Menú

El "fanatismo sectario" de Irene Montero provoca repulsa: "No la quieren ni las feministas"

8-M. Hace un año, una manifestación dirigida desde el gobierno sirvió para que un virus asesino se pusiera las botas.

0
8-M. Hace un año, una manifestación dirigida desde el gobierno sirvió para que un virus asesino se pusiera las botas.
EFE

El Mundo

"Vox sube mientras el 40% de los votantes del PP reprueba la línea de Pablo Casado". Empieza bien la semana Casado, no levanta cabeza. El editorial saca tres consecuencias de la encuesta. "La primera es el recrudecimiento de la pugna en el bloque del centroderecha, que se salda con una tendencia en ascenso por parte de Vox. La segunda es que, como consecuencia de la consolidación de la fragmentación en este espectro electoral, PSOE y Podemos estarían en condiciones de reeditar un Gobierno bipartito al disponer de la baza del pacto con fuerzas minoritarias y separatistas. Y la tercera es la desconfianza generada entre los propios votantes del PP alrededor del liderazgo de Pablo Casado". "Es significativo que más del 40% de los votantes del PP desaprueben la labor de oposición de su propio partido". Es un desastre. "Resulta crucial, no solo para las siglas que dirige sino para la democracia, que Casado sea capaz de ahormar una alternativa sólida al caótico, irresponsable y kamikaze Gobierno de socialistas y populistas", suplica. Pues tratar a patadas a tus socios y a los medios que te han apoyado no parece la mejor forma de hacerlo. Ya hasta nos conformaríamos con que Sánchez nos quitara a Iglesias de encima.

Federico Jiménez Losantos conmemora el nefasto aniversario de la bomba vírica del 8-M. "Hace un año, el Gobierno socialcomunista, apoyado por casi todos los medios de comunicación audiovisuales y por una prensa tomada por progres finústicos y comunistas de salón, se burló en la calle del covid-19 y proclamó que el machismo mata más que el coronavirus".

"Tal día como hoy, Ayuso y Cayetana dijeron que no irían al infectódromo. Queda sólo Ayuso, pese a la sucia campaña mediática machista del rojerío, incluso aquí". Ayuso debería empezar a pensar en ir a los juzgados. "Un año después, hay cien mil muertos y siete millones de parados más". Y el bicho sigue ahí.

El País

"El feminismo aparca sus diferencias en el 8M de la pandemia". No hay diferencias en el feminismo. Hay feministas y podemitas, que son dos cosas diferentes.

El País es el periódico de papel que encabeza "la sucia campaña mediática machista" contra Ayuso. Hoy celebra especialmente el Día contra esa Mujer.

En sus páginas se pueden leer hoy cosas como esta. Almundena Grandes: "La culpable de que Madrid tenga las peores cifras de la Península es Díaz Ayuso". Cataluña y la Comunidad Valenciana han encabezado durante meses el ranking de infecciones y no se ha visto a esta podemita sectaria acusar a Puig o al Gobierno catalán.

Marta Sanz, otra sectaria. "Ahora nos lanzan otro pedrusco: la Comunidad de Madrid que solo se preocupa de la salud de sus habitantes cuando hay que salvarlos del virus feminista". Mira bonita, que no te enteras, las manifestaciones las ha prohibido el delegado del Gobierno, José Manuel Franco, que es del PSOE.

Pero no solo apesta el machismo entre las mujeres de El País. Juan Luis Cebrián le toma el relevo al machista Jorge M. Reverte, ese al que le ponen las mujeres cabreadas, qué guapa estás cuando te enfadas. "La resistencia de Ayuso frente a la Moncloa y el resto de las comunidades autónomas a la hora de aplicar cierres perimetrales es imitada, casi simétricamente, por la alcaldesa socialista de París, Anne Hidalgo, frente a las decisiones del Gobierno Macron. En ambos casos se amenaza con sacrificar la salud de miles de madrileños y parisienses a las ambiciones políticas de sus gobernantes". Hay que ser muy machista para decir eso precisamente el día en que conmemoramos el aniversario de la bomba vírica que lanzó el gobierno socialcomunista sobre la capital con una manifestación en la que se infectaron todas sus cabecillas. El Gobierno tiene sobre su conciencia 23.000 muertos.

El editorial dice muchas tonterías, como que "el covid ha afectado mas a las mujeres que a los hombres", que la pandemia "ha provocado un grave retroceso en la igualdad entre hombres y mujeres", o que "el confinamiento y el teletrabajo han convertido los hogares —espacios tradicionales para la explotación de género— en lugares aún más imposibles para la conciliación, volviendo a depositar en las mujeres la mayor carga de la responsabilidad en las labores de crianza y educación, en el cuidado del cuerpo de los otros y en el suministro del apoyo emocional derivado de las tensiones de la pandemia". Chorrada tras chorrada sin aportar un solo dato. Lo que no dice es que hoy, hace un año, el Gobierno nos mintió y lanzó a la población a las calles a sabiendas de que circulaba un virus mortal.

ABC

"El 8-M de 2021 se ha convertido nuevamente en una fuente de polémicas, pero, a diferencia de otros años, es la propia izquierda la que ha generado tensiones y divisiones en el seno del feminismo", dice el editorial. Y es que la niñata pija Irene Montero es "un auténtico desdoro para el feminismo".

La mujer del vicepresidente se ha puesto histérica porque el Gobierno del que forma parte ha prohibido las manifestaciones en Madrid. "Ha pesado mucho el recuerdo de las multitudinarias manifestaciones del año pasado, casualmente celebradas el día antes de que el Ejecutivo central descubriera la gravedad de la pandemia de la covid-19". Hombre, se cargaron a 23.000 personas, es para pensárselo.

"Al discurso de Montero y de sus seguidoras le falta coherencia con la realidad de las mujeres en España, y esto explica que su mensaje sea el de confundir el feminismo real con el activismo ideológico". ¿Coherencia? Amos, no me jorobes, Podemos —o sea, Iglesias, su pareja y el mayordomo Echenique— son la incoherencia personificada. Cabalgar contradicciones, que dijo el moñas. Él va a galope tendido.

"El feminismo real ha dado paso al negocio feminista, que es el que practica el Ministerio de Igualdad, con polémicas que solo buscan justificar su propia existencia (y su política de subvenciones), aun a costa de diluir la causa feminista en el movimiento transgénero, por ejemplo, o de presentarse con la intolerancia de unas puristas que las verdaderas feministas, las que se preocupan por la mujer, no aceptan".

A las autenticas feministas les entran ganas de darle de bofetadas cuando abre la boca. Anda niñata, cierra la boca, tu qué sabrás de feminismo si no has dado golpe en tu vida y estas donde estas por ser la novia de quien eres.

Ignacio Camacho señala que "el 8-M de 2020 pesará siempre como la primera gran mentira gubernamental en la crisis del covid: la de la infravaloración irresponsable y sesgada del riesgo". "Allí comenzó el monumental engaño de Estado que aún hoy sigue latiendo en el estéril maquillaje oficial de la cifra de muertos y en la hueca propaganda optimista sobre las vacunas que cada día desmienten los hechos. Embuste tras embuste, fracaso tras fracaso, encubrimiento tras encubrimiento". Eso es lo que celebramos hoy.

La Razón

"El 75% de las mujeres apoya prohibir las marcha". También Francisco Marhuenda se lía a bofetada limpia contra Irenita y su pandi. "Las críticas son ridículas y el contenido de la jornada sobre 'Poder feminista' organizada ayer por Podemos muestra el fanático sectarismo que preside a la organización comunista y antisistema".

"Irene Montero decía ayer que 'el principal enemigo a batir' es la derecha. Está claro que las mujeres del centroderecha, con una excelente formación y una trayectoria profesional y política, son menos mujeres que las amazonas de Podemos que sí saben lo que hay que hacer para avanzar en el terreno de la igualdad. Es un insulto a la inteligencia". No se puede insultar a la inteligencia de la marquesita consorte, solo tiene serrín en el cerebro.

"El adanismo de los podemitas resulta grotesco y sus ataques contra las mujeres del centroderecha muestra que viven en un mundo de pijo-progres disociado de la realidad". Concretamente en un casoplón en Galapagar, con una pisci estilo lago, caseta de invitados, una tinaja en el jardín, niñeras pagadas con dinero público y un ejército de policías a su servicio personal.

"Hace muchos años que hay vicepresidentas, ministras, presidentas de comunidades, consejeras, alcaldesas, magistradas, catedráticas… no era necesario que llegara Podemos con unas simplonas arengas que demuestran que no representan a las mujeres, sino a las intransigentes y sectarias". Lo peor es que te hacen avergonzarte de ser mujer.

Como dice Ángela Vallvey, desde que llegaron Irene y su pandi, el 8-M "se ha convertido en algo conflictivo, irascible, áspero y amargo. Distintas corrientes de feminismos han colisionado en enfrentamientos tan duros, fanáticos e intemperantes que llegan a producir rechazo, cuando no lástima. Conozco a mujeres que han sido acosadas, humilladas, regadas con orines, escupidas en manifestaciones". La marquesita podemita se ha cargado el feminismo.

Como dice el editorial "a Irene Montero no la quieren ni las feministas". Se queda corto. La mayoría de las mujeres la detestan. A las mujeres no les gustan las pijitas gritonas que han llegado al poder por la vía que todos conocemos bien.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Reloj LD