Menú

Las dudas sobre un dedazo gubernamental ensombrecen el gran proyecto logístico del Ejército de Tierra

Córdoba será sede de la nueva base. Hay dudas sobre si la decisión se tomó en Defensa o en La Moncloa. Los perdedores culpan a Carmen Calvo.

0
Córdoba será sede de la nueva base. Hay dudas sobre si la decisión se tomó en Defensa o en La Moncloa. Los perdedores culpan a Carmen Calvo.
Efectivos de la Brigada Logística en el ejercicio Trident Juncture 2015. | R. Cerezo - Flickr Defensa

El Ejército de Tierra tiene desde hace casi quince años el proyecto de construir una gran base logística con el objetivo de optimizar y racionalizar sus estructuras de este tipo para mejorar su eficacia, aprovechar las ventajas de la economía de escala y reducir buena parte de los costes de mantenimiento de sus infraestructuras actuales. Un proyecto que se integró hace unos años en su último plan de modernización, conocido como Fuerza 35.

Un centro moderno que incorpore de forma natural sistemas basados en la robótica, realidad virtual y aumentada, inteligencia artificial o impresión en 3D, entre otras características. Y que, lógicamente, debería convertirse en un auténtico motor tecnológico en la región en la que se estableciese, con una fuerte repercusión en la creación de empleo –los estudios dicen que unos 1.600 directos, 400 de ellos militares y 1.200 civiles– y en inversión en I+D+i.

En esta gran instalación se fusionarán once de los doce centros que en estos momentos están repartidos por las provincias de Madrid, Valladolid, Segovia, Guadalajara y Córdoba. El único que permanecería sería el centro de mantenimiento de helicópteros que funciona en la base que las Fuerzas Aeromóviles del Ejército de Tierra (FAMET) tienen en la localidad madrileña de Colmenar Viejo.

Esta gran base se edificará finalmente en los próximos años en el barrio de El Higuerón, en Córdoba, en unos terrenos anexos a Parque y Centro de Mantenimiento de Vehículos de Rueda (PCMVR) número dos del Ejército de Tierra, donde actualmente se arreglan vehículos como el BMR 600, los RG-31 o toda la familia de vehículos IVECO militares, como los Aníbal, los Astra, las cabezas tractoras, los logísticos o los de recuperación Maxxpro.

¿Cómo y quién decidió el emplazamiento?

Casi una quincena de localidades de toda España entregaron la documentación necesaria para optar a albergar esta gran base logística. Había capitales de provincia como Zaragoza, Segovia, Córdoba, Jaén, Huelva, Cáceres o Toledo. Pero también otros municipios como Talavera de la Reina (Toledo), Lorca (Murcia), Alcira (Valencia), Orihuela (Alicante), Huete (Cuenca) o Aguilafuente (Segovia).

El Ministerio de Defensa no ha querido explicar a Libertad Digital cómo se desarrolló todo el proceso de selección. Portavoces oficiales han mantenido que el tema se da por zanjado y que la ministra de Defensa ya habló de ello poco después de que se hiciera pública la candidatura vencedora, además de hacerse público un comunicado oficial. Ni Margarita Robles ni el comunicado oficial explicaban nada sobre cómo fue el proceso de selección y la decisión final.

Sin embargo, esa explicación sí se la dieron hace unos días al diario El País, antes de que la polémica se desatase. El periódico de Prisa informaba de Defensa seleccionó a tres candidaturas finalistas –las de Toledo, Córdoba y Jaén– y que después en el Palacio de La Moncloa se tomó la decisión final sobre qué ciudad iba a acoger esta base, que llevará el nombre del actual Jefe del Estado Mayor del Ejército de Tierra (JEME), general de Ejército Francisco Javier Varela. De ahí salió la elección de Córdoba como sede de esta base logística sin que se conozcan los motivos técnicos que llevaron a ello.

¿Es Córdoba el lugar idóneo para la base?

Fuentes militares indican que, a priori, la candidatura más idónea era la de Toledo, debido a que los terrenos propuestos en el proyecto pertenecían mayoritariamente al propio Ministerio de Defensa, la ciudad se encuentra en el centro geográfico del territorio nacional, tiene acceso fácil a las principales vía de comunicación del país, y su cercanía a Madrid y a los actuales centros de mantenimiento, iba a provocar muchos menos problemas a la hora de trasladar personal, ya que consideran muy probable que muchos de los técnicos militares actuales no quieran trasladarse a vivir a Córdoba y pidan un cambio de destino.

De hecho, el proyecto de unificar todas las bases logísticas, denominado desde sus inicios como Plan Colce (Concentración de los Órganos Logísticos Centrales del Ejército), tenía claro hasta el año 2019 que el lugar idóneo para la implantación era la ciudad imperial. Así lo decían públicamente los altos mandos del Ejército de Tierra, las últimas veces ese mismo año.

Las mismas fuentes también engloban esta decisión de sacar el gran proyecto de base logística fuera del área de influencia de Madrid dentro de la nueva política del Gobierno de utilizar a las Fuerzas Armadas y a sus instalaciones como una forma de combatir la despoblación. Quieren que la denominada España vaciada resurja con el apoyo de las instalaciones militares. Así se entiende la reciente reapertura del cuartel de Huesca tres años después de su cierre. O los proyectos de traslado de batallones a Toro (Zamora) o Castrillo del Val (Burgos).

Sin embargo, otras fuentes militares sí consideran Córdoba como un buen lugar para el proyecto de gran base logística del Ejército de Tierra. Destacan que los terrenos disponibles son muy amplios, anexos a unas instalaciones propias que ya están en funcionamiento, la zona tiene una excelente red de comunicaciones e, incluso, un acceso casi inmediato al aeropuerto cordobés –calificado de tercera categoría por AENA y sin vuelos comerciales reseñables–.

¿Cómo surge la polémica del dedazo de Calvo?

Momentos después de la elección definitiva se produjeron varias reacciones políticas que han provocado la polémica y el malestar en el resto de ciudades. El diputado del PSOE en el Congreso Antonio Hurtado Zurera, elegido por Córdoba, aseguraba lo siguiente en sus redes sociales –borró a los pocos minutos la publicación–: "Carmen Calvo se lo ha pedido personalmente a Pedro Sánchez y se lo ha concedido. Ha sido la gran valedora de nuestra candidatura".

antonio-hurtado-diputado-psoe-carmen-calvo-base-logistica-cordoba.jpg
Mensaje del diputado Hurtado borrado poco después de su publicación

Poco después llegaba la reacción del presidente de la Diputación de Córdoba, el socialista Antonio Ruiz, alabando el trabajo de una Carmen Calvo que, supuestamente, "ha trabajado activamente" para que Córdoba sea la sede de este equipamiento del Ministerio de Defensa. "Gracias también al compromiso de Carmen Calvo hoy podemos celebrar esta decisión de Defensa", insistía en declaraciones a medios de comunicación locales.

Por si fuera poco, aún faltaban las valoraciones que la propia Carmen Calvo hacía al día siguiente en la Cadena SER: "Enhorabuena a nuestra ciudad y a nuestra provincia. Es una ventana de esperanza para activarnos y generar empleo. Era algo en lo que yo creía y quería para mi tierra. Se lo tengo que agradecer mucho al presidente del Gobierno, que ha sido sensible a una ciudad y a un territorio que necesita trabajo digno, posibilidades y esperanza".

Guerra abierta entre socialistas por la base

La decisión de que la instalación militar se construya finalmente en Córdoba ha sido una gran sorpresa. Una vez que el Ministerio de Defensa convirtió la ubicación de la misma en una especie de concurso, en el que las ciudades tenían que presentar sus propias candidaturas, todas las quinielas apuntaban a dos posibles opciones: o bien Toledo o bien Jaén. Nadie pensaba en Córdoba porque su candidatura no se presentó hasta el último momento.

Toledo contaba con la ventaja ya mencionada de haber sido la ciudad que el Ejército de Tierra tenía prevista desde hace años. Jaén por el gran esfuerzo realizado por todas las administraciones de la provincia, que se habían volcado en el proyecto –hasta el punto ridículo de buscar una mascota para la base– y que, en una acción que ahora solo se puede ver como temeraria, llegó a expropiar los primeros terrenos para la construcción de la misma.

Es por ello que el enfado con el Gobierno de Pedro Sánchez, principalmente en Jaén, es inmenso y ha provocado una auténtica guerra entre socialistas –tanto el presidente de la Diputación como el alcalde de Jaén son del PSOE–. De hecho, fue éste último, Julio Millán, quien apuntó a la vicepresidente primera del Gobierno como autora del ‘dedazo’ que ha dejado a la provincia sin el proyecto militar para entregárselo a Córdoba en el último momento.

Fue él quien hizo público que la secretaria de Estado de Defensa, Esperanza Casteleiro, le llamó por teléfono el 24 de diciembre para decirle que el proyecto iba para Jaén y que no se olvidase de incluir el plan de financiación al presentar su candidatura en el Ministerio. ¿Existió realmente esa llamada de la número dos de Margarita Robles al alcalde de Jaén? De existir, ¿hubo otras similares a los alcaldes de otras ciudades candidatas? No se sabe. Este periódico también preguntó por ello al Ministerio de Defensa y no lo han aclarado.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD