Menú

Muere Julen Madariaga, uno de los fundadores de ETA, y EH Bildu lo despide con elogios

Fundó Ekin, el embrión de ETA, y luego participó en la fundación de la banda. Se distanció del terrorismo tras el asesinato de Ordoñez y fundó Aralar.

0
Fundó Ekin, el embrión de ETA, y luego participó en la fundación de la banda. Se distanció del terrorismo tras el asesinato de Ordoñez y fundó Aralar.
Julen Madariaga, fundador de ETA. | EFE

Julen Madariaga Aguirre, uno de los fundadores de la organización terrorista ETA, ha fallecido en la madrugada de este martes a los 88 años debido al cáncer que venía padeciendo desde hace algunos años, según han informado varios medios regionales del País Vasco. Hacía tiempo que se había apartado de la política diaria y también había dejado de participar de forma activa en casi cualquier tipo de acto público.

Nacido en octubre de 1932, fue uno de los fundadores de EKIN, el grupo político nacido a principios de la década de los cincuenta que, tras una fusión temporal con EGI —las juventudes del PNV—, terminó desembocando en 1959 en ETA. En ese proceso de fundación de la banda terrorista estuvo acompañado por José Luis Álvarez Emparanza Txillardegi, José María Benito del Valle, José Manuel Aguirre, Rafael Albizu, Alfonso Irigoien e Iñaki Larramendi.

Fue uno de los líderes de la banda terrorista, llegando a ser juzgado en rebeldía en los años 70 en el conocido como Proceso de Burgos, en el que el Régimen de Francisco Franco juzgó a más de una veintena de integrantes de ETA. Con la llegada de la democracia, dejó la primera línea de la banda armada para convertirse en uno de los líderes de Herri Batasuna, el brazo político de la organización criminal. Durante muchos años defendió desde esa opción política el uso del terror.

En 1988 fue detenido en la operación Sokoa, la cooperativa que era en ese momento la gran fábrica y depósito principal de las armas de ETA. La policía francesa encontró en el domicilio que tenía en el sur de Francia varias herramientas para armas como bazokas y se le acusó además de ser uno de los intermediarios para que la banda terrorista recibiese imanes de gran potencia que eran utilizados para fijar las bombas-lapa. Cumplió un par de años en prisión y salió de la misma en 1991.

A su regreso a España se instaló en Bilbao para asociarse en un despacho de abogados con Txema Montero, quien fuera otro importante dirigente de Herri Batasuna. Madariaga se fue alejando de la actividad criminal de ETA durante esa década de los 90, abandonando HB en 1995 después de que el que era su partido político se negara a condenar el asesinato de Gregorio Ordoñez, que era portavoz del PP en el Parlamento vasco y el ayuntamiento de San Sebastián.

En 2001 fue uno de los nombres que avaló la fundación de Aralar, la escisión de HB que condenaba el terrorismo y empezó a pedir de forma tímida la disolución de ETA, y que fue liderada por Patxi Zabaleta, abogado de Pamplona y hasta ese momento uno de los hombres fuertes de HB en Navarra. En 2006 fue detenido por orden del juez Fernando Grande-Marlaska por su relación con la red de extorsión de ETA —operación que sustituyó a la que no se pudo realizar por el chivatazo a la banda—, ya que colaboraba con los extorsionados a la hora de negociar los pagos a ETA.

EH Bildu elogia a Madariaga

El fallecimiento de Madariaga ha provocado este martes las normales reacciones en EH Bildu, la coalición electoral en la que se integra tanto Aralar como el antiguo brazo político de ETA —los herederos de HB, Euskal Herritarrok y Batasuna—. Uno de ellos ha sido el de Arnaldo Otegi, que ha destacado el supuesto compromiso de Madariaga con la libertad de nuestro pueblo —en alusión al supuesto e inexistente ‘pueblo vasco’—.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD