Menú

Los partidos confían en la "seguridad" del proceso electoral del 14-F ante la "necesidad" de movilizar a su electorado

El 99% de las mesas podrá constituirse, resueltos los 20.000 recursos presentados. Moncloa y la Generalidad niegan preocupación.

El 99% de las mesas podrá constituirse, resueltos los 20.000 recursos presentados. Moncloa y la Generalidad niegan preocupación.
EFE

El riesgo se veía venir desde que se mantuvo la fecha de las elecciones catalanas el 14-F de espaldas a la tercera ola de la pandemia del coronavirus. La avalancha de más de 20.000 recursos presentados por ciudadanos catalanes, el 25% de los llamados a formar parte de las mesas electorales, dejaba encima de la mesa la duda de si serían capaces de conformarse y, por consiguiente, de celebrarse los comicios con plenas garantías en todo el territorio de la comunidad autónomas. Una duda que el Gobierno resolvió "sin preocupación".

Fuentes de Moncloa consultadas por Libertad Digital aseguraron desde el principio que "es imposible" que no se constituyan las mesas dado que la Ley Orgánica de Régimen Electoral General, por la que se rige el proceso en Cataluña que es la única CCAA sin ley electoral propia, establece que, en caso de ausencia del presidente de la mesa, los vocales, suplentes, interventores de los partidos políticos, y en último término los primeros votantes en acudir al colegio electoral, constituirían el citado órgano.

A la espera de los más que posibles incidentes de la jornada electoral el próximo domingo, el Gobierno de la nación se aferra a la resolución de los 20.000 recursos resueltos que garantizan que el 99% de las mesas mantendrá al menos tres miembros, el mínimo para poder constituirse. Otra cosa es que esto pueda afectar a la movilización, el riesgo real para el constitucionalismo en general y el PSC en particular, cuyo voto potencial, como ocurrió con Ciudadanos en 2017, es el más fluctuante, con una baja fidelidad de voto y un alto porcentaje de volatilidad. Es decir, un voto 'coyuntural frente al más convencido voto independentista, y que podría verse más desmotivado y desmovilizado a la hora de correr riesgos de salud por ir a votar este domingo.

De ahí las constantes apelaciones que desde el Gobierno central, autonómico y formaciones políticas están haciendo en las últimas horas sobre la seguridad garantizada de ir a votar en Cataluña. Este martes, la portavoz del Ejecutivo, María Jesús Montero, animó a participar el 14-F asegurando que "todas las garantías de protección de la salud y de derecho al voto". Un mensaje repetido a uno y otra lado del arco político catalán y nacional en un clima en el que todas las formaciones, en mayor o menor medida, se la juegan.

La Generalidad "garantiza" resultados el domingo

Tras corregir al responsable del área de Procesos Electorales en Cataluña, el gobierno separatista de ERC y Junts asegura que este próximo domingo está garantizado el 99’9% de la constitución de todas las mesas y que por lo tanto, "la jornada de desarrollará con total normalidad". Es el mensaje en el que desde este lunes, tanto los de Junqueras como los de Puigdemont han venido insistiendo a fin de no generar un "alarmismo innecesario" que les pueda penalizar en las urnas, aseguran en Sant Jaume. En este contexto es imposible saber a quién puede beneficiar una alta abstención por miedo, reconocen en el entorno de ERC.

El ejercicio de equilibrismo al que han tenido que recurrir en el gobierno separatista es llamativo. Tanto ERC como Junts están obligados a vender seguridad como máximos responsables de la Generalidad al mismo tiempo que siguen denunciando que en plena tercera ola es una irresponsabilidad poner las urnas. "Nos han obligado a votar el 14-F", denunciaba este martes la portavoz, Meritxell Budó sin aclarar si la Generalidad presentará un recurso contra la sentencia del TSJC. "No queremos generar ninguna incertidumbre, para garantizar la normalidad de las elecciones ahora lo hemos decidido dejar aparte y que no haya ningún tipo de sombra alrededor de la fecha".

Descartada por la JEC la polémica bolsa de voluntarios, la vía de los suplentes será la clave para que este 14 de febrero no haya problemas a la hora de la formación de las mesas. Estos suplentes deberán permaneces en los colegios electorales hasta las 10:00h por si fuese necesario reubicarlos por otros puntos de votación. Vigilarán el dispositivo diseñado por la Generalidad los Mossos d'Esquadra en colaboración con la Policía Nacional y habrá una patrulla en cada colegio. Eso sí, desde el Ejecutivo separatista avisan de que los resultados electorales se conocerán más tarde de lo habitual debido a la lentitud con la que avanzarán las colas.

El responsable de Procesos Electorales de la autonomía, Ismael Peña-López, fue quien planteó el pasado domingo la posibilidad de retrasar hasta el martes 16 de febrero el recuento y publicación de votos de no poder constituirse todas las mesas. Tras desatar todas las alarmas con estas declaraciones, el gobierno separatista no tardó en salir a corregirle ante las sospechas de posible fraude y minutos después, él mismo, en una entrevista en radio 4 aseguraba que la probabilidad de que esto ocurra "es muy baja" pese a que desde ERC y Junts sigan insistiendo en que no era el mejor momento para acudir a votar.

La "necesidad" del PP

Con el temor a un sorpasso de Vox que ya pronostican la mayoría de los sondeos publicados, el Partido Popular no contempla el hecho de que no se pueda votar este domingo. El propio Pablo Casado ha llamado en sus últimas entrevistas a que los electores se acerquen a las urnas el próximo 14 de febrero en toda Cataluña. Según ha llegado a asegurar el presidente del PP, ir el domingo a votar "es tan seguro como ir comprar el pan".

Fuentes populares explican que "necesitan" que sus votantes "no se queden en casa" porque lo que se juegan es si se produce o no el sorpasso de Vox. "Los votantes de Vox seguro que irán a votar, el PP necesita que sus seguidores se movilicen", sentencian desde Génova. Por esa razón evitan hablar en público de que se puedan producir numerosas incidencias el próximo domingo en los colegios electorales de Cataluña, aunque añaden que "comprenden" el miedo que sienten aquellos a los que les ha tocado formar parte de las mesas este 14F.

Vox, expectantes

Desde Vox optan por la cautela y se mantienen expectantes hasta el 14-F. Consultados al respecto, en el partido aseguran que, de momento, no han tomado la decisión sobre qué medidas adoptarían, en caso de que finalmente no se constituyan todas las mesas electorales. Vox fue el único partido, junto al PSC, que defendió celebrar las elecciones en la fecha prevista, en lugar de posponerlas, como reclamaron el resto de partidos. Postura que han defendido a pesar de que el Gobierno podría conceder a los golpistas, favorecería sus expectativas electorales. Unas previsiones que, según los últimos sondeos, les sitúan muy por delante del PP, al que incluso doblarían, y también por encima de Cs.

Sondeos internos de Vox, previos a los ataques más violentos que han sufrido en Cataluña, ya recogían un posible sorpasso, tanto en porcentaje de voto como en escaños, aunque muy ajustado. Públicamente el partido insiste en asegurar que ese no es su objetivo, pero fuentes del partido admiten la satisfacción que supondría ese resultado, más aún después del giro dado por el PP en la moción de censura a Pedro Sánchez y sus contantes ataques a Vox.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Reloj LD