Menú

El PP de Cataluña recupera a Vidal-Quadras 25 años después de los pactos del Majestic

El expresidente de Vox participa por vía telemática en un acto con Cayetana Álvarez de Toledo y Alejandro Fernández, a quien califica de "discípulo".

0
El expresidente de Vox participa por vía telemática en un acto con Cayetana Álvarez de Toledo y Alejandro Fernández, a quien califica de "discípulo".
EFE

Alejo Vidal-Quadras, el azote del pujolismo que fue defenestrado por Aznar en 1996 como consecuencia de los pactos del Majestic, ha vuelto a participar en un acto del PP de Catalunya un cuarto de siglo después. El que fuera presidente del partido en Cataluña entre 1991 y 1996 y eurodiputado entre 1999 y 2014, dejó la formación conservadora ese último año en desacuerdo con la política catalana de Mariano Rajoy. Poco después fue nombrado presidente de Vox, partido que abandonó un año después, en 2015, tras abogar por una acercamiento a Ciudadanos.

Tras un lustro retirado del mundanal ruido de la política, Vidal-Quadras se ha dejado ver de manera telemática en un acto de campaña del PP, una conversación en Barcelona con Cayetana Álvarez de Toledo y Alejandro Fernández. Ha querido aclarar que no pertenece a ningún partido y que apoya a las personas, no a ninguna formación. Y tras expresar su afecto por el candidato y señalarlo como discípulo porque "cada vez que habla Alejandro yo me veo reflejado, siento un orgullo de tipo paternofilial", ha alertado sobre las políticas de apaciguamiento con el nacionalismo. "El nacionalismo no se puede domesticar y no se le debe complacer porque las transferencias, el dinero, el reconocimiento simbólico sólo alimentan al monstruo, al nacionalismo hay que combatirlo sin cuartel".

Pero más allá de los contenidos, el acto ha tenido algo de reencuentro y reconciliación, de homenaje al histórico líder de un PP que fue capaz de plantar cara al pujolismo, cuestionar las normas y reglas nacionalistas, de la inmersión a la idea de un solo pueblo, y que llegó a disponer de un grupo parlamentario en Cataluña con 17 diputados.

El acto, en el ecuador de la campaña, ha servido para reivindicar un PP con consistencia intelectual, firme en ideas, principios y valores, sustentado por personalidades como Cayetana Álvarez de Toledo y Alejo Vidal-Quadras, dadas a la reflexión y a un ejercicio de la actividad política ajeno a maniobras coyunturales. Y también para reforzar la candidatura de Alejandro Fernández con dos padrinos cuya carta de presentación es que son de los más odiados, temidos y vilipendiados por el separatismo.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Reloj LD