Menú

'El País' exige a Casado arrastrarse ante Iglesias y escupir a Vox para otorgarle la medalla de moderado

Los políticos ya se han repartido la televisión espantosa que pagamos todos, pero los jueces tendrán que esperar tras el sabotaje de Iglesias.

0
Los políticos ya se han repartido la televisión espantosa que pagamos todos, pero los jueces tendrán que esperar tras el sabotaje de Iglesias.
EFE

El Mundo

En su viaje al centro, el PP cerró ayer la renovación de RTVE. "Los 'dedazos' en RTVE la convierten en un polvorín: "El programa más entretenido serán las reuniones del Consejo". Una reproducción del Congreso de los Diputados pero en plan tele. Cada partido ha pillado cacho, pero Podemos se ha puesto las botas. "Ha colado a José Manuel Martín Medem, que participa en el programa de Jesús Cintora, Las cosas claras, y en la web La última hora, liderada por ex miembros de la formación morada; y el otro es Roberto Lakidaín, quien desde CCOO ha llegado a defender que se redujera la cobertura informativa a Vox y a Santiago Abascal". Menos mal que, desde que llegó Podemos, a esa tele solo la ven los cuatro gatos podemitas. Lo insoportable es que tenga que pagar con mi sueldo al sectario de Cintora.

Dice el editorial que "a la vista del obsceno pasteleo que han vuelto a protagonizar PSOE -más Podemos- y PP para repartirse en un despacho las cuotas de poder de RTVE y del Consejo General del Poder Judicial, cabe preguntarse qué fue de aquel ímpetu regenerador que sacudió la política española hace cinco años". Ya ves, Rosell, este país es un estercolero.

"Que Sánchez traicionase aquel compromiso no nos sorprende ya: los ha traicionado prácticamente todos desde que accedió a La Moncloa, hasta hacer del cinismo más descarnado su marca de estilo personal. Pero cabía esperar mucho más de Casado". Este chico lleva un camino…

"Es justo reconocer que solo un partido ha sido coherente en esto pese a los errores cometidos: Cs. Ciertamente los españoles no han apreciado su coherencia con mayor respaldo electoral". Sí, todos hubiéramos deseado que hubiera observado la misma coherencia en su principio de facilitar la gobernabilidad del país. Cómo nos hubiera gustado que Rivera no se hubiera emperrado en el "no es no" y haber evitado lo que estamos viviendo, con Podemos y nacionalistas de todo pelaje en el poder.

Si hubiera pactado con Sánchez, lo mismo hasta hubiera podido imponer el final del obsceno pasteleo del reparto del botín del Estado. Pero Cs cometió un error garrafal. Puso su persona por encima del interés general, traicionando todo lo que había pregonado. Y su electorado, que no estaba formado por borregos que tragan con lo que haga su partido, sino por gente normal, de clase media, mínimamente formada, le mandó a tomar por saco. Una pena, era un partido con futuro y ellos mismos se lo han cargado.

Jorge de Palacio no entiende de qué va el PP. "Pablo Casado parece tan ansioso por aprovechar cada ocasión para afirmar su nueva condición de líder centrista, como de teatralizar que la alternativa al poder del PSOE es el PP. Y cae en cada una de las trampas que el PSOE le tiende con la promesa de reconocerle la condición de hombre de Estado". Condición que le suele durar un ratitín, Pedro y Pablo siempre encuentran algún motivo para enviarlo al rincón de la ultraderecha. Le ganan todas las bazas.

Federico Jiménez Losantos dice que Casado se ha ofrecido a Sánchez "como sidecar para la moto que siempre conduciría... Sánchez". "Sánchez concedió, magnánimo, que el PP tiene un espacio para que la gente con ideas conservadoras le vote". Venga, te dejo existir siempre que pases por el aro que te ponga.

"En La vuelta del comunismo cuento cómo Luis Herrero y yo tratamos de convencer a Casado para que ofreciera un pacto a Sánchez para que gobernara en solitario, sin comunistas ni separatistas. Lo mismo intenté con Abascal, que al final no se atrevió porque creyó que las bases no lo entenderían. Casado ni siquiera lo pensó. Decía que era condenar al sistema a la falta de alternativa, que sólo podía liderar el PP, y que "mi hermano Santi", como le llamaba, acabaría "volviendo a casa". Ahora, Casado dice que "ampliando el espacio de la moderación ganamos los dos". Cierto: Sánchez y Abascal". A Casado se le está poniendo cara de Rivera.

Raúl del Pozo sentencia. "Sánchez ha troceado a la derecha, ha favorecido la ascensión de Vox y ahora acusa a Casado de estar acomplejado con ellos. Si llegan los fondos europeos y la vacuna detiene la pandemia, habrá Sánchez para rato. Ese tipo raro no ha ido por caminos trillados aunque ha practicado la primera virtud-vicio de la política: el arte de engañar". No es que lo haya practicado, es que lo ha perfeccionado. Ahí sí que es cum laude.

El País

"Las negociaciones sobre el Poder Judicial, bloqueadas tras los vetos del PP". Miente con la misma soltura que el jefe Sánchez. Como cuentan Ketty Garat y Miriam Muro en Libertad Digital, "lo que pasó y precipitó la ruptura no fue el PP, sino Podemos. La estrategia del vicepresidente, Pablo Iglesias, fue 'dejar hacer' en la negociación entre Gobierno y PP para dinamitar el pacto a última hora recuperando al juez José Ricardo de Prada, uno de los jueces del caso Gürtel, como condición sine qua non para dar luz verde al preacuerdo pactado con el PP". Vamos, que Iglesias y Sánchez querían orinar en la boca de Casado, dicho llanamente, humillarle hasta ponerle contra las cuerdas y obligarle a dar un portazo.

Dicen Cué y Elsa de Blas que "era más fácil para el sector progresista asumir el veto a Victoria Rosell, exdiputada de Unidas Podemos, pero no el de De Prada, un juez respetado y no estrictamente vinculado a ningún partido". El que puso los mimbres para echar a Rajoy. Venga, Carlos, ese es más podemita que el propio Pablo Iglesias, no nos tomen el pelo. El periodista estrella de El País siempre me procura las primeras risas del día.

"Pese al intento de Pablo Casado de romper con el pasado y alejarse del trauma del caso Gürtel, la sentencia que derivó en la moción de censura sigue siendo un elemento central de la historia del partido y los populares no aceptan bajo ningún concepto tener que votar como vocal a uno de sus artífices". Hombre, proponer a ese juez era una trampa para que Casado rompiera las negociaciones, era escupirle en la cara, y El País lo sabe. ¿O es que no hay otros jueces progresistas que proponer? Nos toman por imbéciles.

El editorial es insultante. "Es muy positivo que los dos principales partidos vuelvan a hablar, pactar y rebajar la crispación que ha deteriorado la democracia española", sermonea. Así que le otorga la medalla de moderado a Casado de forma provisional. "Debe celebrarse que el PP, principal responsable de estas injustificadas parálisis, haya por fin abandonado posiciones de oposición radical". ¿Pero no dejó de ser radical cuando rompió con Abascal? Qué poco dura la alegría en la casa del pobre.

Y esta vez la concesión de señor moderado no le va a durar mucho más. El País exige a cambio de su condescendencia que Casado le lama la suela de las botas a Iglesias y se trague el sapo de De Prada. El veto a De Prada es "una posición equivocada", dice. "El líder del PP debería tener la altura de profundizar en su viraje, situar definitivamente a su partido en la moderación, ensanchar el foso con Vox". Que además de puta ponga la cama. Ahora, eso sí, con la chusma neogolpista confesa de Iglesias y su banda no hay ningún problema. Este periódico está a la altura del folletín de Dina. Da náuseas.

ABC

"PSOE y PP se reparten RTVE y restan poder a Podemos". Mientras esté Cintora en la televisión de todos lo de restar poder a Podemos es un cuento chino. "Bloqueo en la negociación del CGPJ por los vetos cruzados: «La pelota está en el tejado del PSOE»". Dice el editorial que "el deterioro del clima político es tan acentuado que cualquier pacto entre los grandes partidos se convierte en una buena noticia". Pues sí que os conformáis con poco.

"Sánchez propuso otra cosa, como es habitual en él. El presidente del Gobierno prometió un sistema fiable de gestión de medios públicos basado en la profesionalidad y ha acabado desactivando de facto el concurso abierto, y realizando un trueque de intereses con el PP, lo cual es posible en un sistema de partidos, pero entonces hay que dejar de engañar a los ciudadanos". Y jugar con las cartas que tenemos.

Luis Ventoso felicita a la pareja de Iglesias. "Irene acaba de marcar un hito. En tiempos de creciente división doctrinaria, ha logrado un insólito consenso. Juristas de todas las ideologías concuerdan en que su Ley de Garantía de la Libertad Sexual (alias ‘ley del solo sí es sí’) es un truño". Mira nena, una cosa son las soflamas de facultad y otra hacer leyes, solo que tu no tienes cerebro para diferenciarlo. Jo tía, dedícate a otra cosa y no te gastes la pasta de la gente en tus chorradas.

La Razón

"Iglesias frena el pacto en el CGPJ al exigir capacidad de veto". Aunque, como sucede en muchas ocasiones, la prensa de papel va por detrás de la actualidad, porque a estas horas Casado ha tenido la dignidad de mandarlos a hacer puñetas.

"La exigencia del PSOE de incorporar al juez que con su párrafo en la sentencia de "Gürtel" derivó en la moción de censura contra Rajoy se presenta como obstáculo insalvable". Nos alegramos, Pablo.

Como dice Marhuenda, "hay que renovar el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), pero no a cualquier precio". "Casado ha demostrado su voluntad negociadora con RTVE, por lo que ya no sirve la excusa de que bloquea cuando quien no ha tenido la voluntad de desatascar la situación ha sido la otra parte. El PP no debe apresurarse presionado por algunos medios de comunicación y periodistas". Casado, no necesitas que Sánchez, El País, La Sexta o la Ser te den permiso para entrar en el club de los demócratas. Y cuando te acusen de radical, recuerda todos los días, a todas horas, que Sánchez gobierna con una banda de ultras radicales golpistas que propician la violencia.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Reloj LD