Menú

Estupor e indignación con los Mossos, que no desalojan una 'rave' para "evitar males mayores"

Cientos de personas se concentran en una nave industrial en la provincia de Barcelona sin ninguna medida de prevención.

0
Cientos de personas se concentran en una nave industrial en la provincia de Barcelona sin ninguna medida de prevención.
Vehículo de los Mossos d'Esquadra | EFE

Por "evitar males mayores" y actuando con "congruencia, oportunidad y proporcionalidad". Esas son las excusas ofrecidas por el comisario de los Mossos d'Esquadra David Boneta para explicar las causas por las que no se desaloja una rave que se celebra en una nave industrial de la localidad de Llinás del Vallés, en Barcelona.

La fiesta congrega a cientos de personas que llevan en la zona desde Nochevieja y pretenden alargar la juerga hasta el próximo día 4. Los vecinos de la zona avisaron a los Mossos d'Esquadra y a la policía local ante la aglomeración de vehículos, en su mayor parte furgonetas y autocaravanas y algunos de ellos de matrícula extranjera, en los accesos a la nave industrial ocupada para la celebración.

De momento, la orden recibida por los Mossos es la de no desalojar. Los mandos policiales consideran suficiente haber establecido un perímetro para impedir el acceso de más personas al "evento" e identificar a algunos de los asistentes que abandonan la zona. Hasta ahora se ha denunciado a cuatro personas, pero son cientos los que se mueven al son de la música electrónica en el interior de la nave. Y como era de esperar, nadie lleva mascarilla ni guarda las distancias mínimas de seguridad.

Sin embargo, ni la cúpula policial dirigida por el major Josep Lluís Trapero, ni la política, a cargo del consejero Miquel Sàmper, consideran necesario intervenir y acabar con la fiesta. Aplican exactamente los mismos criterios por lo que se abstuvieron de participar en las tareas policiales durante el referéndum ilegal del 1-O, los aludidos criterios de "congruencia, oportunidad y proporcionalidad".

Los vecinos que denunciaron la fiesta están entre estupefactos y escandalizados. Cunde la indignación en las redes sociales, donde proliferan imágenes de la rave. La última hora es que desde la consejería de Interior, en manos de Junts per Catalunya, se ha pedido a la de Salud, de ERC, un protocolo de actuación con los individuos que salen de la fiesta.

En España

    0
    comentarios

    Servicios