sexo, el aumento de plazas públicas en la educación de 0 a 3 años, que la asignatura de Religión no cuente para las notas medias o la fijación de la "excepcionalidad" de la repetición de curso son algunas de las medidas que incluye esta Lomloe de Celáa.

Debate tenso

La propuesta ha sido aprobada después de haber generado una enorme tensión en el Hemiciclo al concitar la unión entre la izquierda parlamentaria y los separatistas quienes se han jactado de haber logrado un éxito histórico por "blindar el modelo de inmersión lingüística" y orillar el castellano en las escuelas catalanas.

Una idea que ha descrito gráficamente la hermana de la condenada por el 1-O, Dolors Bassa, Montserrat Bassa, diputada de ERC: "Nunca habíamos llegado a tener un nivel competencial tan alto y blindar la inmersión lingüística en Cataluña es más que un triunfo porque esta ley establece que la lengua vehicular se decide en los estatutos de autonomía".

Pero el clímax del debate de la Lomloe ha llegado con la última intervención de la portavoz de Educación socialista, Luz Martínez Seijo. Con los ánimos ya caldeados, tras acusar al PP de "difundir sin pudor mentiras, bulos y fake news", la socialista ha terminado su intervención denunciando que partidos que firmaron hace siete años un documento para derogar la LOE como JxCat, CC, BNG se hayan bajado del barco y no apoyen esta Ley. Y ha agradecido a ERC, Podemos, PNV y Más País su contribución "para defender la educación española y los avances. ¡Con la educación se progresa!", ha vociferado excediéndose en el tiempo de forma considerable con la permisividad de la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, y las quejas reiteradas del PP.

Un episodio que ha concluido con la protesta unánime de toda la bancada popular puesta en pie a gritos de "¡Libertad, libertad!", la cual se ha prolongado durante varios minutos mientras el PSOE y Podemos contraatacaban en un duelo de aplausos, también en pie, incluida la ministra de Educación, Isabel Celaá.

Celaá, "muy feliz"

"El día de hoy es muy feliz", presumía la ministra de Educación a su salida del hemiciclo. A pesar de que los separatistas de ERC se habían vanagloriado minutos antes de haber conseguido "blindar" el catalán, Isabel Celáa aseguraba que "no había ninguna eliminación del castellano, absolutamente ninguna" con la Lomloe.

"El castellano está perfectamente garantizado porque, ¿han encontrado ustedes en alguna legislación educativa alguna garantía mayor que aquella que dice que todas las administraciones educativas garantizarán la enseñanza en castellano y en las demás lenguas cooficiales de acuerdo a la Constitución y a los Estatutos de Autonomía? No hay ninguna", se ha respondido a sí misma.

Protestas de la concertada

El sector de la enseñanza concertada lamenta que la Lomloe, la reforma educativa más conocida como Ley Celaá, haya salido adelante este jueves en el Pleno del Congreso. "De nuevo otra ley que nace sin consenso, una ley de bloques, que busca enfrentar la pública con la concertada", ha asegurado en declaraciones a Europa Press Alfonso Aguiló, presidente de la Confederación Española de Centros de Enseñanza (CECE), patronal que agrupa a centros privados y concertados de toda España.

Según Aguiló, la Ley Celaá es una ley que "se ha radicalizado a cada paso de su trámite parlamentario" y ha destacado que "se quiere aprobar a toda prisa, con modificaciones a cambio de cesiones en otros intereses políticos, con muy pocos deseos de alcanzar acuerdos transversales con la comunidad educativa".

La comunidad educativa de la enseñanza concertada, a través de la Plataforma Más Plurales, que aglutina a asociaciones de padres y madres de alumnos, sindicatos, empresas y diferentes colectivos, se ha concentrado de nuevo este jueves, por cuarta vez, frente a las puertas del Congreso para mostrar su rechazo a la Ley Celaá. Una concentración a la que han asistido el presidente del PP, Pablo Casado, la presidenta de Cs, Inés Arrimadas, y varios diputados de Vox, como Iván Espinosa de los Monteros, para dar su apoyo al sector.

"Hoy es un mal día para nuestra educación y nuestra democracia. Sale de un Congreso de los Diputados, claramente dividido, otra ley partidista, aprobada por un solo voto", ha lamentado Jesús Muñoz de Priego, coordinador de la iniciativa EnLibertad y portavoz de la Plataforma Más Plurales.

A su juicio, es "evidente" que éste no es el consenso que pide la sociedad y que reconocían como exigencia los grupos políticos, entre ellos incluidos PSOE y Unidas Podemos cuando estaban en la oposición. De hecho, asume que "estamos mucho más lejos de un Pacto de Estado por la educación que ayer".

Este domingo la concertada volverá a echarse a la calle, esta vez en coche. "Os pedimos que, con vuestro coche, acudáis a los puntos de cada capital de provincia para sumaros a la Marea Naranja por la Libertad de Educación. El horario para todas las ciudades es de 11:00h a 13:00h de la mañana", indica el comunicado que recoge CONCAPA.

En Madrid la ruta será entre las Plazas Cibeles y Cuzco en ambas direcciones. "Queremos inundar la Castellana del color naranja de la libertad y de la educación".

En España

    0
    comentarios

    Servicios