Menú

Otra denuncia por maltrato entre compañeros del PP catalán y crisis de liderazgo

Cesa el vicesecretario de Comunicación y Electoral, acusado por su expareja, la presidenta de NNGG en la región, de lesiones y maltrato habitual.

0
Cesa el vicesecretario de Comunicación y Electoral, acusado por su expareja, la presidenta de NNGG en la región, de lesiones y maltrato habitual.
Alejandro Fernández en la noche electoral del 14F. | EFE

El PP de Cataluña es un polvorín. A los malos resultados en las pasadas elecciones autonómicas hay que añadir una nueva denuncia en los juzgados. La presidenta de Nuevas Generaciones en Cataluña, Irene Pardo, acusa de maltrato a su expareja, Alberto Fernández Saltiveri, que ha sido cesado este mismo sábado de su cargo de vicesecretario de Comunicación y Electoral del PP catalán. En paralelo, el presidente del grupo municipal del PP de Barcelona, Josep Bou, cuestiona en público el liderazgo de Alejandro Fernández y su equipo. También lo han hecho en el seno de la ejecutiva los expresidentes del partido en Cataluña Alicia Sánchez Camacho y Xavier García Albiol.

La historia de Pardo y Fernández Saltiveri ha trascendido a través de Voz Pópuli, que detalla que la dirigente de las juventudes del partido presentó una denuncia en el juzgado el pasado 1 de marzo contra Fernández Saltiveri por un presunto delito de lesiones en el ámbito de la violencia de género y otro de maltrato habitual.

Fernández Saltiveri era el cuarto en el escalafón del partido en Cataluña y antes de ser cesado como vicesecretario de Comunicación y Electoral también lo fue como asesor del PP en la Diputación de Barcelona. Xavier García Albiol, responsable del grupo popular en el ente provincial, lo fulminó nada más conocer la denuncia de Pardo.

Fernández Saltiveri y Pardo estuvieron casados unos meses a caballo entre 2017 y 2018, pero la denuncia, de 31 páginas, aportaría pruebas y detalles sobre maltratos y agresiones no sólo en esos años sino también en 2019 y 2020. Figura un parte médico sobre una fisura en la nariz que habría sido provocada por el denunciado tras arrastrar a su ex esposa por el suelo tirándole del pelo.

Pardo puso estos hechos en conocimiento del presidente del partido en 2020 y pidió en vano que su presunto agresor fuera cesado de sus cargos. Tras la denuncia, el jefe de gabinete de Alejandro Fernández trató sin conseguirlo de que Fernández Saltiveri dimitiera voluntariamente.

Y una supuesta agresión sexual

A este episodio se une la renuncia del que fuera número dos del partido, Daniel Serrano, quien fue denunciado por una compañera de partido con la que mantuvo una relación sentimental por agresión sexual. Según la denunciante, al poco de comenzar las relaciones sexuales, Serrano habría mostrado un comportamiento violento y le habría causado hematomas en los brazos y en un pómulo. La mujer alega que al principio consideró que ese comportamiento era excepcional, pero su impresión cambió cuando en noviembre de 2016 el imputado la habría forzado de manera violenta "sin consentimiento ni acuerdo previo". El asunto trascendió a las puertas de la pasada campaña electoral y el partido obligó a Serrano a dimitir.

Ambos casos junto a los malos resultados electorales erosionan el liderazgo de Alejandro Fernández, cuestionado también en Génova a pesar del protagonismo de Pablo Casado en la campaña y de que sus declaraciones censurando la actuación policial durante el golpe de Estado separatista se consideran determinantes para explicar la caída del PP en Cataluña.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Historia