Menú

Barcelona, bajo el terrorismo callejero: los amigos de Hasél saquean las tiendas del paseo de Gracia

Quinto día consecutivo de disturbios en Cataluña en medio del desgobierno en la Generalidad y los ayuntamientos.

0
Quinto día consecutivo de disturbios en Cataluña en medio del desgobierno en la Generalidad y los ayuntamientos.
EFE

Ni ley ni orden. Barcelona vuelve a ser la Rosa de Fuego, la ciudad de los disturbios, los saqueos, los incendios. Como sucedió tras la publicación de la sentencia por el golpe de Estado separatista, los violentos separatistas y antisistema se adueñan de las calles del centro de la ciudad cuando cae la noche.

Perfectamente organizados y coordinados, exhibiendo tácticas de terrorismo callejero y con la excusa de la libertad de expresión, que los dirigentes de los partidos separatistas y los comunes aceptan como dogma de fe, escuadras de vándalos destrozan, incendian y saquean todo cuento encuentran a su paso.

Como siempre, la manifestación comienza de forma pacífica, con adolescentes con cara de no haber roto un plato en su vida, emocionados por su primera manifestación, incluso alentados por sus familias a asumir compromisos con la defensa de los derechos humanos. Aceptan sin rechistar que el Estado ha encarcelado a un pobre chico que podría ser su hermano mayor por cantar contra la monarquía. Ni saben lo que es el enaltecimiento del terrorismo ni que su héroe es un tipo que acumula antecedentes violentos por agresiones y amenazas.

Al poco rato, comienzan los incidentes, los adolescentes dejan paso a los profesionales de la violencia, a los radicales dispuestos a atacar hasta el final a los agentes de los Mossos y de la Guardia Urbana. Enseguida comienzan los incendios de contenedores, después los destrozos en el mobiliario urbano, a continuación la quema de motocicletas y para continuar, los escaparates rotos y los saqueos.

Este sábado por la noche los disturbios se han concentrado en el centro de Barcelona, en Vía Layetana, plaza de Urquinaona, en la plaza de Cataluña y en el eje comercial del paseo de Gracia, donde radica la Bolsa de Barcelona y las principales tiendas, muchas de lujo. La Bolsa ha vuelto a ser atacada, como el viernes, pero este sábado los violentos han decidido darse el capricho de saquear los comercios que antes de la pandemia vivían de los turistas con más poder adquisitivo.

La incompetencia de Sàmper y Colau

El desgobierno es absoluto. La consejería de Interior es una broma, igual que el "Govern" de la Generalidad o la autoridad de Ada Colau. La cabeza de cartel de la CUP, Dolors Sabater, exalcaldesa de Badalona, ha reprochado este sábado a su colega Colau que anoche condenara tibiamente la violencia. Sabater dijo en una entrevista en campaña que no tendría problemas en asumir la consejería de Interior y que lo primero que haría sería disolver a los antidisturbios. Ese es el nivel y ERC quiere que la CUP entre en el gobierno autonómico. El consejero de Interior, Miquel Sàmper, de JxCat, no se cansa de hacer el ridículo. Ha convocado a los representantes sindicales de los Mossos a una reunión después de poner a los agentes a los pies de los caballos al cuestionar sus actuaciones.

Los violentos se dirigen al barrio de Gracia. Los vecinos intentan apagar los contenedores en llamas lanzando agua desde los balcones. La ciudad está a merced de las vanguardias de los Comités de Defensa de la República (CDR) y de grupúsculos de extrema izquierda. Intereses coincidentes. Los Mossos practican diversas cargas para disolver a los manifestantes. Es el juego de todas las noches. Pillaje, incendios, destrozos de bienes públicos y privados y ciudadanos atemorizados.

Los Mossos informan de que también hay incidentes graves en Tarragona y Lérida, ataques a los agentes y destrozos. En Tarragona, el objetivo son los juzgados. En Lérida, la subdelegación del Gobierno.

En España

    0
    comentarios

    Servicios