Menú

Casado pide a la izquierda patriótica sumarse a la alternativa a la ley Celaá

El líder del PP asegura que recurrirá la Lomloe ante el Constitucional cuando entre en vigor e insiste en que la derogará cuando sea presidente.

0
El líder del PP asegura que recurrirá la Lomloe ante el Constitucional cuando entre en vigor e insiste en que la derogará cuando sea presidente.
El presidente del PP, Pablo Casado | EFE

El presidente del PP, Pablo Casado, ha insistido este sábado en que recurrirá la reforma de la ley educativa, conocida como ley Celaá, ante el Tribunal Constitucional y las instituciones comunitarias, al tiempo que ha invitado al "socialismo moderado" y a la "izquierda patriótica" a que se una a los populares y al sector educativo para construir una alternativa.

Así lo ha manifestado en un encuentro con el sector educativo en Valencia, junto a la presidenta del PPCV, Isabel Bonig, donde ha expuesto su decálogo de medidas para la educación, en el que ha destacado la "libertad de las familias a elegir la educación de sus hijos", la "igualdad de oportunidades" con énfasis en la educación especial; que "la lengua no sea un obstáculo"; la evaluación pública de conocimientos en distintas fases educativas y un 'MIR educativo de ámbito nacional", entre otras.

Casado ha lanzado un "mensaje de optimismo" a los participantes en el acto respecto a la reforma educativa porque "no les va a salir bien" y ha reiterado que en cuanto entre en vigor la recurrirán al Tribunal Constitucional, "que tiene suficiente jurisprudencia como para ser optimistas de que no la van a aceptar (la ley)", y a las instituciones europeas, ya que considera que vulnera el artículo 25 de los derechos fundamentales. Además, ha insistido de nuevo en su "compromiso" de derogar "inmediatamente" la normativa "cuando sea presidente".

Ha asegurado que "hay salida a todo esto", "otro horizonte", "otros partidos" y "otras opciones". Se ha dirigido al sector educativo presente en el acto para remarcar que no quiere "plantear el modelo educativo del PP" sino el del sector. "Ellos quieren dejar un país distinto, yo quiero ser presidente para dejar un país mejor", ha dicho.

En este punto, ha señalado que "hay una necesidad de ensanchar un espacio de centro, de moderación" y de "transversalidad" en el que "dé lo mismo lo que hayas votado" porque los políticos son "instrumentos" y "prescindibles".

Casado se ha referido a "principios morales patrióticos" por los que "los grandes países nunca han permitido meter en el terreno de la confrontación partidista" cuestiones como la educación y la atención a la discapacidad.

"Lo único que puedo decir es que vamos a seguir trabajando, que nada está perdido", ha insistido, al tiempo que ha señalado que "podrán ganar en esta ley pero no convencerán". "Podrán hacer una ley por la mínima con ocho partidos, todos minoritarios menos el que está en el gobierno, todos radicales incluidos el que está en el gobierno", ha reconocido.

"Es el partido sanchista"

En este punto ha preguntado "qué ha sido del partido socialista". "Si la concertada la incluyó en la ley Felipe González y Javier Solana. Apelo a ese Partido Socialista, reconozco sus errores y sus contribuciones a la historia de España, a la educación, a la sanidad", ha señalado, para lamentar: "Ya no es el partido socialista, es el partido sanchista".

"Por eso invito al socialismo moderado, a la izquierda patriótica, sensata, a que se una con todos vosotros a seguir construyendo esta alternativa, que por mucho que nos digan, va a llegar mucho antes de lo que ellos creen", ha remarcado.

Casado ha señalado que "no es del todo cierto" la afirmación de que haya habido "nueve leyes educativas en democracia y que cada gobierno que viene intenta cambiarla", ya que ha subrayado que ha habido "solo una ley en vigor aprobada por un gobierno del PP". "Por tanto, si los resultados educativos en España son mejorables la responsabilidad es que en 40 años solo ha habido menos de cinco años" con una ley del PP "que ni si siquiera llegó a entrar en vigor entera".

Esta ley, ha remarcado, "no fue posible" porque "se levantó Podemos" de la negociación, Ciudadanos y el PSOE, "diciendo que era imprescindible un 5% del PIB de inversión en educación, algo que no recoge su ley", ha remarcado y porque "la izquierda muchas veces piensa que tiene el monopolio de la superioridad moral en la educación y en la cultura", ha dicho, antes de señalar que sus "ideólogos de referencia" como Chomsky y Gramsci "dejan muy claro que a través de la educación es como se pueden moldear las futuras generaciones". "Por eso siempre han pedido las consejerías de educación", ha apuntado.

"Nuestros hijos tienen que tener la mejor herencia que pueden tener por nuestra parte", que es una "buena educación" en la que los "principios básicos como la igualdad de oportunidades" y la "calidad" y "equidad" se cumplan, ha expuesto, antes de manifestar: "Lo digo con una sonrisa optimista, lo vamos a hacer".

En España

    0
    comentarios

    Servicios