Menú

La tragedia de Iglesias: de héroe con polvo en el piso de las Erasmus a castuza enganchado a Netflix

España en vilo en la víspera de las elecciones catalanas. ¿Habrá mesas? ¿Irá la gente a votar?

0
España en vilo en la víspera de las elecciones catalanas. ¿Habrá mesas? ¿Irá la gente a votar?
Pablo Iglesias se ata la coleta. | EFE

El Mundo

"Sánchez pide a los separatistas que no marginen a Illa". Pero hombre, con lo educado que es, cómo me lo tratáis así, con lo que yo he hecho por vosotros.

Dice el editorial que "es imposible calibrar hasta qué punto se verá afectada la participación y el propio desarrollo del proceso electoral, con muchas dudas sobre la formación de mesas en todos los lugares. No fue sensato que los comicios se mantuvieran para esta domingo", pero claro, Iván se empeño en que tenía un pápito con el efecto Illa y hala, p’alante como los de Alicante contra viento y marea. El friki de Moncloa es hiperactivo.

Rosell anima a la gente a que vaya a votar aunque sea con traje de astronauta, porque estas elecciones, dice "son extraordinariamente importantes para el futuro de Cataluña y el resto de España". Pero si pasan la vida votando y siempre sale lo mismo.

"El constitucionalismo se juega mucho mañana. Primero porque llega demasiado dividido, y ello podrá pagarlo muy caro con un sistema electoral que tanto favorece al independentismo. Lo que los catalanes deciden mañana es si seguir deslizándose pro la alocada pendiente que ya ha hecho perder a Cataluña una década de progreso y que amenaza las libertades de todos". A ver si nos vamos enterando. Cataluña es un frenopático, están como puñeteras cabras y viven encantados con su alocada vida de locos.

Santiago González dice que "el candidato Illa ha hecho de la mentira su seña de identidad". Tiene en el jefe un maestro. Ha intentado enumerar todas las trolas del ministro pero el papel es limitado y no caben todas en una columna, necesitaría hacer una serie.

Así que se limita a la última, la bobada de la PCR. "Lo más probable es que la actitud de Illa ocupe una posición fronteriza entre la chulería y la simple estupidez". Que no, hombre, que Illa es muy amable, como los Fernández. "El efecto Illa debería haberse desvanecido, pero los catalanes considerados en su conjunto son muy raros: han tenido a Quim Torra, no digo más". Y hasta le querían, que es lo más raro de todo. "Ganará el golpismo, ya verán". Si buscas a alguien que apueste contra ti, conmigo no cuentes.

Jorge Bustos sale en defensa de Iglesias, muy maltratado por sus compis esta semana por su incontinencia verbal. Cualquiera tiene un mal día, oiga. "Iglesias es una fanático macizo, sin dobleces, inequívoco. No quiere engañar ni a los que desean ardientemente ser engañados. Le votaron muchos socialdemócratas en pleno ataque de esnobismo que ahora esta indignados porque al de la coleta no le da a gana de someterse a Ferraz". Después de que te hemos hecho vicepresidente y hemos colocado a tu parienta y así nos lo pagas. Desagradecido.

Y es que este muchacho "es y será siempre un Peter Pan de la revolución pendiente, incapaz de aceptar que el Muro cayera antes de que él pudiera patrullarlo", cachis, estos alemanes comunistas, qué impacientes, mira que no esperarme. "Le revienta haber llegado tarde a la muerte de Franco", con lo que hubiera disfrutado en la cárcel de Carabanchel. Menuda potra tuvieron los presos políticos del franquismo, conociéndole hubiera sido el chivato.

Y ahí le tienes, "aquel entrañable héroe asambleario que transitaba de la marihuana a la guitarra de Pedro Guerra y del ejemplar sobado de Foucault al polvo en el piso de las Erasmus". Con Silvio Rodríguez de fondo. "A Iglesias lo está abandonado la izquierda española y la culpa no es de Iglesias. Él está haciendo lo que vino a hacer". ¿El gilipollas?

El País

"La amenaza del bloqueo marca el fin de la campaña catalana". Ni se molesta en editorializar, se ve que ya no ven efecto Illa por ninguna parte.

Teodoro León Gross también se dedica a darle caña a Iglesias. "Día a día, empieza a ser más ridículo que inquietante el papel de Pablo Iglesias, en víspera de otro fracaso electoral previsible, por atraer los focos unos minutos a golpe de brochazo grueso, contra la prensa o la democracia misma". Es nuestro Trump nacional, con sus "ataques sistemáticos a la prensa, para declararse víctima de otro establishment". Y, como Trump, cultiva "un victimismo ultraeficaz cuando los medios adjetivaban sus fantochadas delirantes". Es que los españoles somos muy envidiosos. Si los americanos tienen un Trump nosotros queremos otro. ¿Que el suyo tiene un tupé amarillo? Pues el nuestro lleva un moño y pendientes. Un poco más y le ponemos una peineta para darle un aire más cañí.

"En las últimas semanas, Iglesias ha planteado que si tuviera realmente en el poder arreglaría el conflicto con las farmacéuticas, por supuesto nacionalizando; y también sostiene que arreglaría la factura eléctrica, va de suyo que nacionalizando; y, en esta secuencia, Iglesias ha sugerido que arreglaría los medios, es fácil deducir cómo, y, de hecho, basta con asomarse a La Última Hora para entender su alternativa al sistema liberal determinante en la construcción de la cultura democrática". Pero sólo asomarse ¿eh?, que les conozco y acaban por leerse esa bazofia y terminan con el estómago revuelto. "Parafraseando aquello de "si yo tuviera una escoba, cuántas cosas barrería" de Los Sirex, se lamenta de su falta de poder".

Daniel Gascón dice que "siempre ha existido la duda de si el líder de Unidas Podemos quería hacer la revolución o ser famoso, y es posible que ni siquiera él mismo lo sepa". Vino criticándolo todo, que si la casta, que si los poderos, que la corrupción, y ahí le tenemos. "El régimen del 78 lo ha tratado bien, y el capitalismo nada mal: ahí está en su chalet en las afueras. Él es vicepresidente; su partido ha perdido atractivo y sus viejas reivindicaciones contra la desigualdad carecen de verosimilitud. La renovación de la democracia ha terminado en un leninismo con suscripción a Netflix". Patético.

ABC

"Todos los partidos contra el único ganador previsto el 14-F: la abstención". Dice el editorial que "lo más preocupante para la salud democrática de Cataluña a partir de ahora es el previsible desinflamiento de los partidos constitucionalistas, inmersos en una profunda depresión y con expectativas muy a la baja". ¿De qué salud democrática me hablas? Cataluña viven en una pandemia persistente de falta de democracia desde hace décadas.

"El mal del centro-derecha constitucionalista reside en no haber sabido aprovechar la potente movilización que llegó a tener hace solo cuatro años frente al independentismo. Pero sobre todo, reside en una fragmentación de la elección de voto, en una competición de liderazgos tan legítima como absurda, y en su incapacidad para presentar una única alternativa solvente y homogénea en defensa de la democracia". En realidad reside en que el sistema electoral no les deja llegar al Gobierno.

"Se comprende que tácticamente Illa quiera maquillar al PSC y presentarlo como el sustituto de Ciudadanos. Pero a día de hoy, la defensa que hace el PSC del constitucionalismo es nula porque no se puede ejercer solo a tiempo parcial. Ya se encarga Sánchez cada día de demostrarlo".

A Julián Quirós le "llama la atención la lista de perdedores que van camino del desolladero de las urnas". Lo de Ciudadanos va a ser un espectáculo gore. "Ganador lo que se dice ganador, todo señala a Vox-Abascal y al independentismo de geometría variable, sumando aquí y allá, aunque ERC quede otra vez de segundón para inclinar la balanza". El día de la marmota.

Luis Ventoso dice que "el PSC pensó que podría amansar a los nacionalistas y cabalgar sobre el tigre haciéndose un poco nacionalista él mismo. En paralelo, el sanchismo acabó creyéndose su propia milonga de que gran parte de la culpa era del «centralismo y la cerrazón de Rajoy». Con un poco de amabilidad de los embajadores del PSC y todavía más dinero para Cataluña, Sánchez podría reconducir a los separatistas al pactismo y la legalidad. Pero el cordón sanitario contra Illa, rubricado de la mano por todos los partidos separatistas, despierta de su quimera a un asombrado PSOE. Resulta tragicómico ver a los candorosos medios prosocialistas demandando sensatez a ERC". La fábula del escorpión es muy apropiada en este caso.

La Razón

"Pánico en el PP en la recta final ante el sorpasso de Vox". No es para menos. "El principal partido de la oposición se enfrenta a las elecciones de este domingo en estado de pánico. Han llegado a manejar pronósticos que les dan entre 0 y 3 escaños. El temor a contagiarse en los colegios electorales de la covid es un agravante más para un clima general de desmovilización del votante popular. La demoscopia pronostica que sólo irán a votar los muy motivados, y esto favorece al independentismo y, dentro de la derecha, a Vox, por lo que tiene de voto de contestación. Con estas malas expectativas, y después de una campaña controvertida y con serios tropezones, en círculos políticos y mediáticos ha empezado a circular la pregunta de si caerá Casado". Y dale molinos. Que no, que Feijóo noo va a venir. De todas formas, no se ve peligro para Casado. "No hay nadie con fuerzas o con ganas de ponerse en su sitio". Menudo marrón

Marhuenda suplica a los catalanes que voten a partidos "que defienden el ordenamiento constitucional y, sobre todo, no quedarse en casa. Esta no es una opción. El PSOE quiere que un centro derecha dividido y destruido. No busca un gobierno alternativo al independentismo. Una vez cerradas las urnas y conocidos los resultados no será momento para lamentaciones si el constitucionalismo opta por no acudir a votar". Para mí que ya están más que resignados.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Reloj LD