Menú

Dina arremete contra el juez y dice que permitió a Iglesias acceder a su tarjeta por la "confianza" que les unía

En un escrito, la exasesora de Iglesias acusa al juez García Castellón de tener un "interés desmedido" por imputarla junto a Iglesias.

0
En un escrito, la exasesora de Iglesias acusa al juez García Castellón de tener un "interés desmedido" por imputarla junto a Iglesias.
La exasesora de Pablo Iglesias, Dina Bousselham y la abogada Marta Flor. | EFE

La exasesora de Pablo Iglesias, Dina Bousselham, ha arremetido contra el titular del Juzgado Central de Instrucción nº 6 de la Audiencia Nacional, Manuel García Castellón, que investiga el caso Villarejo por su "interés desmedido y no disimulado" en atribuirle un delito a ella y al vicepresidente segundo del Gobierno y líder de Podemos en el marco del denominado caso Dina.

En un escrito, Bousselham acusa al juez de no cesar en su "empeño" de inculparla tanto a ella como al líder de Podemos "en la presunta comisión" de delitos cuando, en realidad, dice, son "víctimas perjudicadas hasta la fecha" de las presuntas actividades ilícitas del comisario Villarejo.

Recrimina al instructor que haya encargado una nueva pericial a la Policía Científica para poder acreditar un presunto delito de daños informáticos en la tarjeta de su móvil. La exasesora de Iglesias, que realiza una férrea defensa del líder de Podemos, apunta que esta es una diligencia "inútil e impertinente" porque este asunto ya "ha quedado acreditado" en la causa.

También asegura que nunca ha denunciado a Iglesias y que aceptó que accediese al contenido de su tarjeta porque gran parte "procedía de su trabajo en la organización y dada la confianza" que los unía, además de que en el teléfono guardaba "fotografías e información personal e incluso bancaria" del vicepresidente segundo.

Según Bousselham, entiende que Iglesias no le diese la tarjeta "de forma inmediata, dada la confidencialidad en la que fue recibida" y "sus obligaciones públicas y electorales", y añade que se la entregó "una vez fue publicado su contenido en los medios de comunicación". A su vez, pide al juez que la cite a declarar e insiste en que al principio pudo acceder al contenido de la tarjeta, después ya no funcionaba y más tarde "fue dañada con un puntero láser".

Subraya "la amistad que, más allá de la relación laboral o política, mantiene" con Iglesias durante los últimos años y dice que "entendió, sin pedir explicación alguna al respecto, que aquel guardase la tarjeta hasta su entrega".

Reprocha al juez que no la volviese a citar pese a pedirlo la Fiscalía y carga duramente contra él al considerar "absolutamente impertinentes e inútiles" sus "esfuerzos" de "imputar la comisión de delitos a las víctimas" hasta el punto de "elevar una injustificada exposición razonada al Tribunal Supremo" contra Iglesias.

El mes pasado, la Sala Segunda del Supremo acordaba la devolución de las actuaciones al Juzgado Central de Instrucción nº 6 de la Audiencia Nacional para que el magistrado Manuel García Castellón agotase la investigación y, cuando la haya finalizado, decida si procede remitir una nueva exposición razonada contra el vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, por presuntos delitos de revelación de secretos, daños informáticos o denuncia falsa.

Póngase en contacto con nosotros en investigacion@libertaddigital.com

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Reloj LD