Menú

El plan para Navidad del Gobierno: reuniones de 6 personas y toque de queda a la 1 en Nochebuena y Nochevieja

Fuentes de Moncloa explican que hay varios borradores aunque abogan por "ser conservadores y perder la Navidad para ganar el año".

0
Fuentes de Moncloa explican que hay varios borradores aunque abogan por "ser conservadores y perder la Navidad para ganar el año".
Archivo.

El Gobierno se encuentra en estos momentos preparado su plan sanitario para la Navidad por el coronavirus y Libertad Digital ha tenido acceso a uno de los primeros borradores en los que trabaja el Ejecutivo de Pedro Sánchez.

En el texto "Propuestas de medidas de salud pública frente a la covid-19 para la celebración de las fiestas navideñas", adelantado por El Mundo, el Gobierno propone limitar a seis personas las reuniones familiares y sociales de no convivientes que se celebren durante las fiestas de Navidad.

"En las reuniones en el ámbito familiar, se recomienda limitar la participación a los miembros que pertenezcan al mismo grupo de convivencia. En el caso de que haya algún miembro externo no conviviente habitual, las reuniones serán de hasta un máximo de 6 personas y se debe garantizar las medidas de prevención (6M), independientemente de si son familiares o no", reza el texto. Es decir: mascarilla (uso de mascarilla todo el tiempo posible); manos (lavado de manos frecuente); metros (mantenimiento de la distancia física); maximizar ventilación y actividades al aire libre (mantener las ventanas y puertas abiertas en la medida en que sea seguro y factible según la temperatura); minimizar número de contactos (preferiblemente siempre los mismos); y "me quedo en casa si síntomas, diagnóstico o contacto".

"Perder la Navidad y ganar el año"

Fuentes de Moncloa consultadas por Libertad Digital minimizan sin embargo el contenido de este borrador porque "es sólo uno de los borradores que hay encima de la mesa" y "se está trabajando con varios escenarios posibles" que se aplicarán en función de si los datos de incidencia acumulada mejoran o no considerablemente de aquí a un mes: "Aún queda mucho tiempo".

De hecho, uno de los mejores escenarios posibles es que el Gobierno permita elevar de 6 a 10 número de comensales que podrían reunirse durante los días más señalados de la Navidad como el 24 y 25 de diciembre y 31 y 1 de enero. Un plan para el que estaría previsto la imposibilidad de viajar a otras comunidades distintas a la de residencia desde el día 23 de diciembre como efecto disuasorio y que sólo se aplicaría si los datos de incidencia de la covid se situaran en el entorno de los 200 casos por cada 100.000 habitantes.

Sin embargo, sí admiten estas fuentes que "tenemos que ser conservadores" porque "más vale perder la Navidad y ganar el año". Al Gobierno le preocupa especialmente la posibilidad de una tercera ola tras las Navidades en caso de que se permita libertad absoluta y vuelva a dispararse la incidencia como ocurrió al término del verano.

Por ello preparan el terreno para unos sacrificios que podrían permitir la esperanza entre el mes de mayo y junio, cuando "habremos alcanzado una inmunidad de rebaño" gracias a la vacuna y el porcentaje de población que haya contraído ya el virus. Porque según los planes del Ejecutivo "no es necesario una vacunación del 90% de la población para que sea efectiva en toda la población".

Medidas: toque de queda a la 1:00

También marcan un confinamiento nocturno entre la 1.00 y las 6.00 horas los días 24 y 31 de diciembre, Nochebuena y Nochevieja respectivamente. En los días restantes, se mantendrán los horarios establecidos en cada comunidad autónoma.

Además, el ejecutivo recomienda evitar o minimizar las reuniones en el ámbito social tales como cenas de empresa y, en el caso de celebrarse, deberán ser también de un máximo de 6 personas y preferiblemente en el exterior.

Medidas sobre la movilidad

"Se evitarán como norma general aquellos viajes que no sean estrictamente necesarios. Se deberá revisar previamente la normativa que en ese momento se aplique en el territorio de destino. En el caso de que excepcionalmente se vaya a realizar un viaje en el territorio nacional, tanto intercomunitario como intracomunitario, éste debe hacerse de forma segura: cumpliendo las recomendaciones indicadas en cada medio de transporte, usando mascarilla, lavado frecuente de manos y manteniendo la distancia física", marca este borrador del Gobierno.

En el caso de los viajes internacionales, "los ciudadanos procedentes de un país o zona de riesgo" que pretenda entrar en España "deberán disponer de una Prueba Diagnóstica de Infección Activa con resultado negativo, realizada en las setenta y dos horas previas a la llegada a España".

En lo relativo a los desplazamientos de la población nacional a otros países con motivo de las celebraciones navideñas, "estos estarán condicionados a las normas o restricciones que se apliquen en los países de destino. Se deberán seguir las indicaciones sobre la necesidad o no de realizar una prueba diagnóstica en origen que sean requeridas en el país de destino concreto o garantizar la realización de una cuarentena".

Se recomienda también a los estudiantes universitarios que regresan a casa para las vacaciones "que limiten las interacciones sociales los días anteriores de su regreso a casa y que extremen las medidas de prevención. Una vez en casa, deben tratar de limitar los contactos, interactuar sobre todo al aire libre en lugar de en el interior y usar mascarillas".

Cabalgatas y compras navideñas

En el caso de las Cabalgatas de Reyes y acontecimientos de esta índole, recomiendan que no se celebren pero, en el caso de que se realicen, se propone que sean actos alternativos que garanticen el cumplimiento de las normas de higiene y prevención como "cabalgatas estáticas con ubicaciones en lugares donde se pueda controlar el acceso o retransmisiones de eventos navideños por televisión". Eso sí, el borrador precisa que los eventos multitudinarios deben ser valorados de forma individualizada por las autoridades de salud pública.

Desde el Gobierno marcan también que "se debe trabajar en coordinación con las entidades locales y promover la compra en el pequeño comercio, de vecindad, ya que favorece la disminución de las aglomeraciones, la realización de compras escalonadas en el tiempo y se minimiza la movilidad. La población debe organizar sus compras con antelación para evitar las grandes aglomeraciones en calles y centros comerciales", indican.

Sí a los mercadillos, no a cantar en misa

Se podrán organizar mercadillos navideños manteniendo los aforos establecidos en ese momento en cada comunidad autónoma y siempre que sean al aire libre y se pueda mantener la distancia de seguridad.

Pero lo que no se podrá hacer es cantar en misa. "Las ceremonias religiosas en espacios cerrados seguirán las normas de aforo establecidas en ese momento en cada comunidad autónoma", y "durante la celebración del acto religioso se recomienda no cantar y usar música pregrabada". "La celebración de eventos religiosos como la misa del gallo se podrá realizar siempre que no interfiera con la limitación horaria de la movilidad nocturna. Se podrán ofrecer como alternativa servicios telemáticos o por televisión", añaden.

En España

    0
    comentarios

    Servicios