Menú

Irene Montero, "ministra en razón de su medro conyugal", reparte "carnés de buena feminista"

8-M a garrotazos. Irene Montero logra un hito impensable en una ministra de Igualdad: que las mujeres la aborrezcan.

0
8-M a garrotazos. Irene Montero logra un hito impensable en una ministra de Igualdad: que las mujeres la aborrezcan.
Pablo Iglesias e Irene Montero | Cordon Press

El Mundo

"Todos los partidos reprochan a Irene Montero que Igualdad ignore la agenda común de las mujeres". La mujer del vice ha convertido el feminismo en un campo de batalla. Lo que no consiga Podemos. "Ninguna ley ha salido de su vientre", dice Marisa Cruz. Pues mira, eso es de agradecer, el día que las leyes salgan de los vientres, apañados vamos. "La polémica las ha ahogado desde el mismo momento que sus borradores vieron la luz y ahí se mantienen, sumidas en el charco de las discrepancias y alimentando el enfrentamiento". Y es que la señora marquesa es una tirana y una mandona de rompe y rasga y no la aguantan ni en Podemos. "Militantes de Podemos e IU firman manifiestos contra la ley Trans de Irene Montero. Se ha impuesto una posición única e inamovible. Los textos denuncian la ausencia de debate interno y la "imposición" de ideas "diametralmente contrarias a los intereses de las mujeres". Como se pongan tontos les achucha a su macho alfa. A Pablo vais, no sabéis quién es mi hombre.

"El 8-M volvió a verse lastrado por la polémica, empañado por la voluntad de la izquierda de instrumentalizar un movimiento que debería ser inclusivo, apartidista y transversal", dice el editorial. "Los conatos de enfrentamiento en la reducida concentración de Madrid, y en otros actos llevados a cabo ayer en distintas capitales, revelan el clima de polarización que se ha apoderado del feminismo". Lo que pasa con todo lo que tocan Podemos y Sánchez. "El Gobierno de PSOE y Podemos, en lugar de echar leña al fuego de la crispación, debería centrarse en políticas efectivas." ¿Y qué sería de la banda de Sánchez sin bronca constante? Viven de eso.

Jorge Bustos dice que "las españolas que con motivo e inteligencia militan en la causa vigente de la reducción de las discriminaciones asisten atónitas al espectáculo de su invisibilidad en provecho de una élite activista". "Al proceso de regresión infantil de su autonomía sexual tutelado por un puritanismo de antorcha que insulta su discernimiento y perpetúa todo aquello contra lo que sus abuelas lucharon. A la broma de una ministra de Igualdad que lo es en razón de su medro conyugal". Pues sí, estamos atónitas, incluso las que no militamos en nada, porque no somos muy de militar, estamos estupefactas.

Leyre Iglesias tiene la "incómoda sensación de que las mujeres europeas reivindicamos con más victimismo la igualdad cuando mayores cotas de igualdad hemos alcanzado". Cuánto daño ha hecho el metoo. "El feminismo español del siglo XXI consiste en lloriquear por el color de los juguetes o destinar millones a estudiar el uso del lenguaje inclusivo". Irene Montero, "con su infantil radicalismo está dañando la auténtica batalla feminista. No sólo no ayuda a las mujeres: las está perjudicando. Por ello es un acto feminista decir hoy que ese daño, en algún momento, debería dar que pensar al presidente". Ver a las feministas pidiendo ayer la dimisión de la ministra es para hacérselo mirar.

El País

El País se hace el sueco con la bronca provocada por la pareja de Iglesias. "El feminismo cambia marchas masivas por símbolos en el 8-M". Todo muy lúdico y festivo ocultando el enfrentamiento que ha sembrado Irene. Lo único que llama la atención es que hoy no hay ningún artículo machista contra Ayuso.

El periódico tiene hoy otras preocupaciones. "La Eurocámara se inclina por retirar la inmunidad de Puigdemont con el apoyo del PSOE y el rechazo de Podemos". ¿Y dónde está la novedad? Sánchez conocía la postura de Iglesias sobre los golpistas antes de pactar con él. Ya lo dijo en campaña: "¿Os imagináis, amigos, esta crisis en Cataluña, con la mitad del Gobierno defendiendo la Constitución y la otra mitad del Gobierno, con Podemos dentro, diciendo que hay presos políticos en Cataluña y defendiendo el derecho a la autodeterminación en Cataluña?". A cualquiera se le caería la cara de vergüenza. Con Sánchez no hay peligro, no tiene.

ABC

"El 8-M se fractura por el covid y las polémicas en Igualdad". Luis Ventoso cuenta que ayer hizo un repaso por los diarios internacionales, que le dedicaban un pie de foto al Día de la Mujer Trabajadora, mientras aquí le dedicaban especiales y horas y horas de televisión. "El 8-M español no va tanto de defender los derechos de las mujeres como de señalar y excluir a la derecha. Por eso muchas de sus pancartas lucen lemas de denuncia del fascismo, ideología absolutamente residual en España, que no existe en nuestra política convencional y que no gobierna en lugar alguno (lo que sí sufrimos es a la extrema izquierda, incrustada en el Gobierno y crecida en la calle con brotes borrokas)", dice con más razón que un santo.

"Nuestro 8-M no va de defender a las mujeres en su conjunto. Va de defender tan solo la visión de la mujer de Podemos y el PSOE". Hemos llegado a tal disparate que ahora un montón de tíos en tertulias o artículos llaman machistas a la mujeres que no se inclinan ante la ministra consorte.

"Los fastos del 8-M concluyen con una decepción. Nos ha fallado la ministra Irene Montero. Esperábamos de ella el definitivo gesto feminista: una renuncia a todos sus cargos, como denuncia simbólica de que una mujer no puede medrar jamás merced a la más evidente, patriarcal y retrógrada promoción digital de su pareja". ¿Y quién sería ella sin su pareja?

Isabel San Sebastián le da un buen repaso a la niñata pija de Galapagar. Hay "feministas de obra y feministas de boquilla. Feministas recién llegadas a la batalla, con sueldazo y niñera a cargo del contribuyente, y luchadoras veteranas, que tuvieron (tuvimos) que vencer incontables trabas culturales y a veces también legales para poder conciliar trabajo, independencia y familia. Feministas libres y otras sometidas a la dictadura de lo políticamente correcto. Lo que constituye un ejemplo único en el mundo democrático es que la expendedora oficial de carnés de buena feminista resulte ser la pareja del vicepresidente del Gobierno. Para ese viaje, la verdad, no necesitábamos alforjas". No, esa forma de lograr un puestecito no precisa de muchas luchas. Todas sabemos lo único que se necesita.

La Razón

El periódico de Planeta parece El País en sus buenos tiempos. Bárcenas, Bárcenas, Bárcenas. Páginas y páginas dedicadas a un tema que está tan sobado que solo le interesa a la izquierda para cargarse al PP y, al parecer, a los mandamases de Atresmedia suponemos que por alguna venganza personal.

Y tras ese machaque diario y continuo con las cosas que dice Bárcenas, dice el editorial que "es necesario que la nueva dirección popular se desprenda de esa foto fija de Bárcenas". Pero que los antiguos dirigentes, incluido su antes adorado Rajoy, no pueden ampararse en un "cómodo silencio, mientras quienes hoy dirigen los destinos del partido, muchos enfrentados a desafíos tremendos de gestión, permanecen bajo el bombardeo". El bombardeo de Atresmedia, concretamente. Parece que los dueños de La Razón tienen cuitas personales con el PP. A ver si lo resuelven pronto, porque sus lectores, mayormente votantes del PP, van a salir huyendo.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Reloj LD