Menú

La jugada desesperada de Anticorrupción para conseguir procesar a Aguirre en Púnica pasa por Bárcenas

Fuentes del caso consultadas por LD describen una estrategia entre la Fiscalía, Isabel Jordán, su esposo abogado y Bárcenas para inculpar a Aguirre.

0
Fuentes del caso consultadas por LD describen una estrategia entre la Fiscalía, Isabel Jordán, su esposo abogado y Bárcenas para inculpar a Aguirre.
La expresidenta madrileña, Esperanza Aguirre. | EFE

La Fiscalía Anticorrupción ha puesto en marcha su última jugada a la desesperada para intentar que la expresidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, sea procesada por su supuesta implicación en la financiación ilegal del PP de Madrid en el marco de la trama Púnica.

Aguirre fue imputada junto a la también expresidenta regional, Cristina Cifuentes, en septiembre de 2019 por el titular del Juzgado Central de Instrucción nº 6 de la Audiencia Nacional, Manuel García Castellón, a petición de las fiscales de la causa, Carmen García Cerdá y Teresa Gálvez.

Fuentes del caso consultadas por Libertad Digital describen una estrategia del Ministerio Público a cuatro bandas para conseguir "cobrarse su pieza más codiciada" que permita "salvar" la deficiente investigación de esta causa iniciada por el magistrado Eloy Velasco y protagonizada por Anticorrupción. En Púnica, que estalló hace 7 años, han sido imputadas más de 200 personas y su instrucción debe finalizar en los próximos meses.

Dicha estrategia comenzaría con un supuesto "acuerdo de colaboración" de la Fiscalía con Isabel Jordán, administradora de varias empresas de la trama Gürtel, que ha sido condenada a más de 20 años de prisión por los casor Gúrtel-Fitur, Gürtel Jerez y Gürtel primera época, y que aún tiene pendientes 4 juicios más. A pesar de tener a sus espaldas una condena superior a 20 años, Jordán salía de la prisión de mujeres de Alcalá el pasado mes de diciembre y se le ha aplicado un artículo 100.2 de régimen de semilibertad, en el Centro de Inserción Social CIS Victoria Kent de Madrid.

El supuesto pacto de colaboración entre Anticorrupción y Jordán se habría materializado con la intervención del abogado y esposo de la propia exadministradora de Gürtel, Gustavo Galán. Un letrado que se autodefine como especialista en conseguir acuerdos con la Fiscalía, que sin embargo ha negado cualquier contraprestación en esta presunta "colaboración".

Ahora entraría en juego el elemento clave, el extesorero del PP, Luis Bárcenas. Tras el ingreso en prisión de su esposa, Rosalía Iglesias, un Bárcenas desesperado habría aceptado que el letrado Gustavo Galán le defienda en el próximo juicio de "los papeles de Bárcenas" que se celebrará en febrero. Este letrado habría convencido a Bárcenas de que si declara contra Aguirre, como quiere Anticorrupción, existirían opciones de que su esposa Rosalía, condenada a 12 años de cárcel, pueda salir antes de prisión.

Es decir, Gustavo Galán colabora con las fiscales Anticorrupción para beneficiar a su esposa Isabel Jordán asegurando que dicho acuerdo también beneficiará a la esposa de Bárcenas. En medio de todos estos movimientos, la perjudicada sería Esperanza Aguirre. La propia Isabel Jordán y Rosalía Iglesias coincidieron algunas semanas en la cárcel de mujeres de Alcalá, y mantuvieron una estrecha relación.

Recordamos que, después de 7 años de instrucción, las fiscales de la causa no han conseguido indicios sólidos que permitieran procesar a Aguirre por la financiación ilegal del PP en Púnica. De hecho, se designó a un tercer fiscal de apoyo para intentar las interminables piezas separadas que componen esta macrocausa.

El plan A de Anticorrupción contra Aguirre fracasó

Cabe destacar que, antes de esta última jugada de la Fiscalía Anticorrupción, el Ministerio Público ya orquestó otra estrategia para intentar procesar a Esperanza Aguirre en esta macrocausa corrupta.

Tal y como desveló este diario, las fiscales sondearon a varios exalcaldes del PP imputados o condenados que pudieran incriminarla. Esta búsqueda se cerró con 3 personas: el exalcalde de Boadilla del Monte, Arturo González-Panero, conocido como el albondiguilla; el exalcalde de Majadahonda, Guillermo Ortega; y la propia exadministradora de Gürtel, Isabel Jordán. Los tres son defendidos por el letrado Gustavo Galán.

El albondiguilla, Ortega y Jordán declararon ante el magistrado de la Audiencia Nacional, Manuel García Castellón, para inculpar a Aguirre en Púnica hace varios meses. Sin embargo, no habrían aportado ningún indicio que consolidase una presunta acusación. Al contrario, el exalcalde de Majadahonda podría pasar de testigo a imputado tras su comparecencia.

Precisamente, según las mismas fuentes del caso consultadas por este diario, una posible imputación en Púnica podría sufrir también el propio Luis Bárcenas si declara contra Aguirre, ya que en el PP "existía una financiación única en el partido" y si el extesorero del PP señala a la expresidenta madrileña, él también resultaría implicado. Además, la declaración de Bárcenas no conllevaría necesariamente "beneficios penales" para su esposa Rosalía Iglesias.

Póngase en contacto con nosotros en investigacion@libertaddigital.com

En España

    0
    comentarios

    Servicios