Menú

La renovación territorial tensiona al PP: Castilla y León y Andalucía se enfrentan al "control" de Génova

Aunque en la mayoría de los congresos provinciales tienen un candidato, el proceso interno está destapando enfrentamientos.

0
Aunque en la mayoría de los congresos provinciales tienen un candidato, el proceso interno está destapando enfrentamientos.
Casado junto a Moreno, Feijóo y López Miras en una imagen de archivo. | David Mudarra

En los próximos cuatro meses, el Partido Popular celebrará una treintena de congresos provinciales para proseguir con la renovación territorial impulsada por Génova desde el pasado año. Aunque en la mayoría de las citas se está dando una "imagen de unidad", ya que los populares llegan a ellas con un único candidato, este proceso interno está destapando también importantes tensiones en algunos territorios.

En Andalucía o Castilla y León se están oponiendo a lo que consideran "un intento de Génova por imponer a su gente" y por "controlar" a las provincias con estos cónclaves. Extremo que desde la dirección popular niegan. Cabe destacar que los congresos provinciales son importantes ya que los elegidos tienen después un destacado peso en la selección de los dirigentes autonómicos del PP. Este mismo fin de semana es el turno de los congresos de Málaga, Granada, Ibiza y Menorca, cónclaves con un único candidato. Pero no todos serán así.

Diferencias en Andalucía

El de Sevilla se presenta como uno de los cónclaves en los que se marcarán de forma más nítida las diferencias. El primer enfrentamiento surgió cuando el PP andaluz, según fuentes consultadas, trasladó que prefería que no se celebrara este congreso en plena tercera ola de la pandemia. En cambio, la dirección nacional decidió seguir adelante con los planes previstos.

Así que se celebrará el último sábado de este mes de marzo y se prevé que la actual presidenta del PP sevillano, Virginia Pérez, que cuenta con el aval de Génova, se enfrente a Juan Ávila, alcalde de Carmona y candidato impulsado desde la dirección andaluza de Juanma Moreno. Desde Génova acusan al presidente andaluz de haber "roto la baraja".

En Málaga no hay dos candidaturas pero, como en Cádiz, también puede haber problemas. Este fin de semana, tan solo se presenta a su congreso el consejero de la Presidencia, Elías Bendodo, mano derecha de Moreno en la Junta de Andalucía que saldrá elegido.

En Cádiz, la delegada del Gobierno de la Junta de Andalucía, Ana Mestre, quiere continuar en el cargo y tiene la confianza de Moreno pero no goza con el aval de Génova que ya también le ha avisado de las incompatibilidades, como en el caso de Bendodo: no puede ser presidente de un PP provincial y cargo de la Junta.

La vicesecretaria de Organización nacional del PP, Ana Beltrán, ha enviado esta semana una carta en la que recuerda que "los presidentes y secretarios generales provinciales e insulares del partido sólo son compatibles con cargos de representación institucional en corporaciones locales y provinciales, en parlamentos autonómicos y el Senado". Es decir, que la presidencia del PP de Málaga o de Cádiz podría no ser compatible con el cargo en la Junta. Pero para que esto suceda, "un cargo del partido puede elevar una queja en el Comité de Derechos y Garantías", que se tendrá que estudiar.

Carta que indica las incompatibilidades enviada por Ana Beltrán:

whatsapp-image-2021-03-05-at-130826.jpeg

En Almería tampoco se sucedieron los acontecimientos como esperaba la dirección nacional. Creían que la presidencia del PP almeriense la iba a ocupar el actual presidente de la Diputación, Javier Aureliano García, pero Gabriel Amat, en el cargo desde 2004 y cercano a Moreno ya ha avisado de que "se siento con ganas" de volver a presentarse aunque todavía tienen "que analizar muchas cosas".

Complicaciones en Castilla y León

Salamanca es el foco de los problemas en esa comunidad. El equipo de Alfonso Fernández Mañueco sospecha que desde la dirección nacional están intentando restarle poder presentando una candidatura alternativa en el congreso provincial de su lugar de origen.

Este grupo de "desleales" a Mañueco lo lidera la exdiputada provincial Chabela de la Torre y el senador Bienvenido de Arriba, que se llegaron a reunir con el secretario general del PP, García Egea, en la sede de Génova en Madrid. El presidente de Castilla y León no estaba al tanto de ese encuentro y desde su entorno también tratan de exculpar a Pablo Casado que creen que también "desconocía esa maniobra".

Por su parte, desde Génova niegan diferencias y ponen como ejemplos los congresos de Valladolid y Ávila, en los que habrá un candidato único pactado entre la dirección nacional y Alfonso Fernández Mañueco.

La traca final: la Comunidad de Madrid

No tiene fecha prevista en el calendario pero se espera que los congresos populares se cierren con el de Madrid en el primer trimestre de 2022. La polémica en esta cita también está servida. Para este congreso ya se habla de tres vías: la de la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso; la del alcalde de la ciudad, José Luis Martínez-Almeida y una intermedia que podrían liderar personas como la senadora Ana Camins, actual secretaria general del PP madrileño. Habrá que ver por cuál de las tres se decanta cuando llegue el momento Pablo Casado.

Desde la CAM prefieren no hablar por ahora de este asunto ya que "están centrados en la gestión de la pandemia" y no es el momento. Aunque tampoco niegan que a Isabel Díaz Ayuso le gustaría liderar a los populares en su región cuando se dé el momento.

Hay que recordar que el PP de Madrid está en manos de una gestora desde mayo de 2018, momento en el que se produjo la dimisión de Cristina Cifuentes. El entonces líder del PP, Mariano Rajoy, optó por una gestora que puso en manos del veterano Pío García Escudero.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Reloj LD