Menú

Iglesias se enfurece por ser excluido de la comisión para el reparto de fondos europeos y obliga a Sánchez a rectificar

Podemos filtró que había "bastante enfado" minutos antes de que Montero anunciara la rectificación por una "instrucción expresa" de Sánchez.

0

Apenas 24 horas después de ganar la última batalla, se inicia una nueva. El vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, está "molesto" por haber sido excluido de la comisión de control de los fondos de la Unión Europea, y así se lo ha transmitido al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en una conversación telefónica en las últimas horas.

Según fuentes de Podemos, Iglesias le ha exigido a Sánchez "una rectificación" dado que "lo lógico sería que sí estuviera" porque "obviamente hay bastante enfado por este tema". El vicepresidente sabía desde la semana pasado que Sánchez no contaba con él para este grupo de trabajo para el reparto de los fondos europeos, en el que estaban integrados once ministros, de los cuales sólo uno era de Podemos, Yolanda Díaz, ministra de Trabajo, pero no ha querido hacerlo público hasta ahora.

El golpe en la mesa de Iglesias ha tenido un efecto automático. Tras hacer público su malestar, la ministra portavoz, María Jesús Montero, ha anunciado la rectificación tras la "instrucción expresa del Presidente del Gobierno" para que la comisión ministerial sea asumida por el Consejo de Ministros, es decir, "la totalidad de los departamentos" tras la polémica hecha pública por el entorno de Iglesias.

Según Montero, la estructura inicial de la comisión interministerial fue fruto de "un borrador que no era definitivo" y que no tiene sentido "sacar punta y tensionar al Consejo de Ministros" que, "créame, que esto no es lo que ocupa al Consejo de Ministros". Un modo de actuar que para la ministra portavoz "es lo más normal del mundo" y no ha querido responder a la pregunta sobre la conversación entre Sánchez e Iglesias.

Una decisión que se ha comunicado unas horas después de que Pedro Sánchez haya tenido que aceptar la victoria de Iglesias en la enmienda de los desahucios, cerrada en un acuerdo en maitines de Moncloa, y que sólo puede entenderse como una de cal y otra de arena. Aunque, por segunda vez en 24 horas, Iglesias vuelve a llevarse el gato al agua.

En España

    0
    comentarios

    Servicios