Menú

La Generalidad desafía al Tribunal Supremo y vuelve a conceder el tercer grado a los golpistas

Los presos separatistas sólo tendrán que pernoctar en la cárcel de lunes a jueves y tendrán libertad de movimientos para hacer campaña.

0

La Generalidad se enfrenta al Tribunal Supremo y a la Fiscalía y vuelve a conceder el tercer grado a los presos condenados por el golpe de Estado separatista de octubre de 2017. Los Jordis, Sànchez y Cuixart, Junqueras, Romeva, Rull, Turull y Forn sólo tendrán que dormir en la cárcel de lunes a jueves y se podrán mover libremente para hacer campaña electoral.

La Secretaría de Medidas Penales, Reinserción y Atención a la Víctima de la consejería de Justicia, que dirige la republicana Ester Capella, ha dado el visto bueno a las resoluciones de las juntas de tratamiento penitenciarias, partidarias de la concesión del régimen de semilibertad.

Las juntas de tratamiento alegaban en su clasificación que desde que el Tribunal Supremo revocara la primera concesión del tercer grado, los presos habían cumplido medio año más de condena, que todos han cumplido o están a punto de cumplir una cuarta parte de la pena y que ya ha pasado el tiempo necesario para confirmar la "evolución positiva" de los internos, que como es sabido han declarado por activa y por pasiva que lo volverán a hacer.

La decisión de la Generalidad supone un claro desafío al Tribunal Supremo, que adujo la falta de arrepentimiento de los presos, así como el escaso tiempo pasado en la cárcel (poco más tres años) y la parcialidad de los informes de las juntas para revocar el tercer grado el pasado verano. Ahora la consejería de Justicia vuelve a la carga y abre las puertas de la cárcel para sus presos en vísperas de la campaña electoral.

La excepción de Forcadell

La medida beneficia a todos los presos condenados por el golpe salvo a Carme Forcadell, pendiente todavía de un recurso ante el Tribunal Supremo dos meses después de que se le revocara el tercer grado. En cuanto a los demás reclusos, la consejería de Justicia ha tomado una decisión en un tiempo récord, ya que el plazo para pronunciarse terminaba el 14 de marzo.

Los presos golpistas en campaña

Jordi Sànchez, expresidente de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) y ahora secretario general de Junts per Catalunya (JxCat), el partido de Puigdemont, ya participó en la presentación de la campaña, el pasado fin de semana. La gran novedad será ver de nuevo a Oriol Junqueras en modo mitin, sobre todo por las ganas de ajustar cuentas con los socialistas que dice que tiene. Muchas de sus declaraciones entre rejas han sido dirigidas contra el PSC y el PSOE. Iceta era una de las dianas favoritas para sus invectivas.

La excarcelación de los golpistas para la campaña aporta contexto a que la portavoz del Govern, Meritxell Budó (JxCat) insistiera el pasado martes en que la asistencia a mítines políticos está exenta de las restricciones de movilidad que afectan a toda clase de actividades, desde la asistencia a espectáculos hasta las visitas a familiares. Ayer el ejecutivo catalán moduló esas palabras ante la oleada de indignación de no pocos sectores, pero sea como fuere, la asistencia a los mítines sigue estando permitida en razón de la salvaguarda de los derechos de participación política.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Historia