Menú

El PSC de Illa y el partido de Puigdemont, la alianza de hierro en la Diputación de Barcelona

Socialistas y separatistas votan unidos para salvar la silla de la presidenta, Núria Marín, y el programa de televisión de la esposa de Puigdemont.

0
Socialistas y separatistas votan unidos para salvar la silla de la presidenta, Núria Marín, y el programa de televisión de la esposa de Puigdemont.
La imputada Núria Marín. | EFE

El pleno de la Diputación de Barcelona ha rechazado con los votos del PSC y de Junts per Catalunya (JxCat) la moción presentada por ERC contra la presidenta del ente provincial, la alcaldesa socialista de Hospitalet de Llobregat, Núria Marín. La iniciativa del partido republicano venía motivada por la imputación de la dirigente socialista en el sumario por un presunto desvío de subvenciones en el consejo deportivo municipal. El juzgado de instrucción 2 de Hospitalet investiga la supuesta comisión de los siguientes delitos: malversación de fondos públicos, blanqueo de capitales y falsedad documental.

ERC ha contado con el apoyo de Ciudadanos. El PP y los comunes (la versión catalana de Podemos) se han abstenido.

Los republicanos pretendían poner en un brete a la presidenta de la institución y en último término forzar su dimisión con un texto en el que abogaban por endurecer los criterios éticos de los cargos públicos. Ciudadanos ha pedido a Marín que deje la presidencia hasta que se demuestre, si es el caso, su inocencia, pero el PSC ha alegado que el expediente por el que se investiga a su dirigente no tiene nada que ver con la Diputación. La diputada de JxCat, Neus Munté, ha llevado a cabo una intervención de aliño en la que ha pedido "celeridad" a la hora de dar explicaciones, pero no ha entrado en detalles sobre el sentido último de su apoyo al PSC.

A cambio del voto contrario a la moción, Junts per Catalunya (JxCat) se garantiza entre otras concesiones la continuidad del contrato de la esposa de Puigdemont, Marcela Topor, quien dirige un programa de televisión para la cadena de emisoras de la Diputación. Se trata de un espacio en inglés que cuesta trescientos mil euros al año (el sueldo de Topor, que es de 6.000 euros mensuales, aparte) y sólo ven 12.000 personas.

El pacto en la Diputación de Barcelona entre los socialistas y JxCat pone en cuestión la promesa de Salvador Illa, el nuevo candidato, de que no pactará con el partido del prófugo ni con ninguna otra fuerza independentista y sus peticiones de voto para dejar atrás el procés separatista.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD