Menú

Iglesias incumple el código ético de Podemos al cobrar una indemnización de 5.300 euros al mes

El candidato a la presidencia de la Comunidad de Madrid se salta el articulado del código ético que él mismo ratificó en marzo de 2020.

0
El candidato a la presidencia de la Comunidad de Madrid se salta el articulado del código ético que él mismo ratificó en marzo de 2020.
Pablo Iglesias, candidato de Podemos a la presidencia de la Comunidad de Madrid | EFE

El pasado miércoles salió a luz que Pablo Iglesias había decidido solicitar la indemnización de 5.316,4 euros al mes que le correspondería por haber sido vicepresidente segundo del Gobierno de España entre el 13 de enero de 2020 y el 31 de marzo de 2021.

Entonces, fueron muchos los que les recordaron la multitud de ocasiones en las que él mismo había arremetido contra aquellos políticos que decían gozar de dichos privilegios. Sin embargo, tal y como adelanta Vozpopuli, esta prestación compensatoria no sólo choca con el discurso de Podemos, sino también contra su propio Código Ético.

El apartado XII.8 del texto aprobado en 2017 durante Vistalegre II y ratificado en el congreso de marzo de 2020 determina para los miembros del partido "la obligación de no percibir ninguna remuneración ni cesantías de ningún tipo una vez finalizada su designación en el cargo".

Según determina el propio articulado, este Código Ético incumbe a "todas las personas titulares de cargos designados por Podemos en cualquier órgano de las Administraciones Públicas o de cualquiera de sus entes instrumentales", por lo que Pablo Iglesias también estaría obligado a cumplir sus postulados.

El Código Ético -que se puede consultar libremente en la web de la formación- entró en vigor en mayo de 2020 después de la celebración del tercer Congreso del partido, convocado expresamente en esa fecha para aprovechar la entrada en el Gobierno.

Con motivo de esta cita, Podemos modificó varios puntos de su código ético, como el relativo a la limitación de los tres salarios mínimos o la ampliación del límite de mandato. Sin embargo, mantuvo esa obligación de no cobrar "ninguna remuneración ni cesantías".

La sorprendente explicación de Iglesias

Tras la polémica suscitada tras conocer que Iglesias había decidido solicitar esa indemnización de 5.300 euros al mes, el ahora candidato de Podemos a la presidencia de la Comunidad de Madrid intentó acallar las críticas con un sorprendente argumento: "Hay algunos que piensan que nosotros no tendríamos derecho a lo mismo que el resto que ha estado antes en posiciones de gobierno, y hay que entender que eso no puede ser".

En declaraciones a TVE, Iglesias llegaba incluso a indignarse ante las preguntas de la entrevistadora: "Sólo faltaría que los diputados de Unidas Podemos tuvieran que tener un sueldo diferente al resto de diputados o lo mismo con los ministros".

Lo que decía antes

En ese momento, Mónica López no tuvo a bien recordarle todas las ocasiones en las que el líder de Podemos criticaba que los diputados o los ministros "se metan en la cuenta 6.000 euros". Libertad Digital, sin embargo, recopiló algunas de las declaraciones que, a tenor de lo conocido, resultan cuanto menos sorprendentes:

  • "Sería de vergüenza que nosotros elegidos por los ciudadanos dijéramos: al tiempo que usted va a cobrar 645 euros que es el salario mínimo yo voy a cobrar 8.000 euros. Usted es casta."
  • "A usted le parece normal que un eurodiputado cobre más que un cirujano de la sanidad pública, que cobre más que un catedrático de universidad, que un inspector de hacienda, que un funcionario de nivel A. Es decir, tienen unos sueldos que les colocan en una posición en el que viven en una suerte de palacio de cristal que les aísla del resto de ciudadanos"
  • "No puede ser que hayamos llegado aquí de una manera y salgamos de aquí con unos hábitos completamente distintos. Y permanentemente tenemos que estar atentos, porque la seducción de la moqueta es enorme"
  • "En términos absolutos 3.500 euros no me parecen una barbaridad, pero si la mayoría de mis ciudadanos están cobrando 1.000, nosotros tenemos que ser un ejemplo. Y es verdad que no soluciona los problemas, pero eso es una actitud. Es una forma de decir: mientras en mi país la mayor parte de la gente no se puede ir de vacaciones y no cobra más de 1.000 euros, yo no puedo cobrar 4.000".

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot